miércoles 18 de mayo de 2022
POLITICA balance de la gira por europa
15-05-2022 00:50

El Gobierno destaca las bilaterales de Alberto y criticó a Macri por “arrastrado”

15-05-2022 00:50

Alberto Fernández despegó de Buenos Aires el lunes por la tarde con un plan de vuelo parcial que logró completar recién en suelo europeo. Sin lugar para una misión comercial, el Presidente logró cumplir el objetivo político de reunirse con tres presidentes en una semana y posicionarse como el primer jefe de Estado de América Latina que muestra una fuerte preocupación ante una guerra que en el viejo continente ya describen como “catastrófica” y con consecuencias de “hambruna” y “desestabilización” en los países más pobres.

Alberto Fernández sabe que llegó a una Europa revuelta por la guerra que desató Rusia en Ucrania. La primera escala fue en Madrid, en donde tuvo su primera reunión bilateral con el presidente de España, también aquejado por una crisis económica y política.

Pedro Sánchez padece las consecuencias de una guerra que se extiende más de lo que los principales líderes del mundo imaginaron, pero también una crisis interna por espionaje al gobierno español que horas antes de la llegada de Alberto Fernández derivó en la destitución de la titular del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

La guerra llevó a España a pasar de una inflación interanual del 1,5% al 8,7% y los principales aumentos se dieron en la energía y el gasoil, lo que provocó una marcha masiva del campo. En ese contexto Fernández llevó la problemática del aumento de precios a los tres encuentros que mantuvo y propuso que los Bancos Centrales europeos no eleven las tasas de interés como mecanismos de respuesta a la suba de precios, sino que se encarguen de coordinar políticas de financiamiento para el desarrollo y de la oferta.  

Alberto Fernández también llegó a Europa como líder regional y con el objetivo de fortalecer la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y reactivar el vínculo entre el organismo que preside y la Unión Europea que no mantiene reuniones desde hace siete años.

Frente al canciller alemán, Olaf Scholz, el jefe de Estado dijo: “Vemos con enorme preocupación el modo en que esa guerra repercute negativamente. Más allá de condenar la agresión que hoy padece Ucrania, estoy convencido de que debemos buscar caminos que cuanto antes pongan fin a esta guerra que se lleva vidas y es inmoral. Tenemos que tratar de buscar una respuesta porque no es solo entre la OTAN y Rusia, es un conflicto que está atravesando a todo el mundo”.

“Demostró que no hace falta ser un arrastrado como Macri para que te presten atención”

A pesar del desorden en la agenda oficial, Fernández logró ser recibido por Scholz. El sucesor de Angela Merkel muestra una agenda ajustada cuando se trata de relaciones bilaterales pero aceptó recibir a Fernández y que se convierta en el primer presidente latinoamericano en fotografiarse con él.

"Estamos muy satisfechos con la gira. El Presidente se reunió con tres líderes mundiales en pocos días. La gira tenía mucho sentido, no solo por la preocupación que generó la guerra, sino también para poder contarles a estos líderes que la paz es urgente. La Argentina es un país pacífico", dijo el canciller Santiago Cafiero. Y en diálogo con De puntín, en radio Continental, agregó: "El Presidente demostró en esta gira que no hace falta ser un arrastrado como Macri para que te presten atención en el extranjero".

La última escala fue en Francia para visitar al jefe de Estado con el que Fernández siente mayor afinidad. “El mundo precisa más proteínas, no más misiles. Más producción, y no recesión”, dijo el presidente argentino en la declaración conjunta con Emmanuel Macron. En este tercer encuentro, Fernández se fue con un regalo para su hijo Francisco. Salió convencido del Palacio Elíseo de que se trataba de una campera Hermes, pero en el avión quiso abrir el regalo y se dio cuenta de que se trataba de un caballo de peluche de esta exclusiva marca.

En medio de la gira, no faltaron las turbulencias internas cada vez que Fernández se enfrentó a los medios. Comprobó que no solo en Argentina su vínculo con Cristina Kirchner se lleva gran parte de la agenda cada vez que debió responder ante los medios extranjeros por ello.

En la agenda internacional del Presidente figura como próximo destino la Cumbre de las Américas. Fernández dijo que asistirá, pero reclamó que sean invitados todos los países, incluidos Cuba, Nicaragua y Venezuela. El presidente mexicano, Manuel López Obrador, ya avisó que no participará del evento en Estados Unidos, al que tampoco podría asistir Jair Bolsonaro, por su mal vínculo con Washington. Habrá que esperar para saber si Fernández finalmente se suma o no en momentos en que Joe Biden quiere mostrar el resurgimiento de su liderazgo en la región.