martes 09 de agosto de 2022
POLITICA Entrevista

Carlos Maslatón: "Yo voy a ser candidato a presidente y quiero disputarle una interna a Milei"

Pionero del fenómeno Milei pero hoy distanciado del diputado, quiere darle una interna en las próximas elecciones primarias. Críticas a la jefa de campaña y teorías de un "autoboicot".

30-06-2022 15:19

Uno de los pioneros del fenómeno Milei en la Argentina fue el abogado, armador político, twittero y experto en criptomonedas, Carlos Maslatón. Protagonizó la ruptura con el liberalismo de José Luis Espert y militó la campaña del economista en 2021, pero ahora se encuentra en la vereda de enfrente. "Yo soy parte de La Libertad Avanza y no quiero romper, quiero ir a una interna en las próximas elecciones primarias contra Javier Milei", anunció en diálogo con PERFIL

Ante la pregunta de cómo enfrentaría al líder que él mismo apoyaba meses atrás, fue contundente: "Yo voy a ser candidato a presidente en 2023". Y detalló los motivos de su distanciamiento con el ahora diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires. 

El entorno "tóxico": Karina Milei y Carlos Kikuchi

Para Maslatón, esta interna comienza por febrero de este año, cuando hubo una "remoción del equipo interno". Se sumaron nuevos personajes y se fue dejando de lado a algunos, como lo fue con su caso.

El "autoboicot" de Milei: en un mes habló de venta de armas, órganos y hasta niños mientras caía su imagen

Específicamente habló de Karina Milei, hermana de Javier, y de Carlos Kikuchi, jefe de campaña de cara al 2023. "Esta nueva gente que lo rodea lo boicotea, no lo controla, le vende información falsa, le dice que todas son operetas", opinó Maslatón, ante la consulta por el último mes de Milei, en el que se mostró a favor de la libre portación de armas, de la venta de órganos y hasta esbozó la posibilidad de que "en 200 años" discutir la venta de niños. Mientras tanto, su imagen e intención de voto fue cayendo semana a semana

Javier y Karina Milei, Carlos Maslatón y Carlos Kikuchi 20220614

Pero esas no son las únicas fallas que detectó Maslatón en el último tiempo sobre Milei: la propuesta de dolarizar, el debate con Juan Grabois, la denuncia a periodistas que lo acusaron de nazi y el apoyo a la estafa piramidal "Coin X" ya marcaron una tendencia irreversible en la que el "puntero político" -así se autodefinía- de Milei se sintiera desestimado del proyecto y comenzara a tomar distancia. 

"En primer lugar, él (Milei) sabe perfectamente que la dolarización implica un cambio forzoso de los pesos físicos por dólares. ¿A qué tipo de cambio, si no hay suficientes dólares a 200? Te daría 5000 o 10 mil pesos por dólar, eso es una confiscación. Es inconveniente esta declaración", analizó.

La caída de Milei, la imagen de Rodríguez Larreta y los límites de Cristina Kirchner y Macri

En segundo lugar, calificó de "insensibles" a las declaraciones sobre la pobreza durante el debate con el dirigente social Juan Grabois: "Se puso indiferente frente a la pobreza. Cuando dijo algo así como que 'si un tipo quiere ser pobre, es su derecho', lo podemos calificar como insensible. Yo te aseguro que, dentro de la ideología liberal, nosotros vamos en ayuda. Un estado razonable va en ayuda de la gente, del pobre. No hablamos solo de maquinaria de producción, sino de ayuda social también. Me sorprendió porque el año pasado fue brillante, sin fallas".

En otro orden, cuestionó su vínculo con la prensa, en donde "las entrevistas tienen que ser arregladas con él previamente. Un político tiene que contestar hasta por sorpresa y agradecer por la invitación", manifestó. 

"La denuncia a periodistas que transmitieron una duda con su ideología y lo relacionaron con el nazismo fue algo que me hizo enojar. Yo le dije a Milei que les respondería. Yo puedo desestimar esto porque soy judío y tengo una relación con el Holocausto. Él no es nazi, es autoritario. La libertad de prensa en la Argentina es amplia, la condena por difamación es de baja probabilidad, él cree que va a ganar. Pero está transmitiendo algo de que 'no pueden hablar mal de mí'. Yo le expliqué que es así y va a ser así. Y se ofende demasiado, bloqueó mucha gente, amigos de siempre. No entiende el debate", agregó.

Javier Milei dijo que no vendería a un hijo pero que "quizás de acá a 200 años se podría debatir"

Y, por último, cuestionó la publicidad para la empresa Coin x: "No es un hombre de las finanzas, sí de la economía. Yo lo llamé y le dije que Ramiro Marra o yo le decíamos si era algo real o no, que somos los de su equipo expertos. Yo me doy cuenta al toque, era una empresa ofreciendo un resultado, era un esquema falso. Él mismo cuando explicó por qué hizo esta publicidad, describió que era un esquema Ponzi. Es el indicativo de un fraude. No he visto políticos en funciones haciendo publicidad, es incompatible".

El "autoboicot" de Milei

Maslatón sostiene que "consciente o inconscientemente", Milei se saboteó a sí mismo en todos los temas que menciona -además de la venta de armas, órganos y niños, las cuales describió como "aberrantes"- porque ya no está seguro de ser candidato a presidente el año próximo. 

El diputado Javier Milei.

"La historia deberá determinar por qué Milei hizo lo que hizo. En 50 años que sigo política, nunca vi algo así. El conjunto de declaraciones que parecen más que inconvenientes políticos, sino que contradicen la ideología liberal que el dice defender. Algunas son inadecuadas por el momento, otras demagógicas, pero otras contradictorias con el principio de la libertad", detalló.

Quién es "El jefe", la mujer que controla a Javier Milei

Y se preguntó: "¿Por qué hace todo esto? ¿Por qué de una campaña brillante a errores todos juntos?", al tiempo que se respondió y anallizó: "Nueva gente que lo rodea lo boicotea, no lo controla, le vende información falsa, le dice que todas son operetas, y también puede ser algo consciente o inconsciente de él. Cuando empezó a darse cuenta que medía 22 puntos de intención de votos y que con llegar a 30 en las PASO, ya estábamos para una primera vuelta, ¿se habrá preguntado si realmente quería ganar? Quizá se asustó con la responsabilidad de gobernar. Vio como es el Poder Judicial, los lobbys, el sistema de poderes, la dificultad para aprobar una ley controversial en el Congreso". 

"El error del principiante es creer que van a poder hacer todo lo que dice su plan. Hay que ver qué podés hacer de todo lo que querés. Eso es ser Presidente. Quizás vio que esto es muy complicado. Se pelea mucho con la gente. Todo esto pudo haber sido muy fuerte. Y también creo que alguien de otro sector político se metió ahí".

JD / CP