jueves 15 de abril del 2021
POLITICA la estrategia porteña
08-11-2020 04:43

En la Ciudad analizan retrucar con un impuesto a las Lelics

08-11-2020 04:43

Aunque se mantendrá inalterable en no enfrentar de manera directa al oficialismo, Horacio Rodríguez Larreta no quiere dar de baja su reclamo por la quita de fondos de coparticipación federal para la Ciudad y buscará una línea de negociación con el presidente, Alberto Fernández, para apoyar el consenso fiscal, el acuerdo de Nación y provincias.

Paralelamente, el jefe de Gobierno porteño ya abrió el paraguas: evalúa un aumento impositivo e, incluso, tiene en mente gravar un instrumento financiero que maneja el gobierno nacional si es que no se llega a un acuerdo.

El principal escollo que tiene Larreta es que en la “letra chica” del consenso fiscal es que les solicita a los gobernadores que retiren sus demandas en la Corte Suprema, justo cuando el jefe comunal presentó una medida cautelar hace un mes por el primer recorte, vía decreto presidencial, de 1,14% de los 3,5% que tenía de coparticipación.

El Gobierno negocia un pacto fiscal y busca que Larreta desista de su reclamo

En ese marco, el Presupuesto 2021 y el consenso fiscal obligarán a Larreta a tener una definición política clara. Mientras negocia con el Frente de Todos, en su mesa “chica” ya avanzó una idea para cobrar nuevos impuestos e intentar recuperar los $ 150 millones por día que está perdiendo la Ciudad por ese recorte: cobrar un gravamen a las Lelics que mueve el Banco Central o para el movimiento de bonos. Aunque se trata de una jugada arriesgada en términos políticos, Larreta ya escuchó esa propuesta de uno de sus asesores.

Otras opciones: desde duplicar –y hasta triplicar– el ABL (que quedó desactualizado con respecto a Patentes, según los técnicos porteños) pasando por un impuesto a la seguridad similar al que tiene Córdoba con Juan Schiaretti al mando.

“Horacio se va a sentar con Alberto y van a llegar a un acuerdo para que esto no explote. Va a ser una discusión política que vamos a dar, pero no mucho más”, plantea uno de los hombres clave del larretismo.

Como sea, en la Ciudad esperan que durante noviembre la Corte trate la medida cautelar y frene la sangría de fondos que ya supera los $ 3.000 millones. Hay diálogos informales pero el máximo tribunal no tiene plazos. Podría, en una primera etapa, aceptar la cautelar –y frenar la quita– hasta decidir sobre el fondo de la cuestión. Los funcionarios porteños son prudentes en este sentido: no quieren mostrarse como irrespetuosos ante la Corte ni exponer a los magistrados a una fuerte presión. Una buena manera de diferenciarse de un sector del oficialismo.

La Ciudad de Buenos Aires arranca el DISPO y anticipa que las clases presenciales comenzarán el 17 de febrero

Un dato clave: dos de los tres peronistas saben mucho de los tema de coparticipación. Horacio Rosatti, quien hasta escribió un libro relacionado con el tema, y Juan Carlos Maqueda, quien tiene una historia con Córdoba y ese tipo de reclamos.

Por lo pronto, en las últimas semanas Larreta volvió a dedicar buena parte de su tiempo a la gestión. Pero, en particular, a mirar planillas de Excel y determinar de dónde podría recortar partidas pensando en el Presupuesto 2021. En la Legislatura porteña ya tomaron nota: el plazo original para la presentación era el 30 de septiembre y ahora lo esperan para antes del 30 de noviembre. Algo ya es claro para los ministros de la Ciudad: para el año que viene habrá menos fondos para disponer y gestionar.  

De esto charlarán en los próximos días el jefe de Gobierno con sus aliados de la Coalición Cívica y la UCR, entre otros, en la mesa de coyuntura que se reúne quincenalmente.

En esta Nota