7th de March de 2021
POLITICA POLÉMICA POR LOS CENTROS DE AISLAMIENTO
02-02-2021 11:33

El Gobierno se reunió con Amnistía Internacional para analizar la situación de Formosa

El jefe de gabinete, Santiago Cafiero, encabeza una reunión en su despacho de la Casa Rosada de la que participan integrantes de la Secretaría de Derechos Humanos.

02-02-2021 11:33

El Gobierno de Alberto Fernández continúa con su estrategia de "escuchar a todos" los actores involucrados en la provincia de Formosa, donde se realizaron denuncias por condiciones de hacinamiento y violaciones a los derechos humanos en los centros de aislamiento de coronavirus. El último paso fue concretar una reunión con Amnistía Internacional Argentina.

La Casa Rosada tomó una actitud moderadora sin enfrentar al gobernador aliado de Formosa, Gildo Insfrán. Ese enfoque es el mismo que ya tomó la semana pasada el propio secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, en su visita a esa provincia donde se entrevistó con las autoridades locales, las organizaciones sociales, dirigentes y referentes de la oposición política y representantes de la sociedad civil.

El equipo de RePerfilAr se comunicó con Paola García Rey, directora adjunta de Amnistía Internacional, quien denunció: "Hay violaciones de los derechos humanos en Formosa. Nosotros hemos documentado casos concretos que ocurren a raíz de una política provincial de llevar a cabo detenciones compulsivas a personas sin coronavirus o con síntomas muy leves". “Hay gente que estuvo más de 30 días porque se contagió en el centro de aislamiento en condiciones completamente deplorables”, concluyó la especialista.

En estos momentos, en la Casa Rosada, el jefe de gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, encabeza una reunión en su despacho acompañado por Pietragalla y Andrea Pochak, subsecretaria de Protección y Enlace Internacional de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y las autoridades de Amnistía Internacional Argentina, Mariela Belski, Directora Ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina y su directora adjunta, Paola García Rey.

El pasado viernes 29 de enero, a través de su cuenta de Twitter, Amnistía Internacional Argentina había pedido a la Secretaría de Derechos Humanos condenar las violaciones de derechos humanos en Formosa y “agotar todos los medios a su alcance para revertir la grave situación”.

Los reclamos de Amnistía Internacional

“Los hechos denunciados en Formosa demuestran una grave afectación del derecho a la salud, a la integridad física y mental, a la vida, a no sufrir tratos crueles, inhumanos y degradantes, a la libertad personal, a la privacidad e intimidad, y a recibir un trato digno”, denunció la entidad.

“El Gobierno nacional no debe convalidar una política sanitaria que expone a las personas a situaciones de encierro compulsivo y arbitrario, y a otras violaciones a sus derechos. El mandato de la Secretaría de Derechos Humanos le exige ser absolutamente respetuosa de las denuncias recibidas de los propios afectados y actuar en consecuencia, dando cuenta del máximo respeto a las obligaciones internacionales que el Estado argentino ha asumido”, indicó.

“La vulneración de derechos no puede ser una alternativa para combatir al COVID-19. El cumplimiento de los derechos humanos es el marco que asigna legitimidad, legalidad y eficacia a todas las acciones de gobierno”, concluyó, y adjuntó una carta que se le remitió a Pietragalla.

B.D.N.

En esta Nota