Ligeras lluvias
Temperatura:
19º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 16 de noviembre de 2018 | Suscribite
POLICIA / Yesogate
sábado 8 septiembre, 2018

Droga en Orán: volvieron a robar cocaína para quemar y la reemplazaron por yeso

Personal del juzgado federal de esa ciudad de Salta descubrió que más de 70 kilos de cocaína, valuados en $12.000.000, fueron cambiados. No es la primera vez.

Imagen de carácter ilustrativo. Buscaban cocaína decomisada y lo que hallaron fueron panes de yeso. Foto: Twitter/ @Gendarmeria

Personal del juzgado federal de Orán, Salta descubrió que más de 70 kilos de cocaína, valuados en unos $12.000.000, fueron cambiados por yeso. Sin embargo, un hecho de estas características no es la primera vez que sucede en ese lugar.

En junio pasado se determinó, minutos antes de que fueran incinerados en el parque industrial de Salta, que un cargamento de 50 kilos de cocaína habían sido cambiados por una sustancia similar al yeso. Y, días atrás, volvió a suceder: 23 kilos de ese estupefaciente se transformó en un polvo blanco que no era cocaína.

Se sospecha que detrás de estos casos hay una organización de la que formarían parte policías, gendarmes y funcionarios judiciales, que cambian yeso por cocaína como se sospecha que ya sucedía cuando estaba en funciones el exjuez Raúl Reynoso, quien en la actualidad es juzgado por montar una asociación ilícita con narcos y abogados, según consignó el periodista Germán de Los Santos del diario La Nación.

Investigación y seguimiento. El 27 de octubre de 2017, un llamado al 911 alertó a la Policía de Salta sobre un cargamento de cocaína en un colectivo de larga distancia que había salido de Aguaray, en cercanías a frontera con Bolivia. En la terminal de ómnibus de Tartagal un grupo de efectivos de la Dirección de Reunión y Análisis de la Información de Drogas Peligrosas de la Policía de Salta encabezó un operativo, que incluyó una perra antinarcóticos, la cual detectó que en tres valijas transportadas en ese micro había 21 paquetes, con cerca de 23 kilos de cocaína.

Salta | Reemplazan 60 kilos de cocaína por yeso y sospechan de empleados de un juzgado

Los panes con este estupefaciente se encontraban envueltos en cinta de embalar verde y recubiertos con papel metalizado. En el expediente judicial consta que los efectivos trasladaron la cocaína a la sede de la Guardia de Infantería de esa fuerza en Tartagal. Dos días después se obtuvieron las muestras para el peritaje y se confirmó que se trataba de cocaína. Al día siguiente, fue trasladada al juzgado federal de Orá, figura en el acta.

De la droga no se supo más nada hasta el 28 de agosto, cuando por orden de un nuevo peritaje químico antes de incinerar el estupefaciente. Como el horno en Salta fuera de servicio, se decidió que la incineración se realizaría el 30 de agosto en un horno en Volcán, en Jujuy. Pero, la destrucción de la droga no se pudo realizar. Allí se descubrió que algo le había sucedido a los paquetes con cocaína: los envoltorios eran diferentes; no tenían cinta de embalar verde ni papel metalizado.

Se rompió el único horno para quemar droga en la Ciudad de Buenos Aires

No sólo cambió el envoltorio, sino también el contenido: había yeso. Además, las actas tampoco coincidían entre los documentos oficiales del secuestro de la droga en la terminal de Tartagal y el registro de lo que entregaron los efectivos de Drogas Peligrosas al juzgado federal de Orán. Hasta se registró que había diferencias en el peso.

Por ello, ante estas anomalías, se buscó establecer cómo llegó el yeso allí. Los fiscales José Luis Bruno y Carlos Amad notificaron al juzgado de lo ocurrido. Luego, el juez Gustavo Montoya ordenó una investigación.

Cómo sigue la causa. Los 23 panes con un polvo similar al yeso se enviaron a un gabinete científico de la Policía Federal en Buenos Aires para comparar la sustancia con el anterior caso de reemplazo de cocaína por yeso. Hay por lo menos 10 empleados del juzgado que fueron nombrados por Reynoso.

Nuevo dato. Días antes de que se produjera el secuestro de los 21 panes de cocaína, personal de Gendarmería detuvieron en Embarcación, Salta, a siete efectivos de Drogas Peligrosas de la Policía salteña en un control de ruta. En un auto sin identificación, llevaban 26 kilos de yeso en paquetes que parecían panes de cocaína. 

Desde Gendarmería creyeron que se trataba de droga y los detuvieron. Permanecieron una semana presos, hasta que se demostró por un peritaje que lo que transportaban era yeso y no cocaína. 

El caso recayó en el juzgado a cargo de Gustavo Montoya, que ahora investiga qué ocurrió con los 21 paquetes de cocaína que se transformaron en yeso, como había ocurrido con otro cargamento de 50 kilos que descubrieron que no era estupefaciente minutos antes de ser incinerado en Salta.

Por su parte, el fiscal federal Amad aseguró en declaraciones al mencionado medio: "Se inició una investigación profunda con estos casos y se están revisando otros expedientes". El funcionario judicial advirtió que "estaría personal policial comprometido".

Ante esto, el jefe de Policía de Salta, Mauricio Silvestre, salió al cruce de estos dichos y sostuvo: "De mi personal no dudo porque tengo la prueba que se entregó al juzgado 23,058 kilos de cocaína".

F.D.S./ M.S.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4450

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard