jueves 23 de septiembre de 2021
POLITICA la renovación en diputados
22-08-2021 11:12
22-08-2021 11:12

La elección en diez provincias le puede dar mayoría al kirchnerismo

Son los distritos donde los pronósticos anticipan que podría sumar más diputados de los que renueva. En provincia de Buenos Aires tiene el mayor desafío de bancas a defender.

22-08-2021 11:12

“Estamos a siete diputados de Venezuela”. La frase la repiten como un mantra referentes de Juntos por el Cambio para graficar lo que califican como un riesgo institucional si el Frente de Todos consigue quedarse con la mayoría en la Cámara de Diputados.

“Gobernamos con un Congreso en minoría y no podemos imponer las iniciativas para poder llevar adelante las soluciones que piden hoy los argentinos”, replicó Sergio Massa esta semana en un acto de campaña en La Plata. La definición respecto a cómo quedará compuesta la Cámara baja desde el 10 de diciembre depende, a esta altura, de diez provincias donde el kirchnerismo podría conseguir más bancas de las que renueva y así llegar al quórum propio.

Más allá de lo que pase en la provincia de Buenos Aires, que como cada elección volverá a ser fundamental para las lecturas políticas posteriores, otros diez distritos se transformarán en batallas clave para saber si el Frente de Todos logra alcanzar la mayoría y así avanzar con las iniciativas a las que se refiere Massa. Una de ellas, por ejemplo, es la reforma del Ministerio Público –para poder designar al jefe de los fiscales por mayoría simple–, que tuvo media sanción en el Senado pero nunca logró prosperar en la Cámara de Diputados.

infografia

Tras el escándalo del festejo, la Quinta de Olivos se cierra hasta nuevo aviso

Los diez distritos que se volverán otras “madres de todas las batallas” son la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Chaco, Formosa, Santa Cruz, Neuquén, Tucumán y Mendoza. Cada una con sus particularidades, son elecciones donde el Frente de Todos podría sumar bancas, mientras que solamente en la provincia de Buenos Aires, por lo menos en los pronósticos previos, se enfrenta al riesgo de perder representación.

Después de los últimos movimientos que se dieron con el cierre de listas, el bloque oficialista cuenta con 120 diputados. Sin embargo, a lo largo del último año y medio consiguió el apoyo de aliados. Seis de ellos están en el interbloque Unidad Federal para el Desarrollo y se los puede considerar como “cercanos” (José Luis Ramón, su titular, ya selló un acuerdo electoral en Mendoza). Hay tres diputados en una posición “intermedia” y otros diez más alejados y que acompañaron solo circunstancialmente (los del Interbloque Federal, donde, por ejemplo, están los lavagnistas, los peronistas cordobeses o los socialistas).  En CABA, Santa Fe y Santa Cruz es donde más posibilidades tiene de sumar bancas.

infografia

Larreta y Bullrich afianzaron el vínculo pero siguen con distintos proyectos a futuro

En territorio bonaerense es donde aparece el mayor desafío. Pone en juego 17 bancas propias más un “aliado cercano”. Si se repitiera el resultado de 2019 (52%), lograría quedarse con 19 escaños, algo que ni siquiera el más optimista de los kirchneristas cree posible. Con poco más de 40% ganaría 16 o 17 diputados.

Tanto en Ciudad de Buenos Aires como en Santa Fe se da la situación contraria y los pronósticos más sensatos ven al kirchnerismo sumando bancas. En la elección porteña debe renovar tres diputados y si se repitiera la elección 2019 se llevaría cinco. La presencia de Javier Milei y un probable peor desempeño del Frente de Todos llevan las estimaciones a que se podría quedar con 4 bancas. Un sorpresivo resultado del liberal (que sume dos bancas) o de la izquierda podría alterar esa distribución.

En Santa Fe también renuevan tres y los encuestadores anticipan una reñida elección entre el peronismo oficialista y Juntos por el Cambio, con el socialismo como tercero en discordia. Si el FdT gana esa elección, incluso podría (sorpresivamente) llevarse cinco diputados.

¿Mauricio Macri va a Córdoba? "Es una provocación injusta", dice Luis Juez

Córdoba también será foco de atención. Siempre es hostil para el kirchnerismo, aunque el peronismo llega más desordenado que años anteriores. Sectores que antes estaban con el gobernador Juan Schiaretti quedaron alineados con el Frente de Todos, como el senador Carlos Caserio. Apenas renueva un diputado en la provincia mediterránea de nueve que se eligen, por lo que si hay un corrimiento de votos peronistas al Frente de Todos, no descartan que sume una banca más.

