sábado 14 de diciembre de 2019 | Suscribite
POLICIA / escandalo en el aeropuerto de ezeiza
sábado 28 septiembre, 2019

Narcovalijas: analizan las cámaras y apuntan contra tres policías

Son miembros de la PSA, la fuerza que controla la seguridad en las terminales aéreas. Estaban a cargo de los escáneres y llamativamente no advirtieron que doce maletas habían sido cargadas con cocaína.

por Leonardo Nieva

Droga. Los narcos no se preocuparon por camuflarla: llenaron las valijas, hicieron el check in y las despacharon. Foto: psa
sábado 28 septiembre, 2019

Los 255 kilos de cocaína que fueron secuestrados en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza estaban distribuidos en doce valijas y una mochila. El plan consistía en abordar el vuelo UX042 con destino a Madrid, de la empresa Air Europa, el martes 26 de septiembre a las 12.30. Pero algo salió mal y los diez jóvenes que habían despachado los equipajes terminaron detenidos.

El hallazgo de la droga disparó una batería de allanamientos en distintos puntos del país y hasta una inspección nocturna en el Ministro Pistarini que aceleró la detención de tres miembros de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), la misma fuerza que hace cinco meses había detectado evidencias sobre el posible tráfico de cocaína a gran escala en la bodega de los aviones.

La causa es investigada por el juez en lo Penal Económico Pablo Yadarola, quien este jueves encabezó una recorrida por el Aeropuerto de Ezeiza con el objetivo de avanzar en la hipótesis de la complicidad policial. “Se le mostró por dónde entraron los detenidos, dónde hicieron los trámites y cuál fue el recorrido de las valijas. Además, observó las imágenes de las cámaras de seguridad”, explicó a PERFIL una fuente que participa de la investigación.

Video: cómo fue el operativo anti narco que terminó con tres agentes de la PSA detenidos

En base a eso, el magistrado redactó en el lugar la orden de detención para los tres oficiales de la PSA. Según las fuentes consultadas, los efectivos apuntados cuentan con “muchísima experiencia”. Uno de ellos, incluso, llegó a formar parte de la Policía Aeronáutica Nacional (PAN), una fuerza que se disolvió en 2005 después un escándalo narco similar: el tráfico de casi 60 kilos de cocaína en un vuelo de la empresa Southern Winds (SW) que, curiosamente, también tenía como destino final España. En este caso, la droga estaba oculta en cuatro valijas que pasaron sin ningún problema los controles de los escáneres de la empresa privada TAS.

Hasta el momento hay 16 personas detenidas. Además de los policías y las mulas, fueron arrestados tres de los presuntos reclutadores.  

Por la pureza de la droga, los investigadores sospechan que llegó a la Argentina proveniente de Bolivia, el proveedor más frecuente.

La cocaína que muchas veces termina en Europa ingresa a nuestro país por diferentes vías. La más común es la terrestre, en camiones, autos y hasta ambulancias. Cuando se trata de un cargamento importante, el método más frecuente es utilizando avionetas que arrojan la carga desde el aire o aterrizan en pistas clandestinas.

El mercado global de cocaína vuelve a atravesar un momento “floreciente”

Bochorno. Lo que pasó esta semana en Ezeiza es de una gravedad mayúscula, superior a la causa conocida como la de las “valijas voladoras”. Los investigadores no solo están asombrados por la cantidad de droga secuestrada sino también por la modalidad. Es que los narcos no utilizaron ningún truco para sortear los escáneres o engañar a los perros rastreadores, una señal más que evidente del control que tenían sobre la ruta.

La cocaína incautada estaba compactada en paquetes rectángulares que habían sido envueltos en papel film. Los criminales no se preocuparon por ocultar los atados en un doble fondo, porque evidentemente tenía aceitado el vínculo con policías y empleados aduaneros. No solo en Argentina sino también en España. Es que nadie se arriesgaría a enviar un cargamento tan importante en estas condiciones sin saber quiénes serían los encargados de los controles. En el mercado español, un kilo de cocaína de máxima pureza cuesta aproximadamente 30 mil euros.  En Ezeiza secuestraron 255, por un valor estimado en 7 millones y medio de euros (450 millones pesos).

La banda. “Estamos frente a una organización muy importante”, desliza uno de los voceros consultados por PERFIL. Los diez jóvenes que fueron detenidos en el aeropuerto tienen entre 20 y 30 años. Ninguno posee antecedentes delictivos. Para los investigadores, la banda realizó trabajos de scouting en el conurbano bonaerense.

Muchos viven en el partido de Tres de Febrero, en el barrio Ejército de los Andes, conocido como Fuerte Apache. Otros tienen domicilio en Moreno y la Ciudad de Buenos Aires. Solo dos habían viajado en avión.   

Según las fuentes, los acusados –seis hombres y cuatro mujeres– compraron los pasajes 24 horas antes del vuelo. Llegaron en distintos autos y con tiempo suficiente como para hacer compras en el free shop. De hecho, casi todas las valijas que llevaban la droga habían sido plastificadas en el ingreso a la Terminal A.

El secuestro de la cocaína no fue casual. Según las fuentes, los policías sabían que los narcos abordarían ese vuelo por un dato que surgió de una escucha telefónica. Lo que no imaginaron es que se animarían a trasladar semejante cantidad de droga en la bodega de un mismo avión y sin camuflarla.

La conexión con el accidente

Un dato desvela a los investigadores y no tiene que ver con la modalidad ni con los cerebros detrás del envío de cocaína en valijas más importante de la historia. Por estas horas, los detectives quieren saber si existe una conexión entre la maniobra delictiva y el trágico derrumbe en la nueva Terminal de partidas internacionales del Aeropuerto de Ezeiza.

Es que los dos casos ocurrieron el martes pasado con una diferencia de apenas dos horas. Cuando los efectivos de la PSA descubrieron el cargamento se lanzó un alerta y se reforzaron todos los controles. Al rato se produjo el accidente que dejó un saldo de un operario muerto y siete heridos.    

“Es muy raro que dos hechos tan importantes ocurran el mismo día”, señaló a PERFIL una fuente que participa de la investigación. Generar un caos en medio de las requisas solo beneficiaría al personal aeroportuario que podría estar involucrado en la maniobra.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4843

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.