jueves 20 de febrero de 2020 | Suscribite
POLITICA / Inflación
viernes 20 abril, 2018

Para el FMI, las metas de Sturzenegger eran "muy optimistas"

Los analistas consideraron que para bajar la escalada de precios los países latinoamericanos necesitaron más de cuatro años. Críticas al gradualismo.

El director para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner. Foto: Cedoc
viernes 20 abril, 2018

El director para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, consideró este viernes que el Gobierno fue "muy optimista" al prometer bajar la inflación a un dígito en cuatro años y alertó que "es difícil" alcanzar esa meta.

Werner dijo que bajar la inflación a niveles de un dígito "lleva tiempo y es difícil", y que las metas originales del Gobierno eran muy optimistas. En esa línea, sostuvo que llevar la inflación de 40% a un dígito "ha tomado tiempo en la región" y recordó que México tardó seis años y Colombia "un poco más".

"Tratar de llegar a un dígito en cuatros años era muy optimista. Es difícil", apuntó Werner, en declaraciones a la prensa.

Además, agregó que los procesos de desinflación en México, Colombia y Chile "presentaron elementos inerciales importantes, y en ese sentido las metas originales que había planteado el Gobierno eran ambiciosas".

"Lo importante es que la tendencia y la dirección se mantenga", agregó el funcionario del FMI que prevé para este año un crecimiento del 2%, y una inflación del 19,3 por ciento, superior a la meta oficial del gobierno del 15%.

¿Gradualismo? Al preguntarle si la dificultad para bajar la inflación era un efecto colateral del gradualismo, Werner señaló que "en países que han avanzado con consolidaciones fiscales tal vez más rápido, también hemos visto rezagos importantes".

"El gradualismo se presenta a la Argentina como una opción en un contexto de mercados internacionales de capital muy diferentes al que enfrentó México después de la crisis del Tequila para bajar la inflación", añadió el director del FMI.

Por su parte, Nigel Chalk, subdirector del departamento del Hemisferio Occidental en el FMI, también opinó que el gradualismo en Argentina "no es neutral y tiene algunos efectos secundarios, y ha creado tensiones".

Entre los "efectos secundarios" por ese gradualismo el especialista mencionó "un crecimiento relativamente rápido de un déficit de cuenta corriente, un desafío que tiene que ser atendido". Además, Chalk agregó que "vemos un difícil proceso de reducción de la inflación".

Para el experto, la "corrección de distorsiones está tomando más tiempo de lo que población pensó y de lo que al gobierno le habría gustado".


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4911

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.