lunes 02 de agosto de 2021
POLITICA designación con polémica
28-11-2020 03:19

Camino allanado en la Cámara alta para nombrar a Ramos Padilla como juez electoral

El Presidente envió el pliego del magistrado a cargo del caso D’Alessio para ocupar el juzgado 1 de La Plata. Ganó el concurso, pero el macrismo lo había denunciado.

28-11-2020 03:19

El oficialismo avanza en sus planes para cubrir vacantes claves en la justicia federal. En las últimas horas, el presidente, Alberto Fernández, envió al Senado el pliego de Alejo Ramos Padilla para cubrir el juzgado federal 1 de La Plata. Se trata de un despacho estratégico porque tiene competencia electoral en la provincia de Buenos Aires. En especial de cara a 2021, cuando hay elecciones de medio término. Ramos Padilla había sido el mejor posicionado para el cargo en tiempos del macrismo, que nunca ocultó que no lo consideraba para ese despacho, dada su cercanía con la agrupación kirchnerista Justicia Legítima, así como por la investigación del caso D’Alessio que el actual juez de Dolores lleva adelante. En la Cámara alta, donde el oficialismo tiene mayoría, no se prevéen mayores contratiempos para la aprobación de su pliego. El juzgado electoral de La Plata es uno de los más sensibles del país por el electorado bajo su órbita, está vacante desde 2014, tras la muerte de su titular, Manuel Blanco, luego de lo cual fue subrogado entre otros por María Servini y Juan Manuel Culotta.

Por otro lado, ayer, en el Consejo de la Magistratura se encaminó el concurso para cubrir las vacantes de la Cámara Federal de Apelaciones porteña. El tribunal, clave por ser una instancia de revisión, fue objeto de polémica en los últimos meses por los traslados de dos de sus miembros: Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi (ver aparte).

Ramos Padilla, que se hizo conocido públicamente por su rol al frente de la causa D’Alessio, que investiga una red de presunto espionaje ilegal, es el actual juez federal de Dolores. El caso copó la escena pública y fue cuestionado desde Juntos por el Cambio y avalado por el kirchnerismo. Entre sus procesados, además del falso abogado Marcelo D’Alessio están el periodista Daniel Santoro y el fiscal Carlos Stornelli.

Ramos Padilla había salido primero en el concurso para el despacho de la ciudad de La Plata, pero no había sido elegido en la terna por el entonces presidente, Mauricio Macri. Desde el gobierno de Cambiemos se había enviado al Senado el pliego de otro de los candidatos, Laureano Durán, quien ya había subrogado el juzgado en tiempos del kirchnerismo. Por esos días el macrismo no ocultaba que a pesar de la performance de Ramos Padilla tanto en el concurso como en las entrevistas posteriores, jamás lo elegirían para el cargo. De hecho, por entonces oficialismo apuntó sus cañones contra el juez y lo denunció en plena investigación ante el Consejo.

Pero el pliego de Durán estuvo entre los más de 200 retirados por el gobierno de Fernández, quien ahora envió el de Ramos Padilla y revirtió su suerte.

El magistrado era también un firme candidato a la Cámara de Apelaciones porteña, pero finalmente recalará en La Plata, ciudad en la que trabajó llevando adelante varias causas de lesa humanidad. Entre ellas, Ramos Padilla se destacó por su trabajo como abogado de María Isabel “Chicha” Mariani, miembro de Abuelas de Plaza de Mayo, quien buscó desde la última dictadura hasta su muerte, ocurrida en 2018, a su nieta, Clara Anahí.

En esta Nota