jueves 19 de mayo de 2022
POLITICA congreso
04-12-2021 02:40

El ministro de Economía esquiva la invitación para hablar de inflación

En los próximos días, el titular del Palacio de Hacienda deberá defender el Presupuesto 2022 que el propio oficialismo le cambió antes de discutir, sobre todo por la suba de precios.

04-12-2021 02:40

El ministro de Economía, Martín Guzmán, les dejó en claro a los diputados kirchneristas que no irá al Congreso a “presentar” el proyecto de ley de presupuesto de 2022 hasta que no tenga cerrada la carta de intención con el FMI y el programa plurianual.

De todos modos, en la Cámara de Diputados ayer aseguraban que estaba confirmada la presencia del titular del Palacio de Hacienda y que en torno al 17 de diciembre ingresaría el plan plurianual.

La semana pasada estuvo signada por rumores: dos de ellos alcanzaban a Guzmán. El primero, que Argentina trabajaba en un préstamo con un fondo “ruso saudí” que sirviera de “puente” para pagarle al Fondo Monetario Internacional los US$ 8.800 millones que vencen hasta marzo, y así tener más tiempo para negociar. Todo esto, alentado por una reunión que mantuvo el canciller, Santiago Cafiero, con el príncipe Faisal, de Arabia Saudita. 

El segundo era que el propio Guzmán se presentaría “entre el jueves y el viernes”, inmediatamente después de que asumieran los nuevos diputados, para “defender el Presupuesto”.

En la Cámara de Diputados aseguran que está confirmado el ministro

El primero de los rumores tuvo que ser desmentido “en vivo” por la vicecanciller Cecilia Todesca, quien luego de una reunión del gabinete económico dijo a la prensa que “no hay nada de eso”. 

El segundo resultó más persistente porque también es más impreciso. Desde el Palacio de Hacienda entienden que un grupo de diputados del oficialismo quieren que Guzmán “dé la cara” y hable sobre el próximo Presupuesto.

La ley de leyes enviada al Congreso el 15 de septiembre, tres días después de las PASO, presupone un aumento del 4% del PBI, una inflación del 33% y un dólar que se devaluará un 30% para alcanzar los $ 130 para diciembre del año pasado, y un déficit fiscal del 3,3% del PBI. 

Pero Guzmán hasta ahora no ha dado respuesta de cuándo se va a presentar, sobre todo si tiene a la mitad de su gabinete en Washington negociando la carta de intención para refinanciar los US$ 45 mil millones que se le adeudan al Fondo. 

Eso marcará, de manera indeleble, cuál será el nivel de déficit fiscal, y con ello, si habrá o no aumento de impuestos y/o baja de gastos, principalmente subsidios, y el nivel del dólar. 

Georgieva puso paños fríos desde el FMI: "Hay mucho por hacer todavía para el acuerdo con Argentina"
 

Tanto los diputados “que se quedan” como los que ingresan han manifestado su rechazo al primer proyecto presentado, que entre otras cosas preveía que el FMI renovaba la totalidad de los 18 mil millones para este año. 

Un eventual aliado, el peronista Jorge Sarghini, diputado vinculado a Roberto Lavagna, destacó que “es un proyecto que no tiene consistencia interna”. 

Puso como ejemplo que “la inflación prevista del 33% está claramente subestimada. Resulta muy difícil esperar una inflación mensual por debajo del 2,5 % con el ajuste de tarifas previsto, la emisión necesaria para financiar parte del déficit fiscal y la inevitable actualización del tipo de cambio, no contemplada en el proyecto”. 

Desde el Senado, el radical Martín Lousteau apuntó “al carácter voluntarista” que tiene el proyecto, “en donde no solo se supone un acuerdo para refinanciar el total de la deuda con el Fondo, sino que además se contempla la llegada de US$ 11 mil millones de otros organismos internacionales. Algo que no se sabe por qué debería pasar”. 

Pero incluso el titular de la bancada del Frente de Todos en la Cámara baja, Máximo Kirchner, adelantó que quiere revisar algunas metas, como un déficit primario del 3,3% del PBI y un recorte de subsidios a la energía del actual 3% al 1,8% o 1,5%. 

 “Hay algunos que parecen enamorarse de los números macro de la economía”, dijo el líder de La Cámpora apenas tuvo el proyecto en sus manos, y agregó: “Después de tanto ajuste macrista, de tanta muerte y dolor que generó la pandemia, les pido que nos demos una oportunidad para cumplir lo que les prometimos en 2019 a los argentinos y argentinas: que los números cierren con la gente adentro”. 

Uno de los principales cambios en el Presupuesto sería la inflación

En medio de esta incertidumbre sobre el Presupuesto y el pacto con el FMI, el presidente Alberto Fernández quiere, además, que se apruebe el proyecto para la promoción de inversiones hidrocarburíferas, con beneficios para los próximos veinte años, que contemplan el permiso para exportar un 20% de la producción que supere la del año previo y el acceso al 50% de las divisas y retenciones de entre 0% y 8% en función de un precio a definir, lo que ya generó tensiones con los gobiernos de Chubut y Santa Cruz. 

El Gobierno también busca aprobar la ley de electromovilidad para estimular la producción y venta de autos eléctricos y el desarrollo de la industria del litio para las baterías de dichos vehículos. 

Y recién ingresó el proyecto de fomento de desarrollo agroindustrial, el cual fue cambiando desde su presentación a Cristina Kirchner, en junio de 2020. Ya no menciona la quita gradual de retenciones y, en su lugar, propone la amortización acelerada de inversiones, devolución del IVA de inversiones e incentivos a gastos en semillas y fertilizantes, entre otras medidas.

 

Soberanxs y el FMI

A través de un contundente documento en el que se analizan las violaciones que cometió el Fondo Monetario Internacional (FMI) al otorgar el crédito de 55 mil millones de dólares al gobierno de Mauricio Macri, Soberanxs –el espacio político que conducen Amado Boudou, Alicia Castro y Gabriel Mariotto– le propondrá al gobierno de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner que antes de sellar cualquier tipo de acuerdo con el organismo multilateral de crédito solicite a la Asamblea General de las Naciones Unidas que le pida a la Corte Internacional de Justicia una Opinión Consultiva, en la que se expidan sobre la forma discrecional y arbitraria en la que se celebró el acuerdo y establezcan las responsabilidades pertinentes y la posibilidad de una reparación por los daños ocasionados.

En tanto, está probado que el FMI incumplió con sus normas estatutarias y a través de sus acciones y omisiones permitió que los fondos desembolsados no fueran utilizados para su objetivo específico, desde Soberanxs consideraron que “esta sería la primera vez en la historia que se cuestiona al Fondo Monetario en una instancia internacional”.