Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 14 de noviembre de 2019 | Suscribite
POLICIA / Necochea
jueves 3 octubre, 2019

Atropello, mató y lo perdonaron: el caso del joven arrepentido y la decisión del juez

Durante el juicio, los hijos de la víctima de 82 años, lloraron y abrazaron al acusado que también se quebró ante ellos.

Galería de imágenes


Fotogalería
El acusado lloró, y los hijos de la víctima lo abrazaron y lo perdonaron. Foto: Twitter /@MarioJuliano
jueves 3 octubre, 2019

Gonzalo Márquez es un motociclista que atropelló y mató a una jubilada de 82 años en Necochea. Durante el juicio por el hecho se vivió una situación poco normal, cuando los hijos de la víctima abrazaron y perdonaron al acusado. La historia se conoció por el juez que intervino en la causa, quien contó en Twitter los detalles de lo que le tocó vivir. 

El hombre afrontaba un juicio donde los familiares de la mujer fallecida, llamada Elvira Díaz, esperaban una condena de cárcel efectiva. Pero, el llanto y pedido de disculpas de Márquez los hizo cambiar de parecer. Al terminar la audiencia además, tuvieron otro gesto al acercarse y abrazarlo. 

Sergio Díaz, uno de los hijos de la jubilada, se refirió a lo acontecido en el tribunal: "Nos parecía injusto meter en cana a alguien que se había arrepentido", precisó. En ese sentido, contó que tanto él como su hermano se encontraban dolidos y enojados por el accidente donde perdió la vida su madre.

juicio necochea 1 10032019
Gonzalo Márquez durante el juicio. Detrás, los hijos de la víctima sentados, escuchaban sus disculpas. Foto: Twitter /@MarioJuliano

El hecho ocurrido el 4 de enero de 2015 en el cruce de la avenida 59 con la calle 50, en la localidad balnearia. En esa jornada, el motociclista embistió a la jubilada. Tras el hecho, se quedó con ella y estuvo 20 horas en el hospital acompañándola hasta que llegó un familiar al hospital. 

El perdón de los hijos de la mujer hacia Márquez comenzó a gestarse poco antes del juicio, cuando el abogado del acusado se acercó a ellos para decirles que su cliente quería tener una charla con ellos. "Dejando de lado la pena que le tocara, nos quería pedir perdón. Nos dijo que su vida había cambiado mucho desde el día del accidente, que tenía pesadillas y mucha culpa", agregó Díaz sobre ese encuentro. 

Manejó borracho, atropelló y mató a un motociclista que resultó ser su primo

Asimismo, resaltó la actitud del hombre después del accidente. "El se quedó en el hospital para esperarnos y pedirnos perdón. Le entregó al médico una medalla que era de mi mamá. Yo no me lo crucé porque llegué un día después y empecé a reconstruir lo que había pasado". Por ello, acotó: "Uno con sus 58 años ya tiene una lectura gestual de cuando alguien te miente o es sincero. No teníamos dudas de que nos decía la verdad". Y completó: "Que busquemos Justicia no significa que busquemos venganza".

Ante la situación, el juez a cargo de la causa, Mario Juliano, les propuso entonces que se realice un juicio abreviado con una pena de 3 años de prisión de ejecución condicional y una prohibición de manejar por el mismo tiempo, algo que todos aceptaron. Al finalizar la lectura, los hijos de la mujer se levantaron de sus sillas y se acercaron hacia Márquez para abrazarlo y todos rompieron en llanto.

El magistrado además, pidió disculpas en nombre del Poder Judicial por los casi cinco años de demora ante un caso que no necesitaba más tiempo de investigación. En su cuenta de Twitter además, el 30 de septiembre dio detalles de cómo fue el paso a paso para lograr llegar a esa resolución.

Estoy a cargo del Juzgado Correccional. El secretario me avisa que tengo un debate por un homicidio culposo en un accidente de tránsito. Me dicen que los familiares de la víctima quieren una pena de efectivo cumplimiento, que están muy enojados, que no quieren ningún acuerdo pic.twitter.com/Jv5ZdGbi2l

— Mario Juliano (@MarioJuliano) September 30, 2019

"Estoy a cargo del Juzgado Correccional. El secretario me avisa que tengo un debate por un homicidio culposo en un accidente de tránsito. Me dicen que los familiares de la víctima quieren una pena de efectivo cumplimiento, que están muy enojados, que no quieren ningún acuerdo. Entro a la sala de audiencias y veo a un imputado muy conmocionado. Le pido sus datos y se larga a llorar. Llamo a los abogados a mi despacho, les pregunto si no ven la posibilidad que imputado y familiares tomen contacto personal: me dicen que sí", aseguró en su relato.

Luego, prosiguió que cuando se produjo el encuentro y el imputado comenzó a llorar y pedirles perdón a los familiares: "Los hijos de la víctima lo miran. Toma la palabra uno de ellos y cuenta cómo era la mamá. Luego de hablar un poco dice que acepta las disculpas, como su hermano", señaló al tiempo que añadió: "Salgo de la sala y me entero que uno de los muchachos se acercó al imputado, que seguía llorando y lo abrazó para consolarlo".

Al pasar a un cuarto intermedio, el juez contó que le informaron que habían llegado a un acuerdo de juicio abreviado: una pena de 3 años de prisión de cumplimiento condicional e inhabilitación para conducir por idéntico período. "Agradezco las enseñanzas que nos dejaron, que nos hacen mejores personas y mejor sociedad", concluyó como enseñanza.

F.D.S./FeL


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4813

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.