POLITICA

Cómo son los días de Freydoz tras la sentencia por el crimen de su esposo

La viuda del exgobernador Soria está recluida en un hospital público de Cipolletti. Fotos.

Los pasillos del hospital donde se aloja Susana Freydoz.
| Diario PERFIL

La puerta de madera de la habitación número nueve del Hospital Público de Cipolletti permanece cerrada. Internada en el mismo cuarto desde fines de enero, la situación de Susana Freydoz empeoró desde el martes cuando fue condenada a 18 años de prisión por el homicidio de su esposo, el ex gobernador Carlos Soria.

Ya no puede salir a caminar al patio interno del hospital –del tamaño de una cancha de básquet– ni cuenta con el celular con el que se comunicaba con sus allegados. Tampoco podrá concurrir al viejo hospital de la ciudad donde realizaba un tratamiento médico y actividades de reinserción social para atender su “pánico a salir”.

Esto no les gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Dentro del hospital la mujer no tiene privilegios: come lo mismo que el resto de los pacientes. El único escape al mundo exterior es una radio, que tiene encendida durante casi todo el día, y un televisor que funciona con fichas. La viuda de Soria ve novelas y programas de espectáculos. Los médicos le prohibieron los noticieros.

Convertido en improvisada celda, el cuarto del pabellón de Salud Mental fue acondicionado especialmente. No tiene cables ni hilos, se eliminaron los desarmables de las lámparas y todo elemento de metal. Lo mismo ocurrió con el baño. La habitación, de tres por tres metros, quedó despojada de todo objeto que pudiera ser utilizado en un intento de suicidio. “Está dopada y pasa la mayor parte del día acostada. Duerme vestida”, detalló a PERFIL una de las personas que la visitan.

Lea la nota completa en la edición impresa del diario PERFIL.