viernes 01 de julio de 2022
POLITICA La convocatoria de la Casa Rosada

La "trampa" y el gesto a los "halcones": las razones de Horacio Rodríguez Larreta para evitar la cumbre de ayer por el FMI

Desde que partió la convocatoria intuía que no iba a ser el escenario para un acuerdo y que se focalizaría en críticas a Macri. Debate con la UCR y desconfianza con el presidente. El centro a los “halcones”.

06-01-2022 14:00

Desde septiembre de 2020 cuando el Gobierno nacional decidió, de manera unilateral, recortarle de 3,5% a 2,32% los fondos de coparticipación por decreto, el presidente Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta no volvieron a retomar un vínculo de confianza.

En particular, en la mente del jefe de Gobierno está viva esa imagen en la residencia de Olivos donde estaban los intendentes del PRO sin saber qué vendría un recorte para la Ciudad, con la excusa de la rebelión policial en la Provincia.

A partir de allí Larreta se limitó a contactos escuetos, en particular a partir de terceros, y pocas fotos con el presidente. Solo por el tema de la pandemia. Diego Santilli, entonces vicejefe porteño, y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, fueron quienes sostuvieron el vínculo. También el jefe de asesores de Fernández, Juan Manuel Olmos.

Pero la relación quedó dañada y todo el 2021 el jefe comunal desconfió de cada medida y cada convocatoria de la Casa Rosada.

En ese marco, a diferencia de otras oportunidades, esta vez Larreta fue el más duro de los gobernadores de Juntos por el Cambio y, de hecho, marcó las diferencias: fue el único que no envió ningún representante al encuentro de ayer por la negociación del FMI.

El jefe comunal, con sus asesores, intuía que podía ser una trampa. "Va a ser un acto político", se escuchó en su mesa chica. Se lo planteó a los tres gobernadores radicales en un encuentro virtual. Pero el radical Gerardo Morales, de Jujuy, fue quien llevó la voz cantante: quería darle un gesto al Frente de Todos. Y luego salió a decir públicamente que Cambiemos debía hacerse cargo del endeudamiento.

En ese marco, mientras termina de recuperarse de una fuerte afonía, el jefe comunal hizo pesar su decisión. Y miró, desde afuera, las feroces críticas de los “halcones” a Morales. Se dio de manera natural: el diputado “halcón” Waldo Wolff, por Twitter, su red favorita para comunicarse, le espetó al gobernador de Jujuy: “La deuda la contrajimos  estimado @GerardoMorales para pagar la que dejaron. 3/4 U$ se usaron para refinanciar a tasa menor del 14% que se le pagaba a Chávez. Es hija del déficit que siempre es récord en populismo. Dialogar no es ser funcional al relato”.

De una manera elíptica, así, el jefe de Gobierno consiguió mandar una señal al interior del PRO, en especial a los “halcones” cuya cara visible es Patricia Bullrich, con quien sumó dos fotos a finales de diciembre en quince días. Es más: el más crítico del oficialismo es Mauricio Macri, quien descree de cualquier acuerdo o foto con el Frente de Todos.

La idea que la concurrencia al Museo del Bicentenario ayer podía ser una “trampa” le dio la razón, evaluaban en el entorno de Larreta hoy. Las duras críticas de Axel Kicillof a la economía macrista y un hilo de Twitter del ministro del Interior, Wado de Pedro, confirmaron esas sospechas, creen en Parque Patricios.

Con todo, la desconfianza de Larreta sigue. Ya se había diferenciado, a fines de diciembre, de los gobernadores radicales que fueron al Patio de las Palmeras para sacarse una foto avalando el nuevo Consenso Fiscal – que implicó la posibilidad de subir impuestos -. Y ahora esta nueva discrepancia. El escenario económico superavitario del Gobierno porteño le da esa chance también, según sostienen en el radicalismo.

De esta forma, el jefe comunal sigue pensando que el escenario para discutir un acuerdo con el Fondo es el Congreso. Incluso, se espera una reunión con el ministro de Economía, Martín Guzmán, con los líderes parlamentarios de JxC para la segunda quincena de enero.

es / ds