POLITICA
Nueva era

La relación con Milei, el futuro del PRO y la estrategia política complicaron la relación Macri –Bullrich

Pasan uno de sus peores momentos tras las discrepancias sobre la posición del partido y de sus figuras ante La Libertad Avanza. Los reclamos cruzados, los encendidos mensajes de Whatsapp y las movidas que generaron bronca en el uno y en el otro. Las claves de un vínculo que compromete a un sector clave para el oficialismo.

Macri y Bullrich
Macri y Bullrich | Prensa PRO

-          Mauricio, ¿por qué no fui invitada a la reunión?

-          Fue una primera reunión Patricia.

El Whatsapp del teléfono celular de Mauricio Macri, en la mañana del miércoles pasado, recibió un mensaje de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Es que el expresidente, por intermedio del inefable exsecretario General de la Presidencia, Fernando de Andreis, había convocado a las figuras del PRO para un encuentro en sus oficinas en Martínez. Pero, en ese listado, que incluyó a gobernadores, intendentes y referentes de peso, nunca estuvo Bullrich.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

El intercambio siquiera dejó un resquicio de duda: el vínculo entre ellos pasa por un mal momento. Nadie se atreve a aventurar si, pasado un tiempo prudencial, la relación mejora nuevamente, pero, en el corto plazo, está dañada.

El expresidente pretende que Bullrich quede aislada y pierda influencia

Ante sus confidentes Macri viene muy disgustado. Tras el último tramo de la campaña nacional, cuando la propia Bullrich reclamó por una “actitud ambigua” con Milei, tras la derrota afloraron las tensiones.

Acaso por ello el expresidente fue con ella a visitar al jefe de Estado electo al Hotel Libertador la noche del ballottage. Sin embargo al otro día hubo otro quiebre: Macri fue solo a ver al libertario. Volvieron a comunicarse.

-          Mauricio fuiste a ver a Milei, te cortaste solo

-          ¡Sí, pero le llevé la lista con lo que habíamos acordado!

Esa lista era una serie de nombres y recomendaciones con cargos en segundas y terceras líneas para que el jefe de Estado electo elija variantes para su gabinete. Por supuesto, incluía a Bullrich en Seguridad como ministra y evaluar figuras del PRO para Justicia, la AFI, Educación, Salud, PAMI, y la AFIP, entre otras áreas.

A partir de esa semana todo fue desencuentros y mensajes con poco ánimo de reconciliación. Cuando la expresidenta del PRO cerró su incorporación a Seguridad y la de Luis Petri a Defensa – confrontación con la vicepresidente Victoria Villarruel de por medio -, Macri refunfuñó: “Al final la que se cortó sola fue ella”.

En este desencuentro se sumó un dato fuerte: Bullrich le mandó un mensaje a Viviana Canosa, donde criticaba abiertamente al expresidente. Cuando le chateó por Whatsapp, mientras se desarrollaba el programa en vivo en LN+ y se hablaba de la relación de tensión entre ambos, Canosa leyó la frase en su celular: “Yo no me someto a Mauricio Macri”. Rápidamente le consultó por chat: “Patricia ¿puedo decirlo al aire?”. Ante el “sí” lo contó al aire y hasta mostró su teléfono celular.

Para el expresidente fue mucho. Sin un acuerdo con la Casa Rosada, siquiera en Diputados – donde quería que Cristian Ritondo sea su titular – ni con los libertarios, pretende que Bullrich quede aislada y que deje, cuanto antes, su influencia en el partido que fundó. Es más: si fuera por él tendría que estar lejos de las actividades del PRO mientras sea funcionaria nacional.

“Tenemos que ser una oposición razonable pero no un co gobierno del PRO”, les planteó el miércoles a Ritondo, Diego Santilli, María Eugenia Vidal, Jorge Macri y el intendente de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, entre otros. Y reveló que mantiene una “buena relación personal” con el presidente libertario. Nada más. 

Ese día también estuvo invitado Horacio Rodríguez Larreta pero decidió no concurrir. Hace largos meses que siguen distanciados: Macri dice no entender por qué el ex jefe de Gobierno lo culpa de su derrota en las PASO. Tuvieron un encuentro a solas hace menos de un mes. Pero no se reconciliaron completamente aún. Larreta seguirá su camino autónomo a los deseos del expresidente.

Mientras tanto, en Diputados el jefe del bloque del Frente PRO, Cristian Ritondo, tuvo que maniobrar ante un suave intento de un grupo de bullrichistas de armar un interbloque con La Libertad Avanza, idea que fue desarmada. También Ritondo desactivó otro frente interno para que haya un sub bloque aliado que responda directo a los gobernadores.

Solo no pudo evitar una bancada de nueve legisladores que encabeza Miguel Pichetto, quien otra vez volvió a decepcionar a Macri. Ya lo había hecho dos veces: la primera cuando no pudo ni suavizar un durísimo informe de la Auditoría General de la Nación relacionada con la deuda tomada con Cambiemos. La segunda: cuando, a pesar de sus pedidos, cerró un acuerdo con Larreta para encabezar la boleta bonaerense. Hace tres meses suplicó a Jorge Triaca que lo reencuentre con el expresidente y almorzaron. Pero la relación quedó dañada.