miércoles 17 de agosto de 2022
POLITICA MESA DE ENLACE

El campo, dividido, lanza una medida de protesta en medio del alza de precios

El cese de comercialización será el miércoles y quedó atado más a la incertidumbre de la economía, más que al planteo de los ruralistas. Preocupa la falta de gasoil y el dólar blue.

10-07-2022 00:14

No fue hace mucho, el 29 de junio, cuando las cuatro entidades del campo, reunidas con las bolsas de cereales y cámaras del sector, proyectaron para este miércoles un “cese de comercialización” en protesta por la falta de gasoil, la suba de precios internos, entre ellos, los impuestos, y la inseguridad en los campos.

El presidente de la Sociedad Rural (SRA), Nicolás Pino, explicó que la medida, a la que se le van a sumar movilizaciones al costado de la ruta, busca “concientizar sobre los problemas que tenemos todos los sectores del campo, no solo los productores, sino también transportistas, acopiadores, frigoríficos” entre otros.

“Tenemos mucho para demandar, pero también tenemos mucho más para ofrecer”, dijo Pino a la prensa, tratando de mantener los “puentes” con el Gobierno, y destacando que tres de cada cuatro dólares que se exportan lo hace el sector agroprecuario y agroindustrial.

Entre los reclamos se encuentra “el doble precio que tenemos” que pagar los productores, que compran insumos a un dólar de $ 270 y vende los granos “a precio oficial menos retenciones” que deja unos $ 85 o $ 110 (el kilo) de carne.

“Nosotros estamos abiertos a seguir dialogando, pero necesitamos medidas claras”, dijo Pino, el expositor más claro de la Mesa que integra junto con los titulares de Coninagro, Federación Agraria (FAA), y Confederaciones Rurales (CRA).

Detrás de ellos, estaban pugnando por medidas “más fuertes” los denominados “productores autoconvocados” que hace justo un año, realizó una concentración masiva en San Nicolás a la cual “adhirieron” de manera inorgánica las entidades que conforman la Mesa de Enlace.

El otro escalón fue en marzo de este año, cuando llegaron con sus tractores a la Plaza de Mayo.

Pero la medida resuelta ahora por la Mesa de Enlace, autoconvocados, bolsas de cereales y cámaras del sector parece que fue “hace un siglo”, porque se produjo 72 horas antes de que renunciara a su cargo el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el dólar aumentara con toda velocidad y los productos comenzaran a escasear en las góndolas.

Incluso, sobre esto último, el presidente de la Federación de Almaceneros de la provincia de Buenos Aires (FABA), Fernando Savore, aseguró que, tras los cambios en el Ministerio de Economía, se encontraron con aumentos en los mayoristas y proveedores que “oscilaban entre el 10 y el 15%, tanto en lo que es comestibles, como en limpieza y perfumería”.

Savore, en declaraciones a Radio AM 550, indicó que “viendo el revuelo (generado por la suba de precios), lo que hicimos fue enviar una nota a los distintos mayoristas para que nos den la oportunidad de reponer la mercadería vendida, con abastecimiento y con los mismo precios”.

Además, los camiones que cortaban las rutas por falta de gasoil levantaron los piquetes el 30 de junio, luego de que un colega fuera asesinado por intentar eludir “un piquete” sobre la Ruta Provincial 65, en la localidad bonaerense de Daireaux, un día antes de la convocatoria al “Cese de comercialización y movilizaciones”.

Además, “acordaron” con las cámaras empresariales un aumento del 15% en las tarifas del transporte de granos, lo que les permite abastecerse en el mercado “blue” de combustible.

En medio de este panorama, el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, señaló que el paro anunciado se debe evaluar después del contexto de los últimos tres días y la designación de Silvina Batakis.

“El país está parado, no sé qué vamos a parar” dijo Iannizzotto en declaraciones al diario Los Andes, de Mendoza, provincia de donde es oriundo.

Y agregó que estaba “hablando desde Coninagro, no por toda la Mesa de Enlace. Creemos que el contexto en estos días ha cambiado”.

“El país está parado, no sé qué vamos a parar. La cotización de los títulos, el dólar, el financiamiento, el mercado de capitales, todo está en una incertidumbre tan grande que tenemos que reflexionar de qué manera aportamos y no caemos en una visión egoísta de nuestro reclamo”, aseguró Iannizzotto.Sin embargo, hasta ahora, el “cese de comercialización y movilizaciones al costado de las rutas” sigue en pie, pero sin el empuje que tenía cuando estaba Guzmán.

Los precios de la carne no bajan, pero las exportaciones sí. En abril del año pasado, el gobierno dispuso restringir las exportaciones de carne “para defender la mesa de los argentinos”, según dijo el presidente Alberto Fernández.

Pero la medida no dio buen resultado, sino todo lo contrario. En los primeros cinco meses del año se exportaron 344 mil toneladas peso res, 7% menos que en igual período de 2021, si bien se facturó US$ 1.420 millones, cifra 30% superior al valor registrado entre enero y mayo del 2021.

El titular del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas, Mario Ravettino apuntó a que “la mejora en el valor medio absorbió la reducción en las toneladas exportadas respecto de los doce meses cerrados en 2020/21, pero significó una disminución de US$ 320 millones, si se extiende la comparación al acumulado entre 2019/20”.

Esa medida hizo que países vecinos, como Uruguay, Brasil y Paraguay, incrementaran sus ventas al exterior, desplazando a Argentina del mercado.

Además, a pesar de la restricción de las exportaciones, al término de ese año, el consumo de carne vacuna en Argentina resultó el menor desde 1920 con un promedio de 47,8 kilos por habitante, según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Tampoco la restricción y la menor demanda sirvió para bajar el precio local. En mayo, cuando la inflación interanual llegó al 60,1% según datos del Indec, el precio de la carne aumentó por sobre ese promedio.

Según el último informe elaborado por la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra), en los últimos doce meses, el precio del asado aumentó 62,2% anual, la carne picada, 63,3%, la paleta, 65,2%, el cuadril, 66,7%, y el de la nalga, 67,2%, mientras que, en el caso del pollo, se registró un incremento interanual del 86%.

En esta Nota