Otras provincias más chicas, que no suelen ser cruciales en una jornada de elección nacional, pueden terminar siendo trascendentales. En Entre Ríos, por ejemplo, el peronismo perdió en 2017, por lo que ahora renueva dos de las cinco bancas en juego. Se pronostica una elección pareja con Juntos por el Cambio, por lo que el que gane se llevará tres diputados y el otro dos.

En Neuquén se da la particularidad de que la división de Juntos por el Cambio termina beneficiando al oficialismo. Se renuevan tres diputados, uno del MPN, uno kirchnerista y otro de JxC. Con la oposición en dos espacios distintos, las estimaciones provinciales hablan de que irán dos bancas para el ganador y una para el segundo, puestos por los que pelearán el MPN y el FdT. Así, el Gobierno sumará una banca propia o un “aliado intermedio”.

Otra provincia de ganancia casi segura para el oficialismo es Santa Cruz. Allí, en 2017 ganó Cambiemos, aunque uno de sus diputados terminó como “aliado intermedio”. Se descuenta que el kirchnerismo se quedará con dos y sumará uno a su bloque. Las PASO dejarán un panorama claro de cómo podría ser el reparto de bancas.

Otras provincias

En Mendoza, se da la particularidad de que Ramón hoy figura como “aliado cercano” por lo que el FdT renueva solo uno propio. Salvo que la izquierda logre dar el zarpazo (algunas encuestas advierten esa posibilidad), el kirchnerismo se quedaría con dos bancas y sumaría uno más propio a la bancada.

Chaco, Formosa y Tucumán tienen la misma particularidad. Si se repitieran los resultados de 2019, el oficialismo se quedaría con una banca más de las que renuevan. En Chaco, en 2017, el peronismo fue dividido y la unidad actual lo puede beneficiar, aunque por la crisis llegaría más debilitado. Algo similar estaría pasando en Tucumán. En la tierra de Insfrán, en tanto, la oposición quedó dividida. Así, hay riesgos de que el gobernador logre duplicar en votos a JxC y se quede con las dos bancas en disputa (renueva solo una). Son tres provincias, además, donde el aparato provincial es clave al momento de la elección.

Ante este panorama, el Gobierno quedaría muy cerca de la mayoría propia, clave para avanzar en reformas institucionales más resistidas. Para proyectos económicos, como el impuesto a las grandes fortunas o los subsidios al gas en más “zonas frías” no tuvo inconvenientes con el número. Recién en la elección general de noviembre se repartirán las bancas, pero las PASO dejarán un panorama más claro.

Cuatro resultados con los que el FdT podría perder el quórum en el Senado

Así como en Diputados el Frente de Todos podría alcanzar o acercarse a la mayoría propia. En el Senado la situación es inversa y perdería representación. Incluso si se dan cuatro situaciones en simultáneo, podría perder el quórum propio. De esta manera, las elecciones serán determinantes en Córdoba, Santa Fe, Corrientes y Chubut.

En la actualidad, el bloque K cuenta con 41 senadores, cuando para el quórum propio necesita 37. Es un número que le permite estar holgado para avanzar con las iniciativas, pero que solo choca con aquellas donde se necesita una mayoría especial de dos tercios. Tendría que perder cincos senadores para quedarse sin el número clave.

A diferencia de Diputados, que se renueva por mitades, la de senadores es una elección de tercios. Las ocho provincias que les toca elegir a sus tres representantes (dos por la mayoría y uno por la minoría) por los próximos seis años son: Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Tucumán, Catamarca, La Pampa, Corrientes y Chubut.

En cuatro de ellas los pronósticos indican que todo quedará igual: Mendoza (con triunfo radical) y Tucumán, Catamarca y La Pampa (con victoria peronista). En las otras cuatro, el reparto de bancas podría alterar la composición del Senado.

En Córdoba, el kirchnerismo renueva una sola banca. Sin embargo, las encuestas marcan que se quedaría sin representante en una provincia donde Juntos por el Cambio ganaría y el peronismo del gobernador Juan Schiaretti (su mujer es candidata) quedaría segundo. Hay quienes creen, de todas formas, que el kirchnerismo puede pelear ese segundo lugar.

Morondanguismo

En Santa Fe, el FdT pone en juego las dos bancas de la mayoría y podría perder una en manos de Juntos por el Cambio. Eso es lo que anticipan las encuestas, que hablan de una elección pareja. Será clave el resultado de las PASO, tanto en el peronismo como en la oposición, para ver quién llega más fortalecido.

Chubut es una elección que acaparará la atención. Hoy el FdT, por las divisiones del peronismo, tiene los tres senadores. JxC llega más fortalecido y busca ganar una banca, pero incluso podría beneficiarse de las peleas oficialistas y ganar una votación que parece ser de tercios.

En Corrientes, por último, el radicalismo gobernante lograría el triunfo y le arrebataría una banca al FdT.

GI CP