miércoles 18 de mayo de 2022
POLITICA Archivo
03-08-2018 16:32

Elogios cruzados entre Cristina y uno de los empresarios detenidos por los "cuadernos K"

La expresidenta estuvo en Río Turbio en 2011. Sobre la visita habló el presidente de Isolux, Juan Carlos Goicoechea, ahora preso.

03-08-2018 16:32

El rumor siempre estuvo. Pero ahora se conocen detalles increíbles. Los cuadernos que escribió el exchofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno, prometen ofrecer un escándalo sin precedentes en la Argentina. Entre los mencionados y ahora preso está el empresario Juan Carlos Goicoechea, exautoridad de Isolux en el país. 

El 23 de julio de 2011 la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner viajó hasta Santa Cruz para visitar la mina de Río Turbio, a cargo de una serie de compañías que ahora están en la mira. La exmandataria habló de miles de millones de pesos en inversión. Y Goicoechea llenó de elogios a la gestión K.

"Se trata de una inversión de 2.850 millones de pesos", dijo Cristina frente a un auditorio lleno de trabajadores y militantes. A su lado, observaba la escena el exministro de Planificación, Julio De Vido, también preso. Kirchner fue mucho más allá y destacó: "En 2010, sin contar las obras del 2011, llegamos a invertir 17.300 millones de pesos en obras energéticas. Es imposible", sentenció. 

"Estamos en la obra más importante de la que se tenga memoria en generación de energía de carbón en la República Argentina. Pero no estamos haciendo esta obra porque es una obra pública, sino porque el país que él también soñó (por Néstor Kirchner) cada vez nos demanda más y más energía".

Por su parte, Goicoechea se mostró satisfecho por "los avances de obra": "Estamos muy conformes con el nivel de avance y el grado de ejecución. Lo entendemos como un espaldarazo a la obra y a su ejecución realmente muy grande. Tenemos 500 personas trabajando en obra aún en plena veda para no frenar la ejecución", dijo. 

También se mostró en contra de las críticas de las organizaciones ambientalistas: "Todo gran desarrollo siempre tiene quien está a favor y quien está en contra. Estamos hablando de una obra de mil millones de dólares. Esta central hay ocho en el mundo, nada más". "Estamos casi en un 60% de grado de ejecución. Tenemos finales de obra para mediadios/fines del año que viene (por el 2012)", dijo. Nada de eso se cumpliría.