sábado 12 de junio de 2021
POLITICA Deuda externa
14-05-2021 07:40

El Senado aprobó el proyecto que condiciona el destino de los fondos del FMI

En la víspera del encuentro de Alberto Fernández y Guzmán con las autoridades del Fondo, el oficialismo decidió que el destino de los fondos sea para combatir la pandemia.

14-05-2021 07:40

El Senado aprobó este jueves 13 de mayo un proyecto de declaración que le pide al ministro de Economía, Martín Guzmán, que utilice los fondos del próximo desembolso del Fondo Monetario Internacional (FMI), para atender gastos por la pandemia de Covid-19 y no para pagar deuda.

La iniciativa fue presentada por el kirchnerista Oscar Parrilli y obtuvo los votos del oficialismo horas antes de que el propio Guzmán y el presidente Alberto Fernández se reunieran con Kristalina Georgieva y las autoridades del Fondo.

Con 37 votos a favor y 25 en contra, el proyecto condiciona a Martín Guzmán a destinar los Derechos Especiales de Giro (DEG) que el FMI enviará a la Argentina (una suma estimada de 4.350 millones de dólares) a políticas sociales sobre la pandemia de coronavirus. Los votos por la negativa fueron de Juntos por el Cambio y el interbloque Parlamentario Federal, mientras que el Frente de Todos votó a favor, incluidos los aliados Magdalena Solari Quintana y Alberto Weretilneck.

Oscar Parrilli se anticipó a decir que la prensa podría considerar este proyecto como “un ataque al ministro de Economía, una interna”, y recordó que algo similar ocurrió cuando el bloque oficialista hizo una nota al FMI en 2020 para manifestarle “todas las irregularidades del crédito” otorgado durante el gobierno de Mauricio Macri, y que luego el organismo internacional reconoció que debía revisarse. El senador del Frente de Todos remarcó que este pedido es un “apoyo” y una “colaboración ” con el gobierno y con el ministerio de Economía frente al FMI.

Oscar Parrilli
Oscar Parrilli, autor del proyecto.

Apoyo en el Frente de Todos y pedido de coparticipación

“Estamos absolutamente convencidos que las políticas económicas que no consideren el equilibrio social de un pueblo, una nación, y que tiendan a mejorar las condiciones de vida y darle expectativas a los jóvenes, no es una política ni sana, ni razonable, ni sustentable en el tiempo”, manifestó el neuquino.

El aliado Alberto Weretilneck opinó que el proyecto es “interesante y oportuno, porque la deuda externa, que ha sido de debate en este Congreso en el transcurso del año pasado, es un condicionante de la política nacional”, defendió el senador de Juntos Somos Río Negro.

El senador por Río Negro explicó que los Derechos Especiales de Giro, pasados a pesos, representan 425 mil millones de pesos. “Todos los ATP que se pusieron en marcha por la pandemia sumaron 370 mil millones; las tres rondas de IFE, 265 mil millones; y un mes de jubilaciones y pensiones significan 207 mil millones de pesos. Esto para que tomemos dimensión de la importancia que significa pasar las DEG a pesos“, puntualizó.

Mayans y Naidenoff cruzaron culpas por la pandemia: "Están esperando los 100 mil muertos"

“Entonces -agregó - yo creo que tiene que haber una participación del Congreso, porque yo aspiraría a que sea coparticipable para todas las provincias, y aspiraría a que el destino de esos fondos sea de un debate en este Congreso“, sostuvo Alberto Weretilneck. 

A su vez, Maurice Closs recordó que el gobierno anterior “endeudó en 45 mil millones de dólares a la Argentina con el Fondo Monetario, y que eso es lo que hoy condiciona a nuestro presidente y a nuestro ministro”, dijo el misionero y rechazó que la iniciativa sea para “marcarle la cancha al presidente”.

Votos

Críticas de la oposición: "Es sumamente innecesario"

Desde la oposición, el radical Julio Martínez consideró que el proyecto “es sumamente innecesario” y estimó que “la única razón que tiene es marcarle la cancha al ministro de Economía”, agregó.

Hay un problema hacia el interior del Gobierno; hay dos proyectos que chocan, chocan y chocan a cada rato, y que traen consecuencias institucionales, políticas y hasta económicas”, apuntó el riojano y lamentó no haber podido escuchar la opinión del ministro sobre el proyecto.

Por su parte, Martín Lousteau preguntó por qué se trata el proyecto declarativo “mientras ministro Guzmán está  afuera con el presidente” y pidió que “llamen al ministro” para discutir sobre el destino de los fondos del FMI.

El bonaerense Jorge Taiana se refirió a este tema como una cuestión “política” y aseguró: “Lo que está haciendo el Senado es responder a una campaña de los sectores de poder vinculados al mundo financiero que están tratando de doblarle el codo al Gobierno argentino, de doblarle el brazo al ministro de Economía, y de lograr que aquel destino que el propio Fondo dijo que tienen que tener esos derechos especiales sea cambiado”, sostuvo el excanciller.

El presidente del interbloque Juntos por Cambio, Luis Naidenoff, manifestó que “hay una crisis muy clara entre el propio ministro y el subsecretario de Energía (Federico Basualdo) sobre el tema de tarifas. Y no es un tema menor cuando cada día nos alejamos de los parámetros del Presupuesto”.

"Tienen que cambiar sus exigencias", el planteo K al FMI antes de la reunión Alberto-Kristalina

Qué dice el proyecto que aprobó el Senado

El proyecto pide que el dinero que será girado por el FMI no se vuelque “al pago de la deuda por capital, intereses o gastos, que el país mantiene con dicho organismo financiero internacional y/o con otros países englobados en el Club de París y que en ambos casos se encuentran en vías de negociación”.

En cambio, la normativa solicita sino que “se apliquen para financiar la puesta en marcha de políticas públicas tendientes a resolver los graves problemas de la sociedad argentina derivados de la pandemia de Covid-19, tales como salud, reducción de la pobreza, educación, vivienda y generación de trabajo, entre otros”.

En los próximos meses, el FMI emitirá el equivalente en Derechos Especiales de Giro (DEG) a 650.000 millones de dólares, y de acuerdo a la participación de la Argentina en ese organismo (0,67% del total) le correspondería a nuestro país una suma cercana a los 4.350 millones de dólares, que podrían estar disponibles en agosto próximo.

 

CI/FF