Soleado
Temperatura:
15º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 20 de septiembre de 2019 | Suscribite
POLICIA / una trama mafiosa
domingo 18 agosto, 2019

Historia de un clan: 'Dulce', el capo narco que jugaba paintball con policías amigos

Walter Abregú es el jefe de una banda familiar rosarina que creció al mismo tiempo que Los Monos. Estuvo diez meses prófugo. Esta semana detuvieron a dos de sus hermanos.

por Leonardo Nieva

Equipo. El jefe del clan fue fotografiado en 2013 después de practicar paintball en “Campo Félix”, un predio de Olivares. Un jefe policial pasó la imagen, pero nadie hizo nada. Foto: diario la capital

La narco banda rosarina Los Monos no cobró notoriedad a nivel nacional por su estructura, logística y poder de fuego, sino por la sangrienta disputa que libró con otro grupo que intentó monopolizar el negocio de la droga. En mayo de 2013, el crimen de Claudio “Pájaro” Cantero (29) profundizó la guerra y desató una ola de venganzas en Rosario. Hacía rato que los narcos dominaban las zonas más humildes de la ciudad, reclutaban gente y compraban voluntades policiales.

Walter Abregú (41), conocido por todos por el apodo de “Dulce”, creció en el barrio Fonavi de Parque Oeste y con el tiempo arrastró a casi toda su familia al negocio de la droga. Son pocos los familiares que no terminaron en la cárcel como él. Desde sus padres hasta su mujer pasando por su suegra, el yerno y el cuñado, entre otros.

Esta semana fueron arrestados Alexis Nicolás y Cristian Abregú, dos de los hermanos de “Dulce”. Llevaban cerca de un año prófugos de la Justicia. Siete días antes había caído él, después de permanecer oculto diez meses pese a figurar en la lista de los delincuentes más buscados de la provincia de Santa Fe y tener un pedido de recompensa de 500 mil pesos. En la casa de la calle Rivarola al 7000, en la zona oeste de la ciudad, donde fue capturado había montado un altar de San La Muerte al que le ofrendaba joyas de oro.

Guerra narco: el líder de Los Monos apuntó contra su rival

“Dulce”, quien en sus inicios se dedicaba a la piratería del asfalto, estaba siendo investigado por narcotráfico mucho antes que estallara la guerra que dividió a la ciudad. Tres meses antes de que lo acribillaran al “Pájaro” Cantero un comisario envió un informe a la Secretaría de Delitos Complejos de la Policía de Rosario que contenía una foto muy particular: el capo narco que estaban siguiendo había sido retratado junto a tres policías de la Agrupación de Unidades Especiales (AUE).

"Dulce" Abregú armó una estructura familiar para evitar traiciones, y el tráfico de su banda creció a partir de los contactos en las fuerzas de seguridad.

La imagen, que fue difundida por el diario La Capital de Rosario, había sido tomada en el “Campo Félix”, un predio de la localidad de Olivares donde practican paintball. Abregú había participado del “combate” junto a los policías Mariano Leiva, Fernando Acosta y Ariel Saucedo, y aparecía sonriente en la imagen que forma parte del expediente judicial.

Curiosamente ninguno de los efectivos fue sancionado ni investigado después de que las autoridades recibieron esa información. Tuvieron que pasar cerca de cinco años para que la Justicia actuara. Lo llamativo es que la denuncia había sido realizada por un comisario que meses después terminaría preso acusado de pasar datos confidenciales a Los Monos: Gustavo “Gula” Pereyra. Pereyra es uno de los 13 ex policías que llegó a juicio junto a los principales miembros de la narco banda y terminó absuelto.

juicio-monos-rosario-g-08-04-2018
Parte de la banda de Los Monos fue juzgada y condenada el año pasado en Rosario.

En la cárcel. Dos de los agentes que aparecen en la foto no solo no pertenecen más a la fuerza, sino que además están detenidos: Leiva fue arrestado el año pasado acusado de formar parte de la banda de “Dulce” y Acosta cumple una condena a seis años de prisión por integrar una organización delictiva que asaltó dos entidades bancarias.

Leiva negó los cargos, pero reconoció que él es uno de los hombres que aparece en la foto junto a “Dulce” Abregú y otras ocho personas. Sin embargo, aseguró que se trató de “una casualidad” y que no tiene trato con ninguno de ellos.

El sargento fue arrestado el 24 de octubre del pasado durante una serie de operativos que tenían como objetivo debilitar la estructura del clan Abregú: además de Leiva detuvieron a los padres de “Dulce”, su esposa, la suegra, una hermana y su pareja.

Según fuentes policiales consultadas por PERFIL, Abregú es considerado uno de los principales narcos de Rosario. Un capo que ganó terreno de la mano de Los Monos. De hecho, siguió y expandió el modelo de los Cantero: no solo porque armó una estructura familiar para evitar traiciones sino porque además, su gente cortaba la cocaína en varios sitios al mismo tiempo para evitar que un hipotético operativo policial detonara el negocio.

Como en los grandes cárteles colombianos, el tráfico de esta banda creció a partir de los contactos en las fuerzas de seguridad. Si algo siempre supo “Dulce” desde que decidió expandir el negocio fue que tener a un policía de amigo valía mucho más que diez soldados.

Con ellos de su lado obtenía información confidencial sobre los operativos que realizaban para estar alerta y descartar cualquier elemento de prueba que pudiera comprometerlo. “Dulce” sabía cómo seducirlos. Cuando lo detuvieron tenía preparado un bolso con cien mil pesos que supuestamente estaban reservados para coimear a los policías que intentaran arrestarlo. Sin embargo, esta vez el dinero no funcionó.

Pedirán más detenciones

La causa que investiga a la banda de “Dulce” Abregú no está terminada. Según fuentes del caso en las próximas horas podrían ordenarse más detenciones. Por eso las fuentes consultadas no quisieron adelantar los resultados de los últimos datos recolectados.

En dos semanas, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), bajo el mando de Alejandro Itzcovich, le asestó un duro golpe a la estructura con la detención de “Dulce”.

La caída del máximo cabecilla debilitó a las segundas y terceras líneas. Con la captura de los hermanos del capo los investigadores creen que el clan perdió operatividad, pero aseguran que todavía quedan peces gordos por pescar.

Desde octubre del año pasado, cuando “Dulce” fue declarado prófugo después de realizar 17 allanamientos, diez miembros de la organización permanecen detenidos, entre ellos, uno de los policías que posó con el capo narco rosarino en la foto más destacada que ilustra esta nota.

El caso

  • Walter “Dulce” Abregú está acusado de ser el líder de un clan narco que comercializaba cocaína en Rosario.
  • Lo detuvieron en la zona oeste de la ciudad después de permanecer prófugo durante diez meses. Hacía cerca de 14 años que estaba siendo investigados.

Dos de sus hermanos, Cristian y Alexis, fueron arrestados esta semana sospechados de formar parte de la organización criminal.

MC


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4758

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.