POLITICA
"Conocer a los vecinos de las Islas Falklands"

El Reino Unido vuelve a promocionar un concurso para llevar estudiantes de la Argentina a las Malvinas

Según los organizadores, busca promover el "intercambio cultural" con los ocupantes y también incluye a estudiantes de otros países de la región.

Malvinas
Malvinas | Nicolás Lucca

El Reino Unido realiza nuevamente el polémico concurso para llevar a estudiantes universitarios de la Argentina y países de la región a las Islas Malvinas, con el objetivo de "conocer a los vecinos de las Islas Falkand", como las llaman los ingleses.

La iniciativa es impulsada por el Foreign Office a través de sus embajadas en Buenos Aires y en esta edición también forman parte Chile, Paraguay y Uruguay.

"¿Por qué me gustaría conocer a mis vecinos en las Islas Falkland?", es el título del concurso, que tiene como objetivo "promover el intercambio cultural" entre el archipiélago del Atlántico Sur -ocupado ilegalmente desde 1833 por el Reino Unido- y los países de Sudamérica, para aumentar así "el conocimiento de los estudiantes argentinos, chilenos, paraguayos y uruguayos sobre las Islas y su pueblo", según señalan las bases de la iniciativa.

De "reclamo legítimo" a "respetar a los isleños": qué piensa Javier Milei sobre las Islas Malvinas

Los tres estudiantes universitarios seleccionados ganarán un viaje a Malvinas, donde permanecerán "una semana en la casa de una familia local, aprendiendo sobre la historia, cultura y sociedad" de las islas, entre el 13 y el 20 de enero de 2024.

Islas Malvinas 20221203

Uno de los requisitos fijados por el Reino Unido es que los participantes tengan "interés por redes sociales y ser activo en ellas", para así poder aumentar la difusión de las actividades que realicen en territorio isleño.

A comienzos de este año, el sanjuanino Braian Espinoza, de 24 años, viajó a las Malvinas en el marco de la anterior edición del concurso organizado por la Embajada británica en la Argentina.

El 72% de los británicos está de acuerdo con el nombre de las Islas Malvinas, a pesar del repudio de su gobierno​

"Estar en Malvinas es doloroso, pero también te lleva a reflexionar la importancia de amar y valorar lo que por derecho nos corresponde. Soy latinoamericano y argentino, para mí se llaman 'Islas Malvinas' y eso nunca va a cambiar",  dijo el joven, Y agregó: "Este intercambio me dejó una gran herramienta, la importancia del diálogo. El dialogar no significa aceptar, ni justificar o perdonar, sino tratar de escuchar y reducir la brecha que nos aleja".

Espinoza tiene un particular vínculo con las islas: uno de sus tíos fue uno de los obreros que viajó a las Georgias del Sur para desmantelar instalaciones balleneras abandonadas sólo 15 días antes del desembarco del 2 de abril de 1982, que desencadenó la Guerra.

JD LT CP