miércoles 28 de septiembre de 2022
POLICIA Bahía Blanca

Se escapó de un penal, robó, abrazó a su víctima y le dijo: "Es para darle de comer a mis hijos"

Kevin Parson fue detenido en Bahía Blanca, luego de cometer varios asaltos violentos. En uno de ellos abrazó a su víctima, se excusó por sus acciones y le dio un curioso consejo.

31-08-2022 10:06

Un delincuente que era intensamente buscado desde el jueves de la semana pasada, fue capturado el martes 30 de septiembre, luego de protagonizar un raid criminal, que culminó con un particular robo en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca. Luego de su detención, se conoció que el ladrón, identificado como Kevin Parson, se había fugado de la Unidad Penal de Viedma, -donde estaba alojado desde el año 2016, por una causa de robo calificado-, tras golpear a un guardia.

La última persona a la que el delincuente asaltó antes de su detención es una mujer llamada Patricia Morales, quien reveló a los medios locales detalles del insólito robo que sufrió en su casa del barrio Pacífico. De acuerdo al relato de la mujer, Parson se llevó 10.000 pesos que la víctima guardaba en su cartera, además de su celular y hasta sus pastillas ansiolíticas. La mujer precisó que el delincuente incluso “se tomó tres Clonazepam”.

Dos policías iban al operativo por Cristina Kirchner fueron asaltados y mataron al ladrón

Momentos después, cuando el ladrón se retiraba de la casa, abrazó a su víctima, y, según sus palabras, “me recomendó que no deje más la puerta sin llave”. Patricia también agregó que el delincuente intentó excusar sus actos al decir “que no era asesino, que era chorro para darle de comer a sus hijos”. Sin embargo, no existía ninguna familia que mantener, sino un importante prontuario delictivo que lo había llevado a la cárcel rionegrina de la que había escapado.

Finalmente, el prófugo fue recapturado junto a sus cómplices Victoria Solange Silva, de 19 años, Rocío Aldana Vivencio, de 21 y Gabriela Anahí Lagos, de 23 años, luego de varios asaltos violentos. Uno de ellos, ocurrió en la casa del empresario Claudio Nain Perez, donde Parson ingresó con un cómplice y ambos estaban armados. Uno de los asaltantes se quedó de “campana”, utilizando a Nain Pérez como escudo, mientras Kevin ingresó en la casa con la mujer y la hija del empresario, para exigir que le entregaran dinero. Dicha familia les dio 100 mil pesos y los delincuentes huyeron.

Asesinaron a un empresario a sangre fría: le dieron 3 disparos cuando bajaba de su camioneta

Luego, intentaron robar la recaudación del día de una cerrajería y, para ello, amenazaron a todas las personas que se encontraban en el lugar, pero no esperaban la reacción del propietario del negocio: “Fui contra uno de ellos y como el otro se me venía encima, agarré una barreta y empecé a golpearlo. Tenía un arma, la alcanzó a sacar, así que tenía que pegarle fuerte para no dejarle levantar el arma. Se tenía que cubrir de los golpes y no la podía agarrar”, dijo el comerciante a Noticias Net. La víctima también agregó que uno de los delincuentes instaba a su compañero a que le pegue un tiro, pero no pudo agarrar el arma, entonces decidieron irse.

Por otra parte, el comisario Gonzalo Bezos, jefe de la Departamental de Policía, habló del tema con La Brújula 24. “En cuanto a la evasión (de Kevin Parson), aparentemente fue durante un traslado, se logró escapar después de empujar a uno de los guardias”, expresó Bezos. Para cerrar, dijo que a Parson “se lo asocia a varios hechos de importancia en el sur de nuestra provincia y en Viedma. Seguramente estará a disposición de las fiscalías bahienses y se resolverá con el correr de las horas el lugar de alojamiento”.

MAR / fl