28th de February de 2021
POLITICA Pandemia de coronavirus
07-05-2020 00:23

El albertismo porteño quiere indagar en la compra de tests rápidos de la gestión Larreta

El planteo se refiere a la "adquisición de kits de tests inmediatos para identificación de anticuerpos del nuevo coronavirus" hecha por la Subsecretaría de Administración del Sistema de Salud porteña.

07-05-2020 00:23

El legislador albertista Juan Manuel Valdés alteró la tregua que existe entre el gobierno nacional y el porteño. Valdés presentó un pedido de informe sobre la compra de tests rápidos para detectar coronavirus que hizo la gestión de Horacio Rodríguez Larreta. Según la denuncia, la empresa beneficiada tiene vínculos con el empresario Nicolás Caputo, el amigo del alma y socio de Mauricio Macri, además de cónsul honorario de Singapur en Argentina. O al menos pidió información para descartar esa sospecha.

El planteo se refiere a la "adquisición de kits de tests inmediatos para identificación de anticuerpos del nuevo coronavirus", hecha a través de una contratación directa a la firma HN Singapore PTE LTD por la Subsecretaría de Administración del Sistema de Salud (SASS) porteña.

La compra fue formalizada mediante una resolución de la SASS del 31 de marzo último. Según el documento de la compra, "distintas dependencias del Gobierno se pusieron en contacto de manera informal con diversos fabricantes y distribuidores". De ahí, la sospecha de Valdés respecto a la mano de Caputo. El oficialismo lo descarta de plano.

La compra fue formalizada mediante una resolución de la SASS del 31 de marzo último. El oficialismo lo descarta de plano cualquier irregularidad

NH Singapore PTE. LTD. es una empresa que tiene tres años y se dedica a la compra y venta de bienes. En los últimos meses de la administración de Mauricio Macri, Nicolás Caputo fue nombrado Cónsul Argentino en Singapur.

El ex diputado José Cruz Campagnoli había hecho una denuncia por Malversación de Caudales Públicos contra el larretismo por ese tema. La adquisición de los 300 mil test rápidos de COVID-19 se concretó por un millón, setecientos setenta mil dólares. “Lo que hace más sospechosa la compra –sostuvo Campagnoli- es que, según publica el Boletín Oficial el 11 de Abril, la empresa de Singapur no tenía esos test y tuvieron que comprar 182.000 unidades en vez de 300.000 y al doble de precio por unidad”.

Valdés pidió conocer los contactos informales que realizó el gobierno porteño con sus proveedores, más una serie de detalles sobre las compras polémicas de la Capital. Especialmente, las que derivaron en dos renuncias: las de Nicolás Montovio, subsecretario de Administración del Sistema de Salud, y Gonzalo Robredo, presidente del Ente de Turismo porteño.

NH Singapore PTE. LTD. es una empresa que tiene tres años y se dedica a la compra y venta de bienes.

Ambos fueron echados a raíz de los sobreprecios en la licitación de barbijos (15 mil, pagados a tres mil pesos cada uno) y en la contratación de hoteles, para asistir a personas que debían hacer cuarentena a causa del coronavirus.

El legislador del Frente de Todos demandó saber si en la contratación directa de tests hubo participación directa o indirecta de Caputo. “Queremos explicaciones de cómo y por qué se compraron estos tests a una empresa radicada en Singapur, que no tiene web oficial, no tiene claro la situación de domicilio y fiscal en la Argentina. Cómo una resolución del propio Ministerio de Salud en su propio texto dice que se hizo en base a gestiones extraoficiales”, puntualizó.

Además alertó: “no nos queda claro cuando van a llegar, cambiaron de precio en el medio de la compra y nos enteramos que aún faltan 120.000 tests”.