Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
miércoles 20 de noviembre de 2019 | Suscribite
POLITICA / Entrevista Exclusiva
lunes 30 septiembre, 2019

Cynthia García habló con PERFIL: ¿Vuelve 678?, Censura, porqué criticaban a Alberto y el caso Santoro

La periodista analizó el rol del programa que se emitió por la TV pública. Reivindicó la batalla con Clarín y contó por qué eran válidas las críticas al candidato a presidente del kirchnerismo.

por Julian D'Imperio

La periodista Cynthia García. Foto: Captura Video
lunes 30 septiembre, 2019

"Queremos que dejen de analizar 678 fuera de contexto. Somos parte de un colectivo censurado. No han contratado a ninguno por el terror que instalaron y ni siquiera nos han dado la palabra para defendernos", lamentó Cynthia García, al recordar su paso por el programa que aún genera debates y peleas entre periodistas.

No obstante, tras lo que consideró "cuatro años de censura macrista", el probable cambio de color político despertó su esperanza para el país y la "desconcentración de medios" que lidera el Grupo Clarín, según ella

Además, en diálogo con PERFIL, se metió en la discusión por la "Conadep de periodistas", en el caso de Daniel Santoro, procesado por la causa D'Alessio, y recordó los informes en donde criticó al candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández.

- El rol de 678 sigue siendo hoy un debate. Ahora instalado porque con un eventual Gobierno de Alberto Fernández, muchos imaginan que podría volver ¿Puede volver?

-678 fue un programa de una Argentina. Nace en 2008 con un contexto en el que el sector político del campo quería voltear al gobierno y generó una crisis democrática que estaba apoyada por una concentración mediática. 678 fue el contrapeso comunicacional ante eso. El gran problema es que lo pensamos descontextualizados. Fue una reserva de periodismo y ética. Sí, hemos tenido debates y errores hacia adentro, como cualquier programa los tiene. Pero era un programa de televisión y compararlo con un proyecto político es un error. No se puede comparar el programa con toda la maquinaria mediática hegemónica. Ahí está la discusión. No creo que vuelva 678, porque no es esa Argentina y nunca se vuelve de la misma manera. No sé si sería posible el regreso de 678, pero hay que seguir evidenciando el poder. 

"Sí lo señalamos (a Alberto) como el vocero de Clarín. No creo que no se puedan revisar los archivos. Es válida la interpelación"

-¿Porqué creés que se generó tanto amor/odio a su programa?

-Porque lo que hizo fue desnudar el poder de Clarín sistematicamente. Eso es lo imperdonable de 678, se dedicó a poner en evidencia el poder. Tenenbaum y otros periodistas sienten que 678 los persiguió, pero se olvidan que en realidad era el ejercicio reflexivo de analizar los discursos públicos. En qué contexto lo decían. En qué medios, bajo qué intereses. Y a nosotros nos han estigmatizado personalmente y profesionalmente por eso. Dijeron que cobrábamos sueldos inmorales y era mentira.

678 ahora no esta, no tiene voz para defenderse. Fuimos moneda de cambio que todo el espectro comunicacional aceptó. A ninguno nos han contratado, seguimos comunicando de distintas maneras, yo cree un medio pero tuvimos déficit de empleo por el terror que generó Magnetto. Lo que queremos como colectivo es que frenen con 678, basta de analizarlo fuera de contexto. Dejemos de hablar por encima de un programa que nunca tuvo la palabra. No nos dieron laburo.

"Eso es lo imperdonable de 678, se dedicó a poner en evidencia al poder"

-¿Te parece que ese resultado final es una derrota contra el poder de Clarín y el macrismo?

-No lo veo en términos de guerra. Sí veo a la comunicación como una lucha social. Pero la comunicación contra hegemónica nace con Mariano Moreno y por eso festejamos el Día del Periodista el 7 de junio. Esa confrontación continúa y hay cada vez más concentración eso sí. Obviamente que hay una profundización de las asimetrías. 

-Te esperanzas con un gobierno de Alberto Fernández y la posibilidad de volver a plantear esa desconcentración, por ejemplo, con una Ley de medios?

-Con Alberto tengo un trato periodístico. Lo he entrevistado un par de veces pero no hay una cercanía. Soy parte del colectivo censurado de periodistas desde el 10 de diciembre. Todavía sufro el macrismo, tengo expectativa que tienen los argentinos. A mi cualquier regreso de representación popular me genera expectativa. Él dijo que la ley de medios no es un instrumento para desconcentrar. Yo sí lo creo. Él hablo de mecanismo de leyes de competencia. A mí me sigue generando expectativa. Por supuesto que no es conspirativo contra Clarín, es objetivo, y porque la concentración de medios afecta la calidad de la democracia en cualquier parte del mundo.

Así criticaba 678 a Alberto Fernández: "Lobbista de las corporaciones" y "clarinista"

-Hay informes de 678 en donde se lo cuestionaba a Alberto como el "lobbysta de Repsol". ¿Qué cambió con Cristina?

-Él mismo dijo que resolvió sus problemas politicos con Cristina. Sí lo señalamos como el vocero de Clarín. No creo que uno no pueda revisar los archivos, es valida la interpelación. Y pensar porqué 678 criticaba a Alberto, pero hay que sacarle la mirada conspirativa. 678 claramente defendía a Cristina como el "dique que frenaba todo lo que se vino, el liberalismo", como decía Sandra Russo. 

-Conadep del periodismo: otro tema de agenda de medios. ¿Qué pensás?

-Hay que sacarle la connotación que se le dio a ese planteo. Hay que analizar el discurso de la comunicación durante el macrismo. Estoy preparando una tesis sobre eso precisamente. Hay palabras que no son inocentes, que tienen una carga pesada. La Conadep lleva a lo que precisamente fue: tomó testimonios de la dictadura, no podemos pensarlo así. No estoy de acuerdo con ese titulo, sí  en revisar para repensarnos como comunicamos, no en términos personales, no estigmatizantes. Yo jamás podría pensar en una idea de linchamiento a periodistas, ni reproches personales. Ahora yo no creo que esa es la idea, hay que revisar discursos públicos. Dónde lo ejerciste y cómo. Todo en el marco del Estado de derecho. Persecución es lo que hizo el macrismo y Clarín, en temrinos políticos no sólo mediáticos. No los organismos de DD.HH.

-Y en el caso Santoro, donde ya hay una causa judicial en el medio, ya no son opiniones de periodistas, ¿cómo lo analizás?

 -Santoro era fuente de servicios de inteligencia. No es un término periodistico como le podes reprochar a Maul, Leuco, Lanata. Decian que cobrabamos sueldos millonarios, ni siquiera me meto en eso. Majul me hizo un juicio. Fopea no recomienda demandas civiles entre periodistas. Nunca dije que había cometido un delito, mostré la pauta que había cobrado por decretos de urgencia del Gobierno de la Ciudad. La investigación era contra el Estado en todo caso.

Aun así, no fue por términos personales. Es cómo ejerces el periodismo. No existe el periodista astronauta que mira la realidad desde la estratosfera, estamos metidos en el barro de la política. Otra es un periodista que comete delitos y pone en evidencia la relación de los servicios y el periodismo. Desde su alto lugar en Clarín era fuente de servicios de inteligencia. Eso investiga Ramos Padilla, pero sin prisiones preventivas. 

JD/MC


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4819

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.