lunes 05 de diciembre de 2022
POLITICA dos días en una casona de luján

Larreta animó un retiro espiritual: “La gente valora la gestión”

El jefe de Gobierno fue el anfitrión de un encuentro con sus ministros. El debut de Jorge Macri, la aparición de Santilli y la bajada política. Asado y juegos de rol.

18-12-2021 03:10

“Tenemos que mantenernos en el centro, ese es nuestro lugar, hay que salir de la grieta”. Horacio Rodríguez Larreta trazaba su visión sobre dónde quiere ir con su futura candidatura presidencial. 

Pero no lo hacía ante un auditorio de empresarios sino en una casona en Luján donde aprovechó para reunir a sus ministros en un retiro espiritual de fin de año.

El jefe de Gobierno animó el encuentro, que comenzó pasado el mediodía del miércoles y terminó el jueves, que sirvió para hacer un gran repaso de la gestión y luego para proyectar la imagen de la Ciudad en el contexto de lo que será la campaña presidencial “Horacio 2023”.

La austera casona espiritual en Luján, con habitaciones individuales sin aire acondicionado, fue testigo de las múltiples reuniones de ministros y secretarios del gobierno porteño. 

Todo comenzó el miércoles con una charla en la que cada uno planteaba cómo había llegado al encuentro, