miércoles 28 de septiembre de 2022
POLICIA Doble crimen

El supuesto parricida de Vicente López era el favorito de las madres y "conseguía todo por izquierda"

Así lo definía una publicación en la revista de egresado de la secundaria. Martín del Río continúa siendo el principal sospechoso por la muerte de sus padres al mismo tiempo que suma denuncias judiciales por estafa.

20-09-2022 15:30

"El niño perfecto que todas las madres desearían tener". Así define a Martín Santiago del Río la revista de egreso de secundaria, a principios de la década del noventa. El hombre de 47 años es el principal acusado por el doble crimen de sus padres, José Enrique del Río y María Mercedes Alonso, quienes fueron asesinados en su casa de la localidad bonaerense de Vicente López.

En la publicación, del Río es llamado con su apodo, "Pato", y describe que su deporte preferido es la equitación, mientras aclara: "Consigue todo lo que quiere por derecha o por izquierda (generalmente por izquierda)", una de las características de su perfil que señalaron algunos testigos en la causa.

Parricidio en Vicente López: Del Río tiene 15 demandas por alquileres impagos

"Este es Pato, estudiar 168 hs. por semana. Pato es el niño perfecto que todas las Madres desearían tener", comienza diciendo el texto en la revista sobre el hombre imputado por “doble homicidio calificado por la alevosía, por el vínculo, por el uso de arma de fuego y por ser criminis causae” (matar para lograr la impunidad).

"En los 5 años de la secundaria sumó la exuberante suma de 3 amonestaciones", continúa. "Su deporte favorito es la equitación (solo monta caballos)", define sobre sus preferencias, al mismo tiempo que adelanta que estudiaría en la U.B. (Universidad de Belgrano) y concluye: "No olvide que pertenece a la High Society -alta sociedad-".

Martín del Río, acusado de matar a sus padres en Vicente López 20220920

Martín trabajaba en las empresas de estacionamiento y seguridad que había creado su padre, "Quique", desde que terminó el secundario. Lo comprometen una serie de contradicciones en su coartada del día en que ocurrió el hecho y los videos donde fue detectado caminando desde el barrio porteño de Núñez hasta la casa de sus padres.

"Típico chamuyero", las palabras de su hermano

Su situación procesal se encuentra cada vez más comprometida, especialmente cuando su hermano mayor, Diego del Río, le dijo a la Justicia que reconocía "en un 90%" su contextura en las filmaciones donde se lo ve movilizándose a pie por el barrio de Vicente López. Además, aseguró no tener dudas sobre su culpabilidad.

El propio Diego lo definió como "llegador, entrador y el típico chamuyero" y "generoso" para compartir buenas oportunidades de inversión. Por otro lado, también lo indicó como "frío y calculador" e implacable para cambiar un trato, falsificar un documento y estafar.

El supuesto parricida de Vicente López fue reconocido por su hermano "en un 90%" en la escena del crimen

El sospechoso por la muerte de sus padres, de 74 y 72 años, también continúa acumulando demandas judiciales por estafas. Tendría acusaciones por más de 15 alquileres impagos, en los cuáles usaba como garantes a familiares.

La lista de personas que habría estafado está integrada por su suegro, su hermano, su amante, un ex jugador de fútbol, un escribano cercano a su familia y un vendedor de autos, entro otros. A través de estas supuestas maniobras se habría hecho con lotes, campos, vehículos, departamentos y otras propiedades.

"Miedo" a perder su estilo de vida

Algunas de las descripciones de la revista escolar parecen cobrar sentido con una de las hipótesis que mantienen los investigadores del caso, que es esencialmente financiera. Creen que del Río temía perder cierto estilo de vida, desde su vivienda en Nordelta, tener una Ferrari y una cupé Mercedes-Benz y ostentar un patrimonio de 25 millones de dólares.

Doble crimen Vicente López 20220907
María Mercedes Alonso y José Enrique del Río, víctimas del doble homicidio en Vicente López.

El móvil que por el que el detenido podría haber matado a sus padres está relacionado a la mudanza que la pareja tenía pensada hacer a un exclusivo edificio de la Ciudad de Buenos Aires. Del Río se había encargado de negociar la propiedad y, al parecer, el único destino que había tenido ese dinero fue mantener su nivel de vida.

Por otro lado, había sido el ahora presunto parricida quien apuntó en un primer momento contra la trabajadora doméstica de sus padres, María “Ninfa” Nina Aquino, como supuesta "asesina" o "entregadora". La mujer trabajaba hacía 12 años en la residencia y tenía llaves para entrar y salir. Por eso, por 13 días fue la única detenida por el caso.

Sin embargo, antes de detener a Del Río, los fiscales Martín Gómez, Alejandro Musso y Marcela Semería liberaron a Aquino ya que no había elementos para mantenerla presa

FP / MCP