domingo 02 de octubre de 2022
POLICIA homicidio de dos jubilados

Doble crimen de Vicente López | Los investigadores derriban la coartada de Del Río y concluyen: "Es un gran mentiroso"

El único detenido por el asesinato de sus padres no utilizó su teléfono a la hora del crimen, donde las cámaras supuestamente lo captan en los minutos antes y después del homicidio.

23-09-2022 13:20

Las evidencias que intentan comprobar qué sucedió con el doble crimen de los jubilados en Vicente López cada vez se enfocan más en Martín Del Río, el hijo menor del matrimonio asesinado. Esta vez, la Justicia registró sus llamadas, mensajes y mails el día del homicidio, concluyendo que no hay actividad en la hora crítica del hecho. 

El 7 de septiembre, día en que fue detenido Del Río cuando llegaba a su casa ubicada en el barrio Barrancas del Lago del country Nordelta, la policía le secuestró dos teléfonos celulares. 

Los resultados de las pericias se centraron en lo sucedido el 24 de agosto por la tarde, el día cuando José Enrique Del Río y María Mercedes Alonso fueron asesinados a balazos en el garage de su domicilio de Vicente López, adentro de su auto. 

Durante las 16.50 y 18.30 de aquel día, los investigadores descubrieron que no hubo movimientos de mensajes del supuesto parricida. Aquí se tuvo en cuenta tanto su cuenta de WhatsApp como sus llamadas y sus mails. 

Parricidio en Vicente López: Del Río tiene 15 demandas por alquileres impagos
El hermano y el suegro de Del Río dijeron que es él quien camina en estas imágenes, horas antes del asesinato.

En su primera indagatoria, el hombre había manifestado que a las 16 horas culminó una reunión en un bar de Palermo, para posteriormente dirigirse al Hipódromo del mismo barrio. Luego, explicó en su coartada, se tomó un taxi. 

Las pruebas que desmienten la versión de Martín Del Río

Hay dos reconstrucciones de la Justicia que derriban este relato. El primero es que entre las 16.50 y las 18.30 se observa al encapuchado de las filmaciones de la zona (a quien familiares identificaron como Del Río). El otro es que no hay movimiento de su teléfono. 

Es un gran mentiroso. En una primera revisión que hicimos del celular que usaba con frecuencia Del Río, ya comprobamos que su coartada es falsa. La tarde del 24 de agosto, en la franja horaria clave, no envió ningún correo electrónico”, le dijo a Télam un investigador con acceso a la causa. 

Además agregó que durante las horas donde se cometió el delito “se abrió el mail de Del Río y se chequeó que ese día, no envió ningún correo”. “Tampoco durante ese horario usó el teléfono, ni con datos, ni con GSM”, agregó.

Doble crimen de Vicente López: las pruebas que incriminan al hijo menor del matrimonio asesinado

“Verificamos nuestra hipótesis. Del Río dejó ‘vivo’, es decir, encendido en su camioneta su celular para tener coartada, no ser geolocalizado y despistar, mientras iba y volvía de matar”, reafirmó el investigador. 

GI / MCP