31 oct 2020
POLITICA |CONGRESO
miércoles 2 septiembre, 2020

La agenda K sigue adelante pese a las trabas opositoras y el coronavirus

La cuarentena puso un freno parcial al cronograma previsto por el oficialismo en el inicio del año legislativo pero en el Frente de Todos están decididos a avanzar con algunos temas prioritarios. El rol de Máximo Kirchner.

Máximo Kirchner, jefe del bloque K y conductor ideológico. Foto: Noticias Argentinas
miércoles 2 septiembre, 2020

La maratónica jornada de este martes 1 de septiembre en la Cámara de Diputados puso al descubierto los crecientes desacuerdos entre el oficialismo y la oposición pero también dejó en claro que el Frente de Todos no está dispuesto a ceder su agenda de prioridades ni por la pandemia ni por las restricciones políticas que pretenden imponerle desde Juntos por el Cambio

Dentro del combo parlamentario, es sabido la reforma judicial es el tema que genera más rechazo en el espacio que conforman la UCR, el PRO y la Coalición Cívica, pero durante la reunión de Labor Parlamentaria que se extendió durante más de ocho horas asomó otro tema que hasta ahora no había generado controversia y que también está en el Top 5 de metas 2020 del oficialismo en el Congreso: la nueva fórmula jubilatoria. 

"No queremos tratar en sesiones presenciales ni la reforma judicial ni la nueva fórmula jubilatoria", dijo una de las participantes de la reunión en representación de Juntos por el Cambio, y sumó un ingrediente que hasta el momento no había generado mayores cruces.

Reunión de Labor Parlamentaria, previa a la sesión.

Según comentaron a PERFIL distintos participantes del encuentro que se realizó a puertas cerradas en el Salón Delia Parodi, desde Juntos por el Cambio pidieron al oficialismo que ese tema se trate de manera presencial y, a modo de justificación, les recordaron que en 2017 cuando el ex presidente Mauricio Macri decidió avanzar con su propia reforma previsional "dieron la cara".

Diputados: Juntos por el Cambio ya trabaja en la impugnación de la polémica sesión

La referencia generó el inmediato enojo del jefe de bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, que les retrucó que ellos también están dispuestos a hacer frente a las modificaciones necesarias para salir del esquema de aumentos jubilatorios por decreto que encaró Alberto Fernández desde que llegó a la Presidencia. 

Dentro de la bancada oficialista, el hijo de la vicepresidenta es quien se pone al frente del armado de la estrategia a nivel ideológico, mientras que Sergio Massa, ayer acompañado en buena parte de la jornada por Cecilia Moreau, son los que generalmente están a cargo de las gestiones y negociaciones con el resto de los bloques parlamentarios. 

En ese contexto, el tigrense hizo cinco propuestas distintas a la oposición para intentar llegar a un acuerdo, pero con el correr de las horas se fue complicando el escenario y se optó por convocar a un cuarto intermedio como última chance para cerrar el entendimiento que finalmente fracasó.

Una de las propuestas tomaba una idea de la oposición de mudar el recinto y sesionar en otro sitio, pero después se llegó a la conclusión que no constituía una alternativa válida porque hay más de 70 legisladores que forman parte de los grupos de riesgo que no podrían acercarse a la sesión y deberían continuar con la modalidad mixta. 

Como parte de esa agenda K, después de más de cuatro meses de su anuncio ingresó a la Cámara de Diputados el proyecto de Aporte Solidario y Extraordinario, destinado a gravar a las grandes fortunas, y ya se anticipó que habrá una reforma tributaria que se estima que ingresará casi a la par del Presupuesto 2021. 

Si el kirchnerismo y Juntos por el Cambio no acuerdan esto va camino al desastre

El oficialismo ya logró avanzar con temas de relevancia con la ampliación del Presupuesto 2020, la renegociación de la deuda en moneda extranjera bajo legislación local y la moratoria impositiva, además de una batería de medidas vinculadas a la pandemia, pero no oculta que avanzará con algunos ítems que forman parte del ideario kirchnerista y que no está dispuesto a esperar hasta la normalización para iniciar el debate.

Por ahora, lo único que quedó afuera de cronograma es la aprobación de la interrupción legal del embarazo, que ya hicieron trascender que pasará para el 2021 ya que ellos mismos consideran que, por el nivel de movilización que generó en 2018, no es factible de tratar a través de Zoom.

Máximo Kirchner estuvo a cargo del cierre de la intensa reunión ya sobre el final de la tarde de ayer donde dejó en clara la posición del Frente de Todos, que ya se había mostrado dispuesto a encarar el diálogo con Juntos por el Cambio para encontrar una salida, pero sin intenciones de ceder en ninguno de los temas que tiene previsto resolver hasta fin de año. 

En la misma sintonía, para mañana fue convocada una nueva sesión en el Senado donde se tratará el DNU presidencial por el que se declararon como servicios públicos la telefonía móvil y fija, la televisión por cable e internet, un eje que buscó ser ubicado en el contexto de la pandemia de coronavirus pero que también forma del menú ideológico del Frente de Todos, que retoma su batalla contra el Grupo Clarín. 

CP


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5165

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.