domingo 09 de mayo de 2021
POLICIA Imágenes impactantes
28-08-2020 21:30

Video | Así fue el espectacular copamiento de un country en General Rodríguez

El golpe ocurrió en la madrugada del jueves en el Club de Campo Haras San Pablo. La banda redujo a los guardias y desvalijó al menos tres propiedades.  

28-08-2020 21:30

La banda que este jueves copó un country de General Rodríguez parece un grupo paramilitar. Con chalecos antibalas, gorras y armas largas reducen a los guardias y toman el control del barrio, mientras los vecinos duermen sin imaginar lo que está pasando afuera. 

El video de una de las cámaras de seguridad instalada en el ingreso es impactante: dura poco más de un minuto y revela la logística y el poder de fuego de este grupo criminal integrado por al menos diez hombres.  

El caso ocurrió en el Club de Campo Haras "San Pablo" de General Rodríguez, ubicado en la ruta provincial 6, a 3,5 kilómetros del Acceso Oeste. Como se ve en las imágenes, los autores están todos vestidos de negro. Llegan a la guardia con armas cortas y largas, y reducen a siete empleados de seguridad.  

Poco antes de la 1.30 de la madrugada ingresan a una casa del lote 28, donde amenazan y maniatan a una familia. Les roban dinero y revuelven todo en busca de otros objetos de valor.

Otro grupo ingresa a una finca del lote 34 del Country y finalmente irrumpen en una propiedad que está sobre el boulevard del barrio cerrado. "Tenían armas largas y las caras tapadas. Nos maniataron y se llevaron dinero", relató una de las víctimas, según pudo saber PERFIL. 

Robo al country Club de Campo Haras San Pablo 20200828
Club de Campo Haras San Pablo

De acuerdo con las fuentes, los delincuentes encerraron y ataron a los guardias en una oficina cercana al ingreso y llegaron a las casas a bordo de una camioneta Volkswagen Amarok, que luego también utilizaron para escapar.

Los voceros indicaron que el rodado fue abandonado en el kilómetro 59 de la Ruta 6. Hasta allí fueron peritos de la Policía Científica para obtener rastros de los autores.

Hace rato que los countries dejaron de ser un lugar seguro para vivir. La escasa inversión en tecnología y la reducción de guardias y personal para bajar el valor de las expensas los convirtieron en un blanco fácil y atractivo de las grandes bandas. Desde que se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, hubo más de diez golpes armados en barrios de la zona norte y sur del conurbano bonaerense.


Rehenes y asaltos tipo comando: por qué los countries dejaron de ser un lugar seguro

El abogado Raúl Castro, especializado en Derecho de la Propiedad Horizontal y Conjuntos Inmobiliarios, y en Seguridad Privada, explica que con "esta metodología (copamientos) hay mucho para modificar de los dispositivos ya emplazados".

"Gran parte de estos emprendimientos no fueron pensados para evitar estos ataques sino para monitorear y reaccionar a intrusiones en el perímetro, por eso muchos tienen el búnker en el pórtico de entrada, que es justamente donde van ahora y los toman, y así anulan las conexiones con el exterior", explica.  

"Hay que empezar a cambiar", dice y asegura que es clave "migrar los búnquers, llevarlos a un lugar interno, que esté más lejos del perímetro. Y hay que generar soporte de conectividad para tener un enlace". 


El robo de los 40 millones de pesos: cámaras apagadas, información clasificada y la pista del entregador

Por su parte, Daniel Banda, presidente del Comité Argentino de la Asociación Latinoamericana de Seguridad (ALAS), coincide que los casos se repiten por la "falta de tecnología".

"Tenés que tener un accionador inmediato, que comunique el evento de asalto con un botón de pánico con la dependencia policial y al mismo tiempo con los vecinos, porque los vecinos tienen que saber lo que está pasando. Es sólo tocar un botón, es una acción simple, una sola, sin despertar inquietud en quien viene a copar el lugar", explica.

En el caso de "Haras San Pablo" los delincuentes redujeron a los empleados de seguridad y así lograron tomaron el control del lugar, sin que los vecinos pudieran estar al tanto de lo que estaba sucediendo.