miércoles 07 de diciembre de 2022
POLICIA Fuera de la ley

San Juan: 51 detenidos en una fiesta clandestina por no cumplir la cuarentena

Se hizo en un taller mecánico. Los jóvenes, entre los que se encuentran tres menores, fueron delatados por las fotos que ellos mismos subieron a sus cuentas de Instagram.

26-06-2020 19:17

La Policía de San Juan detuvo en la madrugada de este viernes a 51 jóvenes que participaban de una fiesta clandestina sin respetar el máximo de 12 personas, número que rige en esa provincia según el protocolo establecido para las reuniones sociales en medio de la pandemia de coronavirus. Según adelantaron a PERFIL fuentes policiales, varios de los chicos son hijos del poder de San Juan.

La reunión, que incluyó música y bebidas alcohólicas, fue denunciada por vecinos del lugar, aunque fueron las propias historias de Instagram las que los delataron ante las autoridades. La fiesta se llevó a cabo en un taller mecánico de la calle Santiago del Estero entre Pedro Echague y 25 de Mayo, en pleno centro de la capital sanjuanina.

Poco ortodoxa a la criolla | Una boda judía violó la cuarentena y terminaron presos

Las 51 personas, que incluyen 3 menores de edad, fueron detenidas por transgresión a la normativa actual que además de permitir reuniones de hasta 12 personas, tiene como límite de horario la medianoche. “Entre los jóvenes, hay varios apellidos conocidos, entre ellos, hijos de funcionarios municipales, candidatos en elecciones pasadas, y gente del poder judicial”, afirmó una fuente del área de seguridad de esa provincia.

Fueron las propias historias de Instagram las que los delataron a los jóvenes ante las autoridades

Los protagonistas del hecho fueron trasladados a la Comisaría 2da, y el operativo fue realizado por el Comisario Carlos Calivar.  En el lugar se hizo presente además el fiscal de Flagrancia, Daniel Guillén. Si bien la mayoría de los jóvenes tiene más de 20 años, fueron también detenidos de entre 16 y 17 años. Por este motivo intervino la Justicia de Menores de la provincia.

El taller mecánico en el que se realizaba la fiesta consta de un lote con paredes y sin techo. Según quedó determinado, uno de los jóvenes es hijo del propietario del lugar.