lunes 06 de febrero de 2023
POLICIA giro en la causa por el femicidio de agustina

Mató a una estudiante de medicina porque estaba obsesionado con ella

24-12-2022 02:44

Dijo que cuando regresó al departamento en el que lo esperaba su amiga y vecina Agustina Fernández (19) la encontró en el piso, golpeada y que en la propiedad estaba todo revuelto. Habló de un robo, aquel 2 de julio pasado. Pero a seis meses del crimen, fue este mismo joven el que quedó en la mira de la Justicia y fue detenido. Ayer lo imputaron por femicidio y ordenaron su prisión preventiva por seis meses.

Pablo Parra (37) “tenía una obsesión con Agustina y ella tenía una relación con otra persona”, remarcó la jueza de Garantías Agustina Bagniole, que dio por acreditado el planteo de la fiscalía que lo acusó como autor del femicidio.

Parra era quien alquilaba el departamento donde fue encontrada Agustina asesinada a golpes en un complejo ubicado en la calle Confluencia al 1.300 en la ciudad rionegrina de Cipolletti. Ella había llegado desde La Pampa a esa provincia meses antes para estudiar medicina y vivía en ese mismo complejo. 

El 2 de julio pasado fue al departamento de Parra porque habían acordado cenar juntos. El joven ahora detenido había contado a los investigadores que salió de su departamento para ir a comprar algunas cosas para cenar a un mercado de la zona y cuando regresó encontró a Agustina tirada en el piso.

La principal hipótesis apuntaba a que Agustina había sido víctima de un robo y la habían golpeado. Hasta se había difundido un identikit del sospechoso. 

Pero todo cambió con los resultados de una serie de pericias. Los expertos encontraron ADN de Parra en un retazo de tela que quedó enganchado en un alambrado de la propiedad y las pericias tecnológicas lo ubicaron en el lugar del hecho en el momento que golpearon a la joven. 

En la audiencia imputativa que se desarrolló ayer, la fiscalía planteó que no existió ese robo del que habló Parra y apuntó a él como el femicida. 

Según explicó el fiscal Martín Pezzetta, Parra se fue en su auto, pero regresó caminando e ingresó por la parte trasera de su vivienda a través de una escalera que ubicó en el patio, ya que había dejado la puerta trasera abierta. Así ingresó y atacó a Agustina a golpes hasta dejarla inconsciente. La joven murió cuatro días después en el hospital.

Antes de irse, desordenó la casa y se llevó su celular y el de Agustina simulando el robo y escapó por el mismo sitio por donde entró, según los investigadores.

Luego se subió a su auto y realizó una serie de compras, para robustecer su coartada. Más tarde regresó y habría simulado sorprenderse al encontrar a Agustina tendida en el suelo. Según las pericias, se determinó que el femicidio de Agustina ocurrió entre las 19:32 y 19:38. En ese horario los cotejos realizados ubican a Parra en el lugar de los hechos.

En esta Nota