4th de March de 2021
POLITICA Entrevista al jefe de los diputados macristas
09-05-2020 01:14

"El PRO tiene que hacer una autocrítica y luego abrir el partido", dice Ritondo

Afirma que nadie monopoliza la voz opositora. Responde a las críticas del Presidente y pide sesionar con la mayoría de los diputados presentes. Rechazo al impuesto a la riqueza.

09-05-2020 01:14

Se maneja entre las reuniones virtuales, su departamento y su despacho en el tercer piso del palacio del Congreso. Ex ministro de Seguridad bonaerense, hoy jefe del bloque del PRO en Diputados, Cristian Ritondo, uno de los peronistas de Juntos por el Cambio, habla en una entrevista con PERFIL de la pandemia, de la agenda opositora y de los frentes externos e internos que desató la crisis. Elogia a Monzó y a Lousteau, y adelanta: “El PRO tiene y necesita abrirse”.

—¿Le da temor la relajación de la cuarentena?

—Sin duda la cuarentena lleva mucho tiempo. La pandemia, en lo que tiene que ver con salud, no se ha desbordado como en otros países. Pero causó un problema económico muy complicado. La salida tiene que ver con lo anímico, con la convivencia, pero también con pensar en el sostenimiento de las empresas y el trabajo formal. Para algunas empresas va a ser muy difícil. Hay sectores muy perjudicados, como el gastronómico, el turismo, entre otros.

—¿Presentó un proyecto para informar sobre el reparto de insumos?

—Sí. En muchos casos los insumos no están llegando. Hay intendentes del interior bonaerense adonde no llegaron insumos o, adonde sí, en una cantidad inferior a lo que necesitaban para equipar a los médicos, como barbijos, trajes.

—¿Qué pasó con el sistema para sesionar en el Congreso y las fallas que tuvo?

—La prueba no estuvo a la altura de las circunstancias. Le hemos pedido a Sergio Massa que podamos sesionar la semana que viene. Desde hace tiempo insistimos en sesionar. Es uno de los tres poderes del Estado y donde la oposición tiene concentrado su peso político. Ahora se está capacitando y se están haciendo nuevas pruebas. En todo caso, que sea mayormente presencial y que haya algunos de manera virtual.

—¿Qué posición tiene con el impuesto a grandes fortunas?

—No está presentado. No queremos dar una opinión de algo que no existe. Soy contrario a un aumento de impuestos. Necesitamos que quienes tengan liquidez apuesten a sostener el trabajo formal. Hoy un impuesto quita posibilidades; además, los impuestos terminan siempre siendo para toda la vida. Hay que ser más ingeniosos.

—¿No hay mucha tensión al interior del bloque del PRO?

—Es que no hay un pensamiento único. Desde su formación, en el PRO hubo distintas visiones. Pero el bloque ha votado de manera uniforme. El PRO debe ir a una política más abierta. Así como la pandemia va a traer cambios, también en lo político el PRO tiene que hacer una autocrítica y luego abrir el partido. No hay una voz única. Estamos en deuda con una autocrítica sana, aunque cada uno tenga su opinión, de lo que nos pasó para saber cómo seguir para el futuro. Juntos por el Cambio tiene una cantidad de dirigentes importantes, como Vidal, Larreta, Monzó, Santilli, Lousteau, Maxi (Ferraro, de la Coalición Cívica), Paula (Oliveto, de la CC). También tenemos una generación de intendentes como Jorge Macri, Julio Garro, Néstor Grindetti. Pero repito: el PRO tiene que, y necesita, abrirse. Y pretender que alguien de Juntos por el Cambio monopolice la voz opositora es desconocer cómo funciona el espacio.

—¿El interbloque con la UCR y la CC funciona bien?

—Sí, funciona bien. Cada bloque tiene distintos sectores, que se complementan, pero sin duda con Maxi y Mario (Negri, de la UCR) estamos funcionando bien. Hasta ahora el desafío de mantener la unidad se está cumpliendo. Negri tiene al presidente de su partido como diputado, Alfredo Cornejo. Hay nombres de mucho peso político. Hay a veces distintas visiones, pero hemos podido abordar todo en conjunto.

—¿No lo incomodan las posiciones más extremas?

—No. Las tensiones existen. Hace cuatro meses terminamos de ser gobierno, nos sorprendió la pandemia, donde no hay manuales. Tenemos que ser, como dijeron Macri, Vidal y Larreta, una oposición constructiva, moderada, sin perder los valores y generando consensos. Hay un proceso político condicionado por la pandemia. Esas tensiones son lógicas para encontrar la posición como espacio opositor. Es un momento de dialogar mucho. Nosotros no ponemos palos en la rueda ni tiramos piedras. Somos una oposición constructiva

—¿Macri está moderado?

—Macri ha planteado su preocupación sobre lo que pasa. Ve lo que pasa en el mundo y lógicamente lo preocupa y lo ocupa. Pero entendiendo la experiencia de haber estado en el Ejecutivo.

—¿Vidal sigue activa?

—Sí, claro que sí. Tenemos reuniones permanentes con ella. Está asesorando a los municipios y a la Ciudad con temas sociales. En este trabajo de colaboración también está ayudando a organizaciones sociales y ONG en distintos puntos del Conurbano. Ha hecho una campaña para que se hagan donaciones. Está preocupada por la generación de nuevos pobres en la Argentina. Por que todos puedan volver al sistema y no se caigan.

—¿El Presidente está llevando bien la crisis?

—No hay un manual. Hay momentos en que el Presidente hace bien las cosas, cuando se muestra con la oposición trabajando políticas de Estado. Y otros en que se equivoca con críticas. Por ejemplo, a Jonatan Viale, o con cuestiones de ataque a la oposición que están de más. El Presidente debe estar ocupado en solucionar la pandemia. No tiene una oposición que tire piedras, sino dispuesta a sesionar, y con la Ciudad, los gobernadores y los intendentes como aliados. Es una Argentina atípica en esto, es para aprovechar.

En esta Nota