lunes 30 de enero de 2023
POLITICA desorden oficial

Cristina Kirchner descolocó a un oficialismo que ahora no tiene ni candidato ni armador

La vicepresidenta aseguró que no será candidata y les dijo a los dirigentes propios que militen y armen la estrategia electoral para 2023. Surgen nombres para la boleta presidencial aunque algunos no quisieran sumarse, como el de Axel Kicillof, y otros que se quieren anotar, como Eduardo “Wado” de Pedro. Sin embargo, con la boleta a senadores por la provincia de Buenos Aires despejada, el ministro del Interior ya suena como posible cabeza de lista. La dirigencia peronista no sabe hasta dónde, esta vez, CFK hará uso de la lapicera para completar las listas o dejará que las disputas internas se resuelvan en las PASO.

09-12-2022 23:55

El orden que mostraron para encolumnarse detrás de la defensa de Cristina Kirchner después de la condena a seis años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos en la causa Vialidad no tiene nada que ver con un Frente de Todos que ahora se siente descolocado y sin un rumbo claro hacia 2023 por el anuncio de la vicepresidenta sobre el paso al costado que dará cuando se termine su mandato. La incógnita ahora es si, más allá de su renunciamiento, avanzará en una estrategia electoral con otro postulante a la cabeza o dejará que la dirigencia peronista arme su propia maniobra para competir en la elección presidencial.

“Salgan, militen, armen”, dijo Cristina Kirchner horas después de recibir la sentencia del Tribunal Oral 2. Les habló a dirigentes de la provincia de Buenos Aires pero buscó que sus frases, que siempre se mantienen con hermetismo, esta vez se replicaran hacia todo el espacio: fue un mensaje para cada uno de los dirigentes, incluido el Presidente, quien pretende ser candidato.

“¿Esto significa que se corre de la boleta o que se corre de la boleta y también del armado?”, se preguntaba, sabiendo que no tenía respuesta, un importante funcionario con base en el territorio bonaerense. “¿El dedo de la vicepresidenta esta vez no será el que ponga al candidato?”, replica PERFIL. “No sé si esta vez definirá ella quién es el candidato, pero no puede correrse definitivamente de un armado en el que intentará colocar a la mayor cantidad de candidatos haciendo valer que el kirchnerismo tiene la mayor cantidad de acciones dentro del FdT”, contesta este dirigente.

CFK 20221210
Cristina Kirchner.

Ni siquiera en su propio entorno saben si la vice ya tiene un candidato propio. Hasta esta semana, su tropa había lanzado un operativo clamor por su postulación, que la misma vice alimentó. Pasó de hacer silencio en el estadio Diego Armando Maradona para escuchar corear a la militancia “Cristina presidenta” a asegurar que “en 2023 no voy a ser candidata a nada, ya no voy a tener fueros”. Descolocó hasta a los más cercanos.

Minutos después de que la vicepresidenta descartara la posibilidad de que su nombre estuviera en una boleta electoral, en algunos chats comenzó a circular la última foto política que se sacó. A su lado están el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro. El primero es quien logra retener el mayor porcentaje del voto duro K en caso de que la vicepresidenta finalmente no compita, pero cuando Kicillof escucha este análisis, busca desactivarlo. El gobernador busca ir por la reelección en la Provincia y no quiere saber nada con que su nombre sea parte del tramo inicial de la boleta, sobre todo ante un escenario de derrota.

Kicillof sabe que quienes avivan este escenario son los intendentes del Conurbano (los del interior, en cambio, lo apoyan) y su propio jefe de Gabinete, Martín Insaurralde. “Vamos a pedir que el próximo candidato sea bonaerense”, adelanta un jefe comunal ante este medio. Con este reclamo histórico y nunca atendido, pretenden poner a otros dirigentes en la competencia. El hombre de Lomas de Zamora y ahora jefe de Gabinete bonaerense quiere competir por la gobernación y dará pelea para conseguir este puesto. Kicillof es apadrinado por Cristina Kirchner e Insaurralde, por su hijo Máximo. ¿Quién terminará definiendo?

En cambio, quien quiere ser es Eduardo “Wado” de Pedro. Teje vínculos con gobernadores, con gremialistas y hasta con empresarios, entre los que está el Grupo Clarín. Amplio pragmatismo para un momento en el que la jefa política del espacio lanza la consigna “Magnetto es mafia”. No pasa desapercibido que el funcionario más cercano a la vice no haya mencionado nada sobre el caso Lago Escondido. Sin embargo, se trata de un soldado y entre los propios sospechan que es una jugada coordinada con la titular del Senado. Su problema no es la falta de apoyo de su líder ya que podría ser el candidato del dedo de CFK, sino que, cuando se lo mide, no logra conservar ni siquiera un amplio porcentaje del voto propio. Para otros, es un desconocido.

Cristina Kirchner condenada a seis años de prisión
Cristina Kirchner. FOTO: Télam

Con la vice afuera de competencia, también se abre la discusión por la boleta de senadores de la provincia de Buenos Aires, un cargo que podría ser para De Pedro, quien podría convertirse en la espada que lidere la resistencia en el Congreso en caso de una derrota presidencial. Para este lugar ya hay otros que también se pueden anotar, como Daniel Scioli. El embajador en Brasil puede ser candidato a presidente de un Alberto Fernández que decida no competir o también ir en una boleta legislativa.

Durante esta semana, Sergio Massa tuvo que ratificar que no será candidato. Al contrario de lo que sucede con la vicepresidenta, algunos descreen de sus palabras. Horas después de la presentación de CFK, los mensajes no tardaron en llegar. Si no es la titular del Senado, sus acciones suben. ¿Esto ya habrá sido hablado entre la vice y el ministro de Economía? El tigrense aprendió a no contar nada sobre sus diálogos, algo que la exjefa de Estado suele rescatar. Aparecen las comparaciones inevitables con las filtraciones que suelen llegar desde la Casa Rosada cada vez que los compañeros de fórmula de 2019 se reunieron.

Construir un candidato que pueda pelear la elección con alguna chance no parece fácil. Cristina Kirchner dejó esta tarea en manos de la dirigencia del Frente de Todos.

Quizá sabiendo que tampoco ella podría hacerlo esta vez de manera exitosa. Las disputas internas podrían resolverse a través de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias que Alberto Fernández se negó a eliminar. En ese caso, habrá que esperar para saber quién se anima a competir contra el postulante que decida tener CFK en esa instancia. Algunos oficialistas insistirán con una candidatura de la vicepresidenta, quien después de salir del coronavirus, tendrá una nueva movilización en apoyo. Será el próximo 19  de diciembre.