Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 15 de noviembre de 2019 | Suscribite
POLITICA / tension creciente
sábado 5 octubre, 2019

Con la mira en el posmacrismo, el ala política toma distancia de Carrió

Frigerio habló de las críticas de la diputada con Macri y Peña. Ni él ni Monzó se imaginan cerca de ella si no hay reelección.

por Ezequiel Spillman

Campaña. El jueves, el Presidente compartió la marcha del “Sí se puede” en Entre Ríos con Frigerio. Foto: prensa Juntos por el cambio
sábado 5 octubre, 2019

La guerra entre el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y Elisa Carrió no comenzó en las últimas 48 horas, cuando la diputada lo acusó de “entregar” las elecciones a los gobernadores del PJ. Frigerio lo venía observando: las críticas de Carrió hacia su figura fueron incrementándose, en especial desde el acuerdo por el Presupuesto 2019 con los gobernadores del PJ, pero, especialmente, luego del resultado de las PASO. Los desbordes verborrágicos de la diputada iban a seguir, le había expresado a su equipo.

Acaso por ello lo habló directamente con Mauricio Macri y con el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Ambos lo calmaron y acordaron que se le dé un respaldo presidencial explícito. Por ello, ayer por la mañana Macri salió a responder a Carrió y dijo: “Yo confío en Rogelio. En todo lo que Rogelio ha hecho bajo mi conducción y liderazgo”.

Todo comenzó cuando el concejal de Ushuaia, Tomás Bertotto, le hizo creer a la diputada que dos obras que licitó y adjudicó la gobernadora Rosana Bertone dependen de Interior. Se trata de dos proyectos de Gancedo SA, cercana al círculo kirchnerista.

Yo confío en Rogelio. En todo lo que Rogelio ha hecho bajo mi conducción y liderazgo, dijo Macri

De todas maneras, hay fuerte descontento en la Casa Rosada. “Nos estamos jugando la vida en la campaña y ella critica al Gobierno mientras vende su libro por las provincias”, explicó una fuente que trabaja con Macri desde sus años en la Ciudad. “Además cuando ataca a nuestros ministros, en rigor está atacando al Presidente y a Marcos también”, agregó.

Frigerio no es el primer ministro que es foco de las críticas de la diputada: Germán Garavano (Justicia), a quien incluso le pidió el juicio político; Patricia Bullrich (Seguridad), a quien interpeló en varias oportunidades, una de las últimas por el protocolo de uso de armas; también contra el secretario Gustavo Lopetegui; o contra amigos personales de Macri como Gustavo Arribas (AFI) o Daniel Angelici.

“Hay una paradoja en las críticas internas. Los dos ministros que más campaña hacen y que están en la mesa de acción política con Carrió son los que más ataques reciben (Bullrich y Frigerio). Y protege al que menos campaña territorial y medios hace (por Peña). Esto es una tremenda contradicción; defiende al jefe de campaña de la derrota”, opina una fuente parlamentaria.

Nos estamos jugando la vida en la campaña y ella critica al Gobierno mientras vende su libro por las provincias, dijeron 

Hay dos actores ocultos detrás de la pelea Carrió-Frigerio. Del lado de la diputada, la mano invisible del empresario y candidato a senador suplente, Mario Quintana –quien el jueves se sentó en primera fila y sonrió cuando la chaqueña criticaba al ministro del Interior–, quien pasó parte de su año y medio fuera del gabinete culpando a Frigerio por las feroces acusaciones en su contra de una serie de ministros y funcionarios que festejaron cuando dejó su cargo. Uno de ellos, incluso, cortó la boleta para el Senado en las PASO para no votarlo.

El otro actor clave es Emilio Monzó, quien, a pesar de que fue clave para que se arme Cambiemos, terminó muy mal con Lilita. Nicolás Massot, cuyo tío lo acercó a la diputada, fue el blanco de insultos y cruces verbales.

Lilita Carrió: "Emilio Monzó acordaba con el PJ para no darme la palabra"

Como sea, la pelea entre ellos también supone una mirada a futuro: ni Frigerio ni Monzó la consideran parte del posmacrismo si el Presidente no logra su reelección.

Macri salió a defender a Frigerio de los dardos de Lilita: “Yo confío en él”

Ya venía criticándolo a viva voz, pero esta vez insistió delante de cientos de militantes y hasta del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Y, por primera vez, obligó al presidente Mauricio Macri a salir a defender al acusado.

Elisa Carrió disparó el jueves por la noche contra el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. “Esconde muchas cosas y además nos entregó en toda la Nación, así que no me importa. Porque hizo a candidatos del PJ candidatos del Gobierno”, lanzó Lilita en el Club Aráoz de Palermo.

Las críticas de Carrió llegaron a oídos del Presidente, quien aprovechó una entrevista en una radio de Bahía Blanca –donde estuvo ayer– para responderle a la chaqueña. “Carrió tiene una visión. Yo confío en Rogelio. En todo lo que Rogelio ha hecho bajo mi conducción y liderazgo, con lo cual estoy tranquilo”, respondió el Presidente. Y agregó, en referencia a la diputada: “Eso no significa que tengamos las mismas opiniones sobre todos los temas”.

Honestamente creo que las PASO expresaron una situación dura que hemos vivido especialmente desde abril del año pasado

Consultado sobre por qué Carrió manifestó que el ministro del Interior “entregó” a Juntos por el Cambio “en todo el país”, el jefe de Estado contestó: “Debería preguntárselo a ella, no tengo esa interpretación. Honestamente creo que las PASO expresaron una situación dura que hemos vivido especialmente desde abril del año pasado. No se puede negar que Argentina venía creciendo y venía desarrollando un programa que bajaba la inflación, cuando nos quedamos sin crédito porque los mercados emergentes se quedaron sin crédito, entramos en una situación económica muy dura, muy dura, que se le ha hecho muy difícil a los argentinos y yo soy el primero en reconocerlo, en entender lo que ha pasado”.

En público, Macri siempre se cuidó de no encender la mecha entre el “ala política” y Lilita, cuya mala relación se remonta a un par de años atrás cuando Emilio Monzó, el titular de la Cámara de Diputados, comenzó a diferir de la estrategia del oficialismo en el terreno político y económico.

La relación que supieron construir el Presidente y la diputada fue de menor a mayor desde que decidieron unirse en 2015 para conformar Cambiemos. En los momentos más álgidos, Macri se ocupó de no criticarla. Incluso cuando Carrió criticaba a sus amigos personales, como Daniel “el Tano” Angelici o el titular de la AFI, el jefe de los espías, Gustavo Arribas. También con el empresario Nicolás Caputo, el hermano de la vida del Presidente, a quien Lilita olvidó en sus críticas hace años ya. Cuentan en el oficialismo que Carrió se cruzó con Caputo en una gala de una reconocida fundación y él le dijo: “¿Por qué me criticás tanto?”; a lo que ella le respondió: “Porque hago política”. El episodio ocurrió en 2016 y la figura de Caputo se esfumó de la Coalición Cívica.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4814

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.