miércoles 04 de agosto de 2021
POLITICA
03-02-2021 12:19

La Coalición Cívica le pidió a Alberto Fernández que impugne las pensiones de Cristina Kirchner

El diputado Rubén Manzi le envió una carta en la que exige que la ANSES "apele" la decisión judicial.

03-02-2021 12:19

El debate sobre la doble pensión de la vicepresidenta Cristina Kirchner sumó un nuevo capítulo. El nacional Rubén Manzi, que integra el espacio político de la Coalición Cívica, le envió esta semana al presidente, Alberto Fernández, una extensa carta en la que le pidió "ordenar" a la ANSES que apele la decisión avalada semanas atrás por el juez Pérez Nami sobre las prestaciones de la ex mandataria. 

Según explica Manzi en la misiva, "la Ley 24018, en su artículo 5, prevé que una asignación vitalicia es incompatible con el goce de toda jubilación, pensión, retiro o prestación graciable nacional, provincial o municipal". De acuerdo a su análisis "es claro que, de no mediar revisión de esta decisión, la Sra. Vicepresidenta (Cristina Kirchner), comenzará a cobrar dos prestaciones graciables".

En este sentido, afirma que "el planteo de la Sra. Cristina Fernández suena irracional, al menos a la lógica ciudadana. Está acumulando beneficios que interpelan a la justicia. Se le está otorgando una prerrogativa mayor a lo prevista por las normas".

Y concluye: "Podemos inferir que la señora Cristina Fernández, cobraría unos $600.000 por su pensión como presidenta, más $500.000 por ser la viuda de un expresidente, sumando el sueldo actual que rondaría en $ 315.000, nuestra vicepresidenta recibiría mensualmente del Estado nacional, un monto que superaría la cifra de $1.400.000".

La doble pensión de Cristina Kirchner 

El mismo día en que el oficialismo aprobó la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, un fallo judicial habilitó a la vicepresidenta Cristina Kirchner a cobrar dos jubilaciones, la pensión como ex mandataria nacional y la pensión que le corresponde por ser viuda del expresidente Néstor Kirchner.

El fallo le permite volver a cobrar dos pensiones y también obliga a pagarle intereses retroactivos y hasta la excluye de pagar el impuesto a las Ganancias.

Una campaña busca frenar las pensiones de privilegio de Cristina Kirchner

De esta manera, el juez federal de la Seguridad Social Ezequiel Pérez Nami le dio el aval a CFK volver a cobrar la doble pensión que le había quitado la gestión de Mauricio Macri. En ese marco, surgió la pregunta sobre cuánto cobrará Cristina Kirchner con las dos pensiones más su sueldo de vicepresidenta.

El texto completo:

Don Alberto Fernández El juez federal de seguridad social, Dr. Ezequiel Pérez Nami, habilitó a que la Sra. Cristina Fernández, cobre dos pensiones graciables simultáneamente, en el marco de la ley 24018. Esto es que, nuestra vicepresidenta percibirá una por haber desempeñado el cargo de presidenta y otra por su difunto esposo. También se le deberá pagar todos los intereses retroactivos. Un detalle para tener en cuenta es que, por decisión del mismo juez, no tributará el impuesto a las Ganancias.

La Ley 24018, en su artículo 5, prevé que una asignación vitalicia es incompatible con el goce de toda jubilación, pensión, retiro o prestación graciable nacional, provincial o municipal. Es claro que, de no mediar revisión de esta decisión, la Sra. Vicepresidenta, comenzará a cobrar dos prestaciones graciables. Se podría argumentar que Isabel Martínez de Perón está en la misma situación, pero, en realidad, “Isabelita” recibe una pensión graciable y la otra es contributiva.

Asimismo, la Constitución Nacional en su artículo 92 establece: “El Presidente y vicepresidente disfrutan de un sueldo pagado por el Tesoro de la Nación, que no podrá ser alterado en el período de sus nombramientos. Durante el mismo período no podrán ejercer otro empleo, ni recibir ningún otro emolumento de la Nación, ni de provincia alguna”.

Señor Presidente, no soy abogado, pero el planteo de la Sra. Cristina Fernández suena irracional, al menos a la lógica ciudadana. Está acumulando beneficios que interpelan a la justicia. Se le está otorgando una prerrogativa mayor a lo prevista por las normas.

La génesis de estos beneficios se remonta a la situación de ciudadanos que, habiendo desempeñado algunos de esos honorables cargos, pasaron sus últimos años en la pobreza. El caso más paradigmático es el de Elpidio González, que fue ministro de Guerra durante la presidencia de Hipólito Yrigoyen y vicepresidente de la Nación cuando Marcelo T. de Alvear era presidente. En sus últimos años, ganó su sustento como vendedor ambulante de anilinas en las calles del Once. El presidente Ortiz le concedió una pensión vitalicia, que Elpidio González rechazó por considerarla impropia. El contraste me exime de comentarios.

Durante el debate original de estas normas en el Congreso, Alfredo Palacios solicitó que las pensiones graciables fueran otorgadas únicamente a quienes carezcan de “bienes de fortuna”. Pero no fue el criterio que se impuso.

Eugenio Semino: "Las pensiones de Cristina Kirchner son una muestra pornográfica de poder"

De acuerdo con la ley 24018, el monto de la asignación vitalicia para expresidentes o exvicepresidentes equivale al 85 % del sueldo de un juez del máximo tribunal de la nación.

Los datos que pude recabar me dicen que el haber bruto de jubilación liquidado en diciembre de 2019 a un ex ministro de la Corte, llegó a $ 770.128, y el máximo de una pensión fue de $612.860. Así, podemos inferir que la señora Cristina Fernández, cobraría unos $600.000 por su pensión como presidenta, más $500.000 por ser la viuda de un expresidente, sumando el sueldo actual que rondaría en $ 315.000, nuestra vicepresidenta recibiría mensualmente del Estado nacional, un monto que superaría la cifra de $1.400.000.

Paradojalmente, en junio del 2020, Fernanda Raverta, titular de ANSES, decidió que, en el contexto de la pandemia, se debían suspender los retroactivos de las pensiones tramitadas por el expresidente Macri y los exvicepresidentes Boudou y Michetti. Esta decisión fue sostenida por una expresión muy significativa de Raverta: “el esfuerzo tenemos que hacerlo todos y todas”.

La igualdad ante la ley, consagrada en el artículo 16 de la Constitución Nacional, significa que la ley debe ser igual en igualdad de circunstancias para todos los habitantes de la nación, no debiéndose otorgar excepciones o privilegios que excluyan a unos de lo que se reconoce a otros.

Señor presidente, no solamente los beneficios obtenidos por la Sra. Cristina Fernández se diferencian con los del expresidente Macri o los exvicepresidentes Boudou y Michetti, sino que contrastan de manera dramática y revulsiva con el monto de la jubilación mínima, que está alrededor de $19.000, o de la pensión mínima no contributiva, que ronda los $13.000.

Usted está conduciendo un país con carencias crecientes, con dolor en la población por la situación sanitaria, con un 60 % de chicos por debajo de la línea de pobreza. Un país atravesado por la desazón y la angustia de percibir que hoy tenemos menos futuro que ayer y que, probablemente este plano inclinado hacia la pobreza y el sufrimiento aún no haya llegado a su peor punto.

Señor presidente, usted pertenece a un espacio político que se autopercibe como defensor de la justicia social, entonces ¿cree que debe permanecer ajeno a esto?

Con respeto, pero con firmeza, le pido que tenga un gesto sanador ante tanta desigualdad y marcados privilegios, y ordene a las autoridades de ANSES que apelen la decisión del juez Pérez Nami, que le valida a la señora vicepresidenta de la Nación cobrar en forma simultánea su sueldo y dos pensiones graciables de altos montos.

Me despido de usted, con la esperanza de que exista una decisión favorable ante este público pedido.

Rubén Manzi Diputado de la Nación 

AB