lunes 02 de agosto de 2021
POLITICA nueva decisión presidencial
25-06-2021 23:48

El Gobierno limita los ingresos del exterior a 600 personas por día

Es por el temor al rebrote de coronavirus con la variante Delta. La medida regirá desde la semana que viene. Hasta ahora entraban 2.000 personas en promedio.

25-06-2021 23:48

El gobierno de Alberto Fernández decidió prorrogar por tercera vez el decreto de restricciones con el objetivo puesto en que los casos de coronavirus sigan en baja. Sin embargo, la mayor novedad de las próximas semanas tiene que ver con los ingresos al país, ya que la cifra de dos mil personas que hoy pueden llegar desde el exterior se reducirá drásticamente.

Con el plan de vacunación avanzado y la llegada de más de 25 millones de dosis, la mayor preocupación tiene que ver con el ingreso de nuevas variantes del coronavirus, como la Delta. Por esto, la medida más dura tendrá que ver con seguir restringiendo los vuelos desde el exterior.

Hasta ahora el cupo de ingresos era de hasta 2000 personas diarias. Esta cifra a partir de una nueva decisión administrativa de la Jefatura de Gabinete, a cargo de Santiago Cafiero, bajará a 600 viajantes. Esto tiene que ver con seguir retrasando la circulación comunitaria de una variante más contagiosa y resistente a la inmunización de las que circulan en nuestro país.

Pero la decisión se terminó de tomar después de que la Dirección de Migraciones detectara un incumplimiento de la cuarentena del 40% de pasajeros que ingresaron en las últimas semanas al aeropuerto de Ezeiza.

En la resolución también volverá a insistirse que quienes regresen del exterior entre el 1° de julio y el 31 de agosto, están obligados a aislarse en los lugares que determinen los gobiernos provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires, durante diez días, contados desde el testeo realizado en el país de origen. En caso de que las jurisdicciones definan aislamientos en hoteles aunque el análisis de negativo, la estadía estará a cargo del pasajero.

“Las jurisdicciones tienen que hacerse cargo del cumplimiento del aislamiento y si no se cumple, le caemos con el Código Penal”, graficaron desde la Casa Rosada sobre la dureza con la que harán cumplir la norma.

Sobre este punto, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, admitió durante una conferencia de prensa desde el aeropuerto de Ezeiza que el hecho de que “4 de cada 10 personas no cumplan el aislamiento genera preocupación y obliga a medidas extra para minimizar la situación”, al tiempo que anticipó que “las sanciones se van a intensificar”.

“Le pedimos a la población que minimice las salidas al exterior”, insistió la funcionaria que fue a recibir un nuevo cargamento de 1.200.000 dosis de la vacuna AstraZeneca.

Esta vez, no hubo rondas de asesoramiento con el comité de expertos ni con los gobernadores, incluso el Presidente tuvo una agenda alejada de la pandemia el día del vencimiento de las restricciones y fue Carla Vizzotti la encargada de hablar del coronavirus.

No obstante, se confirmó que el mandatario brindará mañana un mensaje grabado desde el Centro Cultural Kirchner alertando sobre la importancia de la prevención ante la posible llegada de la tercera ola de coronavirus, con la variante Delta.

Desde hace semanas, el Gobierno busca que sean los gobernadores y el jefe de Gobierno porteño los que definan las medidas ya que el DNU solo establece lo que la Casa Rosada considera “un piso de restricciones”.

Esta será la tercera prórroga del DNU 287 que establece un marco con parámetros de riesgo epidemiológico y sanitario conocido como “semáforo sanitario”, con una estructura similar al proyecto de ley que tiene media sanción del Senado y que ahora la Cámara de Diputados promete tratar el martes próximo.

La extensión de la nueva norma que volverá a llevar la firma del Presidente será por dos semanas y finalizará el 9 de julio. En ese entonces y tras el regreso de Fernández al país después de un viaje a Francia, en su entorno esperan que finalmente el jefe de Estado pueda promulgar la ley con la que piensa seguir gestionando la pandemia.

Ya hay 60 denuncias

La Justicia ya investiga al menos 60 denuncias presentadas por la Dirección Nacional de Migraciones contra argentinos que regresaron de viajes al exterior e incumplieron la cuarentena obligatoria por el coronavirus de una semana.

Todas las denuncias fueron presentadas por los delitos de “violación de medidas” contra la propagación de una epidemia, en base al artículo 205 del Código Penal, y “resistencia o desobediencia a funcionario público”, según informaron fuentes judiciales.

Las denuncias fueron enviadas a sorteo y recayeron en diferentes juzgados con sede en Comodoro Py 2002. Ahora los distintos magistrados deberán dar vista a las fiscalías para que se resuelva si se impulsan las investigaciones contra quienes no se encontraban en sus domicilios al momento de la inspección.

En total, se presentaron 287 denuncias penales en distintas jurisdicciones contra argentinos que regresaron al país y violaron el aislamiento obligatorio de siete días, lo que representa un 38% sobre un total de 747 inspecciones.

En esta Nota