domingo 13 de junio de 2021
POLITICA cuarentena dia 1
20-03-2020 23:30

Alberto se quedó en Olivos y barajó nuevas medidas ante la crisis

Analizó con Ibarra más excepciones al aislamiento, con Guzmán el panorama de la deuda y con Rossi el rol de las Fuerzas Armadas. Otros funcionarios en la Rosada.

20-03-2020 23:30

Aunque el rol de Presidente lo ubica entre los exceptuados de cumplir con el aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige desde ayer, Alberto Fernández pasó el primer día de la cuarentena en la Quinta de Olivos, desde donde también en los próximos días seguirá la evolución de la pandemia. Ayer hubo una interrupción en el análisis de nuevas medidas ante el coronavirus en la reunión que mantuvo por la tarde con Martín Guzmán para hablar de la deuda.

El Presidente comenzó a chatear desde temprano con sus funcionarios para conocer el alcance de la medida tomada horas antes. Gobernadores también informaron la situación en sus provincias y dieron cuenta de los controles y detenciones que se habían hecho. Con una foto de la Plaza de Mayo vacía, a las 11, Fernández usó las redes sociales para agradecer el acatamiento. “Gracias a todos y a todas por haber comprendido y por permanecer en sus casas. Si estamos unidos y cumplimos las disposiciones, esto pasará pronto. Le envío a cada uno y cada una mi abrazo a la distancia”. Junto al ministro de Defensa, Agustín Rossi, siguió las diferentes acciones de apoyo a la comunidad y asistencia humanitaria que llevan adelante las Fuerzas Armadas en todo el país.

Fernández usó las redes sociales para agradecer el acatamiento

En los próximos días, Fernández mantendrá su agenda desde Olivos. El objetivo es seguir dándole un mensaje  a la sociedad de permanecer en sus casas, por lo que hasta el miércoles próximo por lo menos, se quedará en la Quinta.

En La Casa Rosada apenas circularon los principales funcionarios. El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero se reunió con los ministros Sabina Federic (Seguridad), Mario Meoni (Transporte), Matías Lammens (Turismo y Deporte) y la vicejefa de Salud, Carla Vizotti, y el subsecretario general de la Presidencia, Miguel Cuberos. Más tarde, junto al ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro visitaron al titular de Salud, Ginés González García, para monitorear la enfermedad desde la sala de situación instalada en ese ministerio.

Mientras Guzmán hacía un análisis de la deuda argentina mediante una videoconferencia, Fernández recibía a la cúpula de la Conferencia Episcopal Argentina. La tensión en el vínculo por la legalización del aborto quedó suspendida por el avance de la pandemia que también hizo que el proyecto que enviaría el Ejecutivo al Congreso se posponga. Detrás del acercamiento de posiciones estuvo el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, y el secretario de Culto, Guillermo Oliveri.

La tensión en el vínculo por la legalización del aborto quedó suspendida por el avance de la pandemia

Los representantes de la Iglesia que dieron su apoyo a las medidas del Gobierno fueron los miembros de la comisión ejecutiva de la CEA, encabezada por su presidente, monseñor Oscar Ojea; el vicepresidente primero, cardenal primado Mario Poli; y el secretario general del cuerpo, monseñor Carlos Malfa.

Por la tarde, Fernández preparó junto a la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, “los ajustes”, tal como los calificaron en Olivos al artículo que detalla las excepciones al aislamiento. Ibarra dejó Olivos a las 20.15 por lo que las novedades se esperaban de un momento a otro. Al igual que la nueva disposición para frenar cortes de los servicios públicos por incumplimiento de pagos. Este fue un reclamo de la oposición en el encuentro que Fernández mantuvo con legisladores el jueves.

Con Guzmán vio los últimos números de la economía y se centraron en la oferta de canje que realizarán mañana a los tenedores de bonos bajo legislación extranjera cuyas acreencias suman US$ 68.843 millones. Durante esa reunión también mantuvieron un diálogo telefónico con la titular del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, con quien analizaron el último informe del organismo sobre la falta de sostenibilidad de la deuda pública argentina.

“No son vacaciones”, repiten en broma los funcionarios que debieron atender durante todo el día los pedidos del Presidente.