POLITICA
a república dominicana

Alberto F viaja el viernes y no estará para el acto del 24 de marzo

20230319_alberto_fernandez_padre_pepe_scioli_presidencia_g
Rodeado. El Presidente el último fin de semana en Luján con el padre Pepe y una multitud. | Presidencia

El presidente Alberto Fernández partirá el próximo viernes a República Dominicana para participar de la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado de la región, lo que lo obligará a estar fuera del país en una de las fechas con mayor carga simbólica como un nuevo aniversario del último golpe militar.

La intervención lumbar por una hernia de disco lo corrió de la escena durante casi toda la semana, en contraposición a su vice Cristina Kirchner quien tuvo fuerte presencia mediática con el evento que encabezó en Río Negro el viernes 10 de marzo y el posterior operativo clamor que protagonizaron su hijo Máximo y el gobernador bonaerense Axel Kicillof en Avellaneda.

A este contraste se le suma la agenda fuera del país de Alberto Fernández, quien se opone al evento en el CCK que tendrá CFK el próximo miércoles.

De acuerdo a la información oficial, Alberto Fernández viajará el viernes 24 hacia Santo Domingo, junto a la comitiva presidencial.

Paralelamente a la cita iberoamericana, Fernández mantendrá una reunión con los presidentes de Chile, Gabriel Boric; de México, Andrés Manuel López Obrador; de Honduras, Xiomara Castro; de Colombia, Gustavo Petro; y de Bolivia, Luis Arce; para abordar el tema de la migración irregular en diferentes zonas del continente.

El Presidente mantuvo el último jueves una conversación telefónica con su par español Pedro Sánchez, en la que trataron los alcances del Foro de Gobiernos Progresistas, que tendrá lugar luego de la cita iberoamericana, y analizaron la agenda de trabajo conjunta para este año, que incluirá una cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y la Unión Europea (UE), el 17 y 18 de julio en Bruselas.

En ese contexto, el canciller Santiago Cafiero indicó que “Para la Argentina, el espacio iberoamericano reviste valor estratégico para profundizar la cooperación regional y el desarrollo de capacidades, desde una perspectiva inclusiva y solidaria” y refirió que “además constituye la plataforma natural para fortalecer el multilateralismo”.

Las veintidós naciones que se reunirán en Santo Domingo “adoptarán cuatro instrumentos a través de los cuales Iberoamérica fijará su posición y planteará soluciones a algunos de los principales retos que enfrenta la región”, según indica el programa oficial de la cumbre.

El primero de esos documentos es la “Carta Medioambiental Iberoamericana”, que “consolida la visión compartida frente a los desafíos del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación, y establece lineamientos para orientar normativas y políticas públicas en estas materias”.

La posición argentina en este punto ya quedó plasmada en la reciente Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), el 24 de enero pasado en Buenos Aires, donde Fernández –como presidente pro témpore de ese organismo en 2022– llevó a los foros internacionales el problema que el cambio climático implica para la región del Caribe.

”Planteé en los dos G20 que Argentina participó y en el G7 (en Alemania el año pasado), cómo la influencia del clima repercutía negativamente en un lugar tan importante, con problemas para los que allí habitan”, señaló el mandatario argentino en aquella oportunidad.

Mientras tanto, el próximo viernes se conmemorará el 47° aniversario del comienzo de la última dictadura militar, el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia. Para ese día fue convocada una caminata desde distintos puntos de encuentro hacia la Plaza de Mayo.

“Cada 24 de marzo, caminamos porque otros caminaron antes. Tenemos 30 mil razones para defender la democracia”, convocó el ministro del Interior Eduardo “Wado” De Pedro a través de las redes sociales.

Si bien en un principio se había deslizado la posibilidad de sumar la consigna en contra de la “proscripción” de Cristina Kirchner, finalmente las organizaciones de derechos humanos pidieron separar los reclamos y centralizar el mensaje en la fecha histórica y la reivindicación democrática.