lunes 17 de mayo de 2021
POLICIA Tensión en Cañuelas
18-08-2020 15:49

Relatos salvajes: tomó rehenes en una escribanía porque no le querían devolver una escritura

Con una cuchilla amenazó con matar a la hija de la escribana pero una hora después se entregó tras negociar con un grupo especial de la Policía.

18-08-2020 15:49

Lo que pasó en la mañana de este martes en la ciudad de Cañuelas fue una escena más de una sociedad que tan bien retrató en el cine la película Relatos salvajes. Cansado de las trabas y demoras en la entrega de la escritura de un campo, un hombre de 59 años tomó como rehén a la hija de una escribana y amenazó con matarla si no atendían su reclamo.

El caso ocurrió a las 10 de la mañana en la escribanía Lamarca, ubicada en la calle Libertad al 700, y generó un enorme revuelo en el centro de Cañuelas.  

Héctor Sierra, de nacionalidad uruguaya, llegó decidido a terminar con un conflicto que supuestamente llevaba varios años. Después de increpar a todos los presentes redujo con una enorme faca a una de las hijas de la dueña, identificada como Julieta.

Berni y el caso Astudillo Castro: “La jueza nunca determinó vínculos con la policía"

No sólo pidió que le entregaran la escritura de un campo sino que además reclamó ser atendido por el gobernador de la Provincia, Axel Kicillof, y el presidente de la Nación, Alberto Fernández.

“Decía que la escribana Lamarca le estaba reteniendo desde 1997 la escritura de un campo de su propiedad ubicado en Marcos Paz y pedía a los gritos hablar con el gobernador, el presidente y los medios de comunicación”, explicó un vocero del caso, según indicó el sitio InfoCañuelas.

En medio de los gritos y el caos, un familiar del esc0ribano consiguió salir y corrió hasta la comisaría 1°. En pocos minutos, llegó personal del Grupo Apoyo Departamental (GAD) y Halcón. Rodearon la zona, cortaron la calle e iniciaron las negociaciones con Sierra.

2020 18 08 Cañuelas Toma de Rehenes escribanía
Héctor Sierra, uruguayo de 59 años, fue detenido con tres armas blancas (Foto: InfoCañuelas). 

El hombre explicó sus motivos pero recién una hora después recapacitó, soltó la faca y decidió entregarse. La fiscal Norma Pippo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción Descentralizada (UFID) N° 2 de Cañuelas, pidió su detención y lo imputó por el delito de "privación legal de la libertad agravada por el uso de arma".

De acuerdo con los voceros, en su poder secuestraron la faca de unos treinta centímetros de hoja, dos navajas y un viejo teléfono celular.

Una ambulancia del SAME asistió en el lugar a la hija del escribano, que no sufrió lesiones pero se encontraba en estado de shock. 

LN CP