jueves 30 de junio de 2022
POLICIA gatillo fácil

Familiares de Lucas y Luciano se unieron para pedir "terminar ya" con la violencia policial

El abuelo de Luciano y la mamá de Lucas compartieron una entrevista radial: "Lo que pasó con Luciano es como volver a vivir lo de mi hijo".

12-12-2021 17:00

Los familiares de Lucas González y Luciano Olivera, dos jóvenes que murieron en el último tiempo al ser baleados por efectivos de la policía de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, pidieron que la violencia policial “termine ya".

"Fue una injusticia lo que pasó. La Policía no avisó ni nada, sino que vinieron los chicos corriendo a la casa de la madre a avisarnos", contó Carlos, el abuelo del joven, en diálogo con el programa El Gíglico que se emite por Radio Rivadavia.

Su abuelo denunció además que su nieto fue baleado a la 1:30 de la madrugada, mientras que "recién a las 3 de la mañana pidieron ayuda a la ambulancia", por lo que puso en duda el accionar de los policías durante esa hora y media.

Luciano, de 16 años, murió de un disparo en el tórax cuando volvía de jugar a la pelota y se encontró con un control policial sobre la avenida 9, entre las calles 32 y 34, en Miramar. Por el hecho quedó detenido Maximiliano González, un oficial de la Policía Bonaerense, quien declaró que “se le escapó el tiro”.

Caso Luciano Olivera 20211210
Luciano Olivera, de 16 años. 

Quién era Luciano Olivera, el joven futbolista asesinado por policías en Miramar 

Carlos aseguró que al adolescente le dispararon a matar: "Cuando lo dan vuelta ven que tiene el tiro en el pecho y que estaba lleno de sangre", dijo.

La tía de la víctima había contado días atrás que el policía imputado en el caso vive a solo cinco cuadras de la casa que habita la familia y que su sobrino "se asustó" al ver el control porque no tenía registro para conducir la motocicleta en la que circulaba. 

A la entrevista radial también se sumó Cintia, la madre de Lucas González, el joven de 17 años que fue asesinado hace unas semanas por la Policía de la Ciudad. Ambos casos, de chicos de casi la misma edad, sucedieron en muy poco tiempo y en los dos asesinatos hay policías implicados por “gatillo fácil”.

"Lamento en el alma lo que pasó con Luciano. Es como volver a vivir lo de mi hijo", aseguró Cintia entre lágrimas. "Nos mataron a nosotros también", dijo la mujer sobre la difícil situación que atraviesa su familia, al tiempo que pidió: "Esto tiene que terminar ya". Cintia relató además que cada día a la hora de levantarse espera volver a ver a su hijo: "Todos los días busco a Lucas".

Lucas Gonzalez 20211118
Lucas González, el joven futbolista asesinado por policías en Barracas.

Crimen de Lucas González: pidieron detener a 8 policías por "encubrimiento agravado" 

Lucas recibió un tiro en la cabeza que le provocó la muerte poco después, cuando él y sus amigos fueron interceptados por policías de la ciudad que estaban de civil participando de un operativo antinarcóticos, y les dispararon cuando los jóvenes, asustados al pensar que les querían robar, intentaron huir.

En el día de ayer, el fiscal de instrucción 32 Leonel Gómez Barbella solicitó la ampliación de indagatoria para los seis policías ya detenidos por "encubrimiento agravado, privaciones de la libertad agravadas y falsedades ideológicas", a lo que ya accedió el juez Martín del Viso, que ordenó que se lleven a cabo el próximo lunes a partir de las 9.30.

Gómez Barbella pidió también la detención inmediata del comisario inspector Daniel Santana; del comisario Rodolfo Ozan; del subcomisario Ramón Chocobar; de los principales Teresa Scorza y Damián Lobos; del oficial mayor Santos Ochoa; del oficial primero Ernesto Martínez y del oficial Sebastián Baidon.

Según las pruebas reunidas por el fiscal, a estos últimos ocho efectivos les atribuye “haber hecho insertar datos falsos en las actuaciones labradas” por la Policía Federal Argentina (PFA), como así también las “privaciones ilegales de la libertad” a los tres sobrevivientes y la “alteración” de los rastros y pruebas”.


AG / ED