POLITICA
presentaciones de sus abogados

Capuchetti y la Polícia porteña, en la mira judicial de Cristina

Como querellante en la causa que investiga el atentado en su contra, la vicepresidenta busca que la Cámara de Casación trate la recusación que presentó contra la magistrada de la causa. Ayer, Ubeira y Aldazábal presentaron un escrito ante el fiscal Rívolo para que se investigue “la posible responsabilidad penal” de la Policía de la Ciudad.

La jueza Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo 20220902
La jueza Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo | Pablo Cuarterolo

Finalmente la Cámara Federal de Casación será quien defina la permanencia de la jueza María Eugenia Capuchetti al frente del expediente por el intento de homicidio de Cristina Kirchner ocurrido el 1 de septiembre del año pasado. 
Esta semana, la querella que representa a la vicepresidenta presentó un recurso de reserva a raíz del nuevo rechazo al pedido de apartamiento donde la Cámara Federal Porteña, semanas atrás, confirmó una vez más a la magistrada frente a la investigación.

Se trata de la segunda recusación de Capuchetti donde los abogados José Manuel Ubeira y Marcos Aldazábal plantearon dudas sobre la imparcialidad de la jueza, luego que trascendiera que lleva adelante actividades académicas a través de una labor rentada rentado en el Instituto Superior de Seguridad Pública de la ciudad de Buenos Aires.

El primer pedido de apartamiento de los letrados fue a mediados de noviembre del año pasado, luego que la vicepresidenta lo anunciara en sus redes sociales. En aquel momento Ubeira y Aldazabal basaron su reclamo en el accionar de la magistrada, del que sostuvieron fue, “como mínimo, negligente” desde “el primer día de la investigación”.

Lo anterior se fundó en las diferencias entre la querella y la jueza por el manejo de la llamada pista Casablanca que apunta al diputado Gerardo Milman como una persona que tuvo conocimiento previo del atentado.

Atentado contra CFK: expectativa por una pericia digital contra Morel, cabeza de Revolución Federal

Por otra parte, los abogados criticaron severamente la maniobra de extracción de los datos del teléfono celular de Fernando Sabag Montiel, el cual trajo como consecuencia la pérdida de datos y en el reseteo de fábrica del dispositivo; sumado a ello, las demoras en las detenciones de los otros dos implicados en la causa, Brenda Uliarte y Nicolás Gabriel Carrizo.

Si bien la Cámara Federal Porteña la ratificó frente a la causa y convalidó parte del reclamo de la querella sobre la pista Casablanca, la vicepresidenta recurrió a la instancia superior. Dicho recurso está en manos de la sala II de la Cámara Federal de Casación cuyo titular este año es Guillermo Yacobucci quien deberá determinar si tratará la permanencia de Capuchetti frente a la causa o si por el contrario lo descarta.

Policía porteña en la mira. Los abogados que representan a la vice le pidieron al fiscal Carlos Rívolo, a quien la jueza Capuchetti le delegó la investigación meses atrás, evaluar “la posible responsabilidad penal” de la Policía de la Ciudad en el intento de homicidio.

En el escrito presentado durante la tarde de este viernes, Ubeira y Aldazabal adujeron que era “la fuerza con más presencia en el lugar donde se planeó y ejecutó el atentado”.

En ese marco, los abogados solicitaron al fiscal disponer de medidas probatorias. Días antes del intento de homicidio, Ofelia Fernández presentó una denuncia contra el cuerpo en su momento a cargo de Marcelo D’Alessandro. Allí, la legisladora porteña aseguraba que varios efectivos de la fuerza llevaban balas de plomo en un operativo dispuesto en las adyacencias de la residencia de Cristina el 27 de agosto del año pasado cuando ocurrió un enfrentamiento entre la policía y militantes luego de que el Gobierno de la Ciudad tomara la determinación de colocar un vallado en esa zona.