viernes 01 de julio de 2022
POLITICA BOLETAS QUE VENDRÁN

Cinco claves para entender la segmentación en las nuevas tarifas para la luz y el gas

Uno de los datos de la semana fue la publicación en el Boletín Oficial de la segmentación de las tarifas de luz y gas que según el Gobierno solo quitaría el subsidio a un 10% de los hogares, en principio los más ricos del país. Sin embargo, hay dudas respecto del verdadero alcance porque además se encarecerá el costo de la energía en sí misma, que de hecho es más cara por las condiciones internacionales. Las empresas aún carecen de los instructivos del ENRE y del Enargas.

18-06-2022 00:25

El Gobierno anunció el régimen de segmentación de subsidios residenciales de los servicios públicos de electricidad y gas, por el cual el 10% de los usuarios con mayor capacidad de pago dejará de recibir subsidios a las tarifas.

La medida regirá a partir de la energía consumida en junio con el objetivo, según el Ministerio de Economía, de “lograr valores de la energía razonables y susceptibles de ser aplicados con criterios de justicia y equidad distributiva”. Para algunos especialistas la medida deja muchos blancos y en las compañías, por ejemplo, que aún no recibieron los instructivos del ENRE y del Enargas, quedan muchas dudas sobre cómo deberán facturar las próximas boletas. ¿A quiénes alcanzará realmente y cuáles serán los pasos a seguir?

  1. Los usuarios de mayores ingresos pagarán el costo pleno del gas y/o la electricidad contenido en la factura. Es decir quienes tengan ingresos mensuales netos superiores a 330 mil pesos, pero en realidad se cree que la medida abarcará a mucho más que el 10% porque habrá futuras actualizaciones y quedarán comprendidos dentro de este espectro más hogares. Se estima que la facturación podría ser entre tres y cinco veces mayor que la actual.
  2. En los hogares de menores ingresos tomando como referencia la jurisdicción nacional, el impacto sería un incremento porcentual total anual en su factura de hasta el 40% del Coeficiente de Variación Salarial (CVS) del año anterior. También los ingresos netos menores a un valor equivalente a una Canasta Básica Total (CBT) para un hogar según el Indec.
  3. Todos aquellos hogares que lo soliciten continuarán recibiendo subsidios a la energía de acuerdo a la nueva metodología. Pero, atención, hay que completar un formulario pidiéndolo. El formulario será digital, de simple acceso y complementado con la atención de las distribuidoras y la Anses, universalizando el acceso presencial de inscripción y reconsideraciones en todo el territorio nacional.
  4. Esta segmentación no garantiza necesariamente que se eviten a futuro las demandas judiciales. Es más, en el sector creen que la judicialiación será moneda corriente, tal como pasó durante el gobierno del ex presidente Mauricio Macri. El resultado que pueda tener esa judicialización por ahora asoma incierto. En el mandato previo a este gobierno los reclamos terminaron en la Corte y este gobierno justamente evitó repetir pagar ese mismo costo político. Las diferencia de enfoques en el equipo económico dilataron las definiciones y también la armonización de las cuestiones técnicas. Un sector del kirchnerismo pidió otro tipo de segmentación, que los funcionarios de Guzmán desestimaron en la letra del decreto.
  5. El costo de la energía en sí mismo es otra de las variables que influirán en el aumento final, ya que las tarifas serán más caras por la eliminación de los subsidios pero también porque la energía es, de hecho, más cara actualmente debido a la guerra en Europa, entre otros factores. En los últimos veinte años los subsidios representan el 40% de la deuda externa del país, de acuerdo con cálculos del especialista Juan Garade, quien consideró “una medida chapucera” esta segmentación.

 


 

Vallejos cruzó muy duro a Guzmán por las subas

R.P.

La ex diputada nacional Fernanda Vallejos cruzó la implementación de la segmentación tarifaria llevada a cabo por el Gobierno. “Es un impacto que recae, especialmente, sobre los trabajadores”, dijo.

En su cuenta de Twitter, Vallejos salió a criticar el aumento a raíz de la segmentación de las facturas de luz y electricidad. “Desde el 1° de junio pagaremos un nuevo aumento (20% en el gas, justo cuando crece el consumo de invierno, y 17% en la electricidad). Todos los trabajadores pierden parte de su ingreso disponible pero pierden más cuanto menor es su ingreso”, escribió Vallejos.

“Una factura de $ 10 mil es el 10% de su ingreso para un trabajador que gana $ 100 mil, mientras que por ejemplo es el 5% (la mitad) para el que gana $ 200 mil. Ahora, ambos pagarán $ 12 mil. Para el primero, el 12% de su ingreso, es decir, 2 puntos más; mientras que para el segundo un punto más, el 6%”, agregó.

Y finalizó: “Es una transferencia desde los trabajadores a las empresas. Cuando los salarios perdieron 5 puntos en 2021 y la economía creció 10%. La cuestión de la distribución es el asunto central de la economía política”.