viernes 27 de mayo de 2022
POLITICA la pelea por la gobernación
13-03-2022 02:19

El PRO saca a la cancha a las cabezas bonaerenses

Con la mira en el 2023, el espacio opositor busca opciones para intentar desbancar al Frente de Todos del sillón provincial. Los armados de Santilli y Ritondo se suman al trabajo territorial de los intendentes Grindetti y Valenzuela.

13-03-2022 02:19

Santilli, Ritondo y los intendentes de JxC comienzan a armar de cara a pelear la Provincia en 2023.

Por primera vez desde que fue elegido intendente en 2015 Diego Valenzuela (Tres de Febrero) divide su tiempo entre la gestión y las recorridas por la Provincia.

También trabaja en un plan productivo y un programa para la economía popular con una mirada bonaerense. Es que Valenzuela, al igual que otros intendentes y diputados de la talla de Diego Santilli y Cristian Ritondo, comenzaron a armarse para intentar disputar el liderazgo en Juntos por el Cambio que permita pelear la Gobernación.  

Tras haber ganado ante el peronismo unido, Diego Santilli, con el apoyo de Horacio Rodríguez Larreta, no abandonó sus caminatas y fotos bonaerenses. Aunque no tiene base territorial ni legisladores provinciales, en el marco de acuerdos busca ser el candidato de consenso para el 2023.  

Otro intendente, esta vez de la kirchnerista Tercera Sección Electoral, sorprendió esta semana con una foto en Merlo. Se trata de Néstor Grindetti, de Lanús, quien comenzó a preparar sus planes para pensar en la Gobernación. Grinde-tti se mostró con la senadora provincial Aldana Ahumada y tiene pensado proyectar su imagen por toda la Provincia. Para Lanús ya tiene a Diego Kravetz, su jefe de Gabinete, como delfín para el municipio.  

El intendente de Lanús, junto a su par platense, Julio Garro, además están preparando para lanzar el 18 de marzo el sello Hacemos en Lobos, un partido que tiene como objetivo, entre otros, recolectar peronistas enojados con el copamiento masivo de La Cámpora y Máximo Kirchner en los PJ locales. Será un sello paralelo al del PRO, cuyo apoderado será el propio Kravetz. Para el PRO, en el sur del Conurbano, seguirá el diputado provincial Adrián Urreli, del riñón de Grindetti.

Por su parte, entre sus colaboradores, Valenzuela analiza que el año que viene con una buena elección la cantidad de intendentes de JxC podría pasar de casi sesenta a más de ochenta, si se le da vuelo a aquellos que aparecen como “probables” caciques municipales. Y no cierra sus puertas: aunque puede quedarse en el municipio, trabaja con Santilli y Larreta, pero deja una puerta abierta con Patricia Bullrich, quien le recomendó a su actual secretario de Seguridad. El intendente de Tres de Febrero está convencido que hay una oportunidad histórica para la oposición ante el desgaste del oficialismo y sus internas.

Por su lado, Cristian Ritondo, mientras colabora con las recorridas por el país de María Eugenia Vidal, comenzó su propio armado en la Provincia. Para ello heredó a los diputados y senadores vidalistas más el intendente de Pinamar, Martín Yeza y el de Campana, Sebastián Abella. También se anota con él, pero también con otros jugadores, el de San Nicolás, el peronista Manuel Passaglia. Para el trabajo territorial trabajan el vidalista Alex Campbell y, en particular para un grupo de municipios de la Segunda Sección Electoral, Matías Ranzini.  

Aunque buscan tener candidatos propios en todos los municipios, donde no gobierna JxC, Ritondo con Campbell animan a cuatro posibles intendentes propios para el año que viene que tuvieron buenos desempeños en 2021: Segundo Cernadas (Tigre), Rita Salaberry (Luján), Gastón di Castelnuovo (Ituzaingó) y Santiago Mac Goey (Cañuelas).  

De todas formas, el fin de semana pasado el ex ministro de Seguridad bonaerense tuvo su foto con su amigo Santilli. Los dos aseguran que no habrá grieta entre ellos.  

Paralelamente, los radicales siguen envalentonados tras el 40% en las PASO del año pasado y buscan crecer. Aunque en el conurbano bonaerense siguen sin poder generar mucho volumen político –a excepción de Gustavo Posse, de San Isidro, quien ya tiene un preacuerdo con Santilli– en el Interior siguen siendo muy fuertes.  

De esto hablaron hace poco tiempo Valenzuela con Miguel Fernández, de Trenque Lauquen, quien preside el foro de intendente radicales. Desde allí, más la muñeca política del jefe del bloque de JxC bonaerense, Maximiliano Abad, surgen las iniciativas y los pedidos a Axel Kicillof. Entre los suyos, el gobernador suele preferir a los radicales para dialogar.  

Con todo, en la UCR bonaerense tienen pensado largar a correr a varios dirigentes del centenario partido a gobernador. Una buena herramienta de negociación. Manes, por ahora, está descartado: la idea que vaya a la Ciudad se desinfló y sigue con la mente en los temas nacionales.  

De estos temas se habló ayer en el Congreso provincial radical que organizó Abad en la Universidad de La Plata que reunió a buena parte de la dirigencia partidaria.  

Ahora, los intendentes del PRO trabajan para una gran foto de unidad con sus pares radicales para abril.  

Con todo, mientras se barajan los escenarios de un desdoblamiento que desacople el futuro de Kicillof del de Alberto Fernández, JxC parece dispuesto a intentar dar la pelea en el corazón del poder del kirchnerismo.

En esta Nota