Soleado
Temperatura:
14º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 16 de julio de 2019 | Suscribite
POLITICA /
martes 2 junio, 2015

El “psicodélico” reloj de Cristina Kirchner

Por Luis Gasulla | Cronología del encubrimiento. La supuesta búsqueda en Google del fiscal Alberto Nisman antes de morir y las contradicciones de CFK con Sergio Berni

Foto:

Volvió Jorge Lanata a la tele y consiguió reinstalar la discusión sobre qué pasó con Nisman. Perfil.com fue el único medio que reconstruyó la noche de la muerte del fiscal, a cuatro meses de la misteriosa noche. La agenda mediática estaba copada por la corrupción internacional en la FIFA pero todo cambió después de la difusión de parte de los videos de la PFA en el Le Parc que difundió PPT el domingo pasado. Allí se observan toda clase de anomalías para arruinar la escena del crimen.

El dato más significativo que se conoció previamente al programa de Lanata es que la computadora personal de Nisman, una Samsung NP 530 3C, registró actividad a las 20:07 del trágico domingo 18 de enero. Se introdujeron tres pen drives a la vez en forma personal, o sea, no remota. Como varias de las cámaras del Le Parc no funcionaban, no está claro si la puerta de servicio del departamento del piso 13 de Nisman estaba abierta o cerrada y la empresa de seguridad privada del edificio dejó mucho que desear, cualquiera pudo haber estado allí presente. Anoche en una entrevista radial, la fiscal Cristina Caamaño insistió con que “Nisman se suicidó” pero lo cierto es que hubo 12 horas en las que pudo haber pasado cualquier cosa. Veamos.

21:30 horas de ese domingo, el periodista cercano al gobierno, Roberto Navarro, decía en C5N que Nisman no se iba a presentar en el Congreso de la Nación a defender su denuncia y a esquivar los tapones de punta de la diputada Diana Conti. ¿Navarro tenía la bola de cristal?

22:30 horas ingresaron al piso de Nisman, su madre con los custodios. Dicho sea de paso, el jefe de los custodios en la PFA es Ronaldo Fabián Abraham Jonte, hermano de un ex batallón 601, Marcelo, que habría estado reunido con César Milani días antes del hecho.

23:00 horas llega el médico de Swiss Medical y asegura que el fiscal había muerto. Una hora y media después empiezan a llegar periodistas a la puerta de ingreso de uno de los edificios más seguros del país. Damián Patcher lanza su histórico tweet que le costará el exilio.

1:26 del lunes 19 de enero: Llega Sergio Berni al Le Parc. Jorge Rial difunde la foto en las redes sociales. Minutos después, lo hará la fiscal Viviana Fein.

2:13 de la madrugada, se produce un diálogo bizarro entre Berni y Fein. El funcionario del gobierno nacional le sugiere a la fiscal chequear si Nisman aún respira. ¿Berni recorrió 120 kilómetros sólo por un incidente? El secretario de Seguridad dijo, en reiteradas entrevistas periodísticas, que había llegado en auto desde Zárate, provincia de Buenos Aires.

El video de la PFA que difundió Lanata demuestra que la testigo Natalia Fernández no mintió. Sólo faltaron las medialunas. El arma Bersa 22 en el bidet del baño de Nisman, lo dice todo.

El 26 de enero, una Presidenta de blanco y en silla de ruedas, relató cómo se enteró de la muerte del fiscal Nisman que había denunciado a su gobierno por encubrir el atentado a la AMIA y negociar impunidad con Irán, país sospechado de estar involucrado en el mismo. Dijo que a las 0:30 del lunes 19 recibió un llamado de la ministra de Seguridad Cecilia Rodríguez en la que le habló de un incidente.

Agregó que “está la madre, está el juez, están esperando que llegue el fiscal y hay en el baño, un charco de sangre que sale por debajo de la puerta y se ve un dedo”. ¿Cómo un dedo? Repreguntó la Presidenta creyendo que se trataba “de un chiste de madrugada” como CFK recordó en cadena nacional. El dato del dedo, además de falso, también es bizarro, casi tanto como la increíble sugerencia de Berni a Fein. Más aún, la aparición de la palabra “psicodélico” en el historial del buscador de Google de la Samsung de Nisman, también lo es. Hay olor a podrido. Como señaló en radio el periodista Nicolás Lucca, “Berni, Cecilia Rodríguez y Cristina no resisten un careo”. Una Presidenta que, ante el dolor ajeno, se presenta como la única víctima del hecho como en las inundaciones en La Plata o ante los familiares de la tragedia de Once y que miente o cuenta su singular reacción ante la muerte, con total naturalidad. Un dedo que nadie jamás vio asomarse de ningún baño. Un charco de sangre que el video de la PFA desmiente que se haya asomado. Una computada que siguió borrando archivos en el departamento de un fiscal que yacía muerto en el piso del baño desde hacía varias horas. Sin custodia. Como afirma el investigador José Paletta “a esta altura dudo de todo y de todos”. ¿Fein le preguntó a la empleada doméstica de Nisman si el fiscal solía desayunar bananas, pomelo y café? ¿Dormía con piyama o con un short corto como con el que apareció muerto ese trágico domingo? Según su prima, Andrea Paula Garfunkel, autora del libro “In Memoriam”, Alberto “al despertar, cada mañana, se quitaba el piyama y lo dejaba tirado” Pero cuando ingresó Fein al departamento, la prenda que utilizaba el fiscal para dormir estaba doblado en una banqueta. Parecen detalles menores aunque no lo sean para explicar una escena que alguien tuvo medio día para modificar a gusto y piacere.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4692

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard