lunes 20 de septiembre de 2021
POLICIA acusada por encubrimiento
20-12-2020 01:35

Se entregó la mamá de uno de los sospechosos de otro caso de abuso

20-12-2020 01:35

La madre de uno de los jóvenes imputados por la violación de una adolescente el día de su fiesta de 15 se entregó a la Justicia. La mujer había llevado a la víctima hasta su casa, luego de que la encontrara en la habitación de su hijo. Pero para los investigadores su intervención en el hecho fue más allá y habían solicitado su captura por “encubrimiento”.  Por el brutal abuso sexual quedan tres prófugos.

Sandra I.S. (46) se entregó el viernes en la Fiscalía. Según explicó la mujer, tomó esta decisión cuando se enteró que había un pedido de captura sobre ella por la violación en grupo de Milagros. 

Por el abuso sexual contra la menor de 15 años está detenido el hijo de la mujer, Facundo G. y un amigo de este, Pablo E. (26). Aún resta atrapar a otros dos hermanos del primer detenido y a un joven más.

“Hay tres órdenes de detención para los partícipes e incluso para la madre del primer detenido. A esta mujer, al principio no podíamos atribuirle el delito de encubrimiento por tratarse de su hijo, pero atento a que hay otras personas que no tendrían vínculo con ella también hay una orden en contra de ella por encubrimiento”, había informado el fiscal del caso Ramiro González Ragio el miércoles pasado. Ahora para el martes próximo se llevará a cabo la audiencia de imputación contra Sandra I.S.

El abuso sexual sucedió el domingo pasado a la madrugada cuando la víctima celebraba su cumpleaños de 15 en su casa del barrio rosarino de Ludueña. Según pudieron reconstruir hasta el momento los investigadores, Facundo G. se presentó en el lugar y le dio de tomar alcohol a Milagros. Luego se la llevó a su casa contra su voluntad junto a Pablo E. (que fue detenido el martes pasado). Y allí junto a “otras tres personas” más abusaron de la víctima, que “se encontraba en estado de inconciencia”.

Cuando la familia de la víctima notó su ausencia comenzó a buscar con desesperación y fue la madre de Facundo G. quien la entregó a una tía de la chica, luego de que supuestamente, la encontrara en  la habitación de su hijo y la sacara de allí. 

Ese mismo domingo fue detenido el joven y luego fue imputado por “abuso sexual con acceso carnal agravado por resultar un grave daño a la salud física de la víctima”. El martes cayó Pablo E. luego de que se contactara con su prima para pedirle ayuda para esconderse en San Lorenzo. La joven le contó a su padre y denunciaron la situación ante la Justicia. Por eso de inmediato se pidió la detención de Pablo E. que se hizo efectiva en el mismo barrio en que se cometió el abuso. 

Por la gravedad del ataque, la menor tuvo que ser sometida a una cirugía. Aún hay tres prófugos.