sábado 03 de diciembre de 2022
POLICIA Matricidio y ritos satánicos

Córdoba: buscan un tercer cuerpo donde encontraron a las hermanas asesinadas

Se conocieron detalles de las autopsias de las mujeres que habrían muerto a manos de sus hijos, que están detenidos. Se cree que en la vivienda estaría enterrado también el padre de las víctimas.

05-10-2022 15:50

El hallazgo de los cuerpos de Esther y Sara Castro, las hermanas que estaban desaparecidas desde hacía una semana en el barrio Autódromo de la ciudad de Córdoba, continúa conmoviendo a la sociedad. Los investigadores determinaron cómo habrían sido asesinadas y realizan nuevas excavaciones para encontrar un tercer cuerpo.

Durante este miércoles un equipo especializado de la policía cordobesa continuaba trabajando en el terreno de la vivienda donde las víctimas de 41 y 39 años fueron halladas, dentro de un pozo de agua de su casa de unos 60 metros de profundidad.

Caso de las hermanas Esther Castro (41) y Sara Castro (39), que fueron asesinadas en Córdoba 20221004
Ester y Sara estaban desaparecidas hace días pero su estado no había sido denunciado.

Por los crímenes hay tres personas detenidas. Dos de ellos serían hijos de una de las hermanas, Ismael y Esteban Castro, quienes confesaron los asesinatos a su tío y están acusados de ser “coautores de homicidio calificado y homicidio en concurso real". La otra persona es una adolescente de 17 años imputada por encubrimiento. 

Por otro lado, voceros de la investigación relataron a Télam que en ese domicilio vive una "familia disfuncional, con integrantes con enfermedades mentales", en un entorno donde se habrían producido abusos y posibles nacimientos y fallecimientos que no fueron registrados y notificados de manera oficial.

Cómo fueron asesinadas las hermanas

Según los datos preliminares de la autopsia, los cuerpos encontrados en la vivienda de la calle Oscar Cabalén al 6.600 en la capital cordobesa presentan signos de apuñalamientos y orificios compatibles con balazos.

Matricidio, abusos y ritos satánicos: dos jóvenes asesinaron a sus madres y las tiraron a un pozo

Este descubrimiento motivó la decisión de seguir excavando para encontrar un arma blanca y otra de fuego que fueron utilizadas para cometer los crímenes.

Por otro lado, las fuentes informaron que los cadáveres no estaban descuartizados, tal como había trascendido en un primer momento. Esta versión había surgido luego de la confesión de uno de los acusados que había manifestado que supuestamente las habían desmembrado.

Caso de las hermanas Esther Castro (41) y Sara Castro (39), que fueron asesinadas en Córdoba 20221004
 Peritos multidisciplinarios retomaron las tareas para perforar el terreno.

El equipo DUAR (Departamento Unidades de Alto Riesgo) de la Policía de Córdoba también comenzó a perforar otras zonas del terreno, mientras que otro grupo busca documentación que acredite la identidad y los vínculos entre las víctimas y los detenidos. Hasta el momento los lazos familiares no pudieron ser determinados con exactitud.

Buscan un tercer cuerpo

La fiscal Andrea Martin, a cargo de la fiscalía de Violencia de Genero y Familiar, ordenó también que continúen las excavaciones porque se sospecha que podría haber otros cuerpos enterrados. Entre ellos estaría el del padre de las víctimas, conocido como "Don Castro", que habría fallecido meses atrás según los testigos -pero no hay registros que lo acrediten-.

Sobre él circula una versión que indica que habría abusado de sus hijas y producto de la violación habrían quedado embarazadas. Lo mismo habría sucedido con sus nietos, que serían sus hijos.

Caso de las hermanas Esther Castro (41) y Sara Castro (39), que fueron asesinadas en Córdoba 20221004
"La Casa del Horror" en la capital cordobesa.

Además, una hipótesis expresa que Ismael (20) y Esteban (24), posibles hijos de Esther, asesinaron a su mamá y su tía en un ritual satánico. Testigos describieron que los sospechosos prendieron "una gran fogata" y afirmaron que escuchaban rezos “extraños” y alabanzas desde hace varias noches. 

Fuentes oficiales dijeron que en la casa vivían cerca de 10 personas y se llevaban mal con los vecinos. En los próximos días se evalúa que los detenidos sean sometidos a pericias psicológicas y psiquiátricas para saber si pueden afrontar o no un proceso judicial. 

FP / MCP