miércoles 27 de octubre de 2021
POLITICA tras la máxima tensión
17-09-2021 23:58
17-09-2021 23:58

Cambios en el Gabinete: Cristina obtuvo mucho de lo que quería

Manzur va como jefe de Gabinete, y Aníbal Fernández a Seguridad, como los recambios más notorios. Cafiero, a Cancillería y siguen De Pedro, Guzmán y Kulfas. Domínguez a Agricultura y Filmus a Ciencia.

17-09-2021 23:58

Los chats estuvieron activos hasta de noche, las conversaciones telefónicas comenzaron al amanecer y las reuniones se mantuvieron a lo largo del día. Los dirigentes del oficialismo buscaron durante el viernes retomar las negociaciones horas después de que Alberto Fernández y Cristina Kirchner llegaran al punto máximo de tensión. Sin ningún actor de la alianza del Gobierno dispuesto a romper el frente, ambos sectores sumados a Sergio Massa comenzaron a armar un gabinete con volumen y reforzado como la primera salida a la crisis generada tras la derrota del 12 de septiembre.

Juan Manzur será el nuevo jefe de Gabinete. Hasta hace unos días nadie podía pensar que era elegido por Cristina Kirchner. El gobernador de Tucumán fue el primer jefe provincial en apoyar la candidatura presidencial de Alberto Fernández pero tenía disputas no saldadas con la Vicepresidenta. Solo se mantuvo en el Frente de Todos por la fórmula de unidad. Pero la Vicepresidenta lo dejó claro en la carta: fue un nombre propuesto por ella a pesar de las diferencias.

Santiago Cafiero continuará en el gobierno pero como ministro de Relaciones Exteriores y Culto. Alberto Fernández decidió mantener al hasta ayer jefe de Gabinete dentro del gobierno y así lo hizo, lo que significa la salida de Felipe Solá.

Uno por uno, los nombres que conformarían el “nuevo” gabinete de Alberto Fernández

El otro dirigente que se suma es Aníbal Fernández. Este es el peronista que más veces sonó para integrar el gobierno y aunque mantenía buen vínculo con el Presidente, nunca lo había convocado hasta ahora que será el nuevo ministro de Seguridad. Sabina Frederic había quedado en la mira en las últimas semanas por sus declaraciones sobre la tranquilidad en la que se vivía en Suiza. La funcionaria había mantenido también fuertes cruces con su par bonaerense, Sergio Berni pero Fernández había decido sostenerla.

Otro de los que vuelven a formar parte de un gabinete nacional es Julián Domínguez. Será el responsable de Ganadería, Agricultura y Pesca en reemplazo de Luis Basterra. Y hay más dirigentes que fueron parte del gobierno de Cristina Kirchner que regresarán ya que Daniel Filmus estará al frente de Ciencia y Tecnología.

La salida de Nicolás Trotta como ministro de Educación también forma parte del recambio. En su lugar asumirá Jaime Perzyck. Paradoja: era hasta ahora Viceministro de Educación y presentó la carta de renuncia junto a una docena de funcionarios kirchneristas.

El lugar de Juan Pablo Biondi, el primero de los funcionarios en presentar la renuncia indeclinable,  será ocupado por Juan Ross, quien hoy trabaja bajo la estructura del secretario de Medios y Comunicación Pública, Francisco Meritello. “El mandatario resaltó y agradeció el trabajo realizado por los funcionarios salientes y recibió el compromiso en esta nueva etapa de ministros designados”, describieron en un comunicado breve que emitió presidencial en el que dio a conocer los cambios.

Los sobresaliente de los cambios es que el ministro que estaba ya afuera por decisión del Presidente, continuará en el cargo. Se trata de Eduardo “Wado” De Pedro.

El enorme desafío de Manzur: ser un jefe de Gabinete "de unión" entre las partes del frente oficialista

Durante las últimas horas los principales socios de la alianza buscaron acordar nombres que signifiquen mucho más que un cambio de figuras. La idea es, como primera señal de salida, que el Frente de Todos pueda mostrar fortaleza más allá de las disputas entre el Presidente y de la Vicepresidenta, cuyo vínculo tardará mucho más en recomponerse.

Por eso, se recurrió a viejas caras de la política a las que convocaron por la experiencia.

Sergio Massa no movió nada, el kirchnerismo ganó lugares y se asegurará que el acuerdo conlleve un cambio de la política económica. En representación de Fernández, negociaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

La salida del secretario de Medios, Juan Pablo Biondi tuvo que ver con las acusaciones que la Vicepresidenta lanzó sobre él por “operar” en su contra. El vocero presidencial era una de las personas de máxima confianza de Fernández (ver aparte).

Un gabinete peronista, con nombres de experiencia y que represente a todos, ese es el objetivo. Como muestra de negociación, este viernes volvió “el poroteo” hacia atrás y la salida segura de Eduardo “Wado” De Pedro se hizo esperar. Al final no sucedió.

Renuncias, crisis, cónclaves y la carta de CFK: cronología de los días más agitados del Frente de Todos

Sin un movimiento de De Pedro y con los nuevos nombres como los de Aníbal Fernández la Vicepresidenta volvió a demostrar que sigue siendo la socia mayoritaria de la alianza.

Fernández y Kirchner siguieron la negociación a través de sus emisarios. Ningún sector planteó una fuerte pelea que provocaría, por ejemplo, tocar los ministerios con mayor caja.

La presión del kirchnerismo para lograr los cambios rápidos que comandó De Pedro con la carta de renuncia a disposición fue resistida por Fernández hasta el jueves. El Presidente aseguraba que tenía poco para perder ante un kirchnerismo que necesita ganar elecciones. Los movimientos serían a su tiempo. Pero no imaginó la misiva de su Vicepresidenta.

El vínculo está roto, pero ambos saben de peleas y reconciliaciones. Alberto Fernández y Cristina Kirchner se conocen como nadie y ahora solo depende de ellos la convivencia. Algo ya es seguro: la firma del contrato es hasta diciembre de 2023. Después de ello, será difícil que renueven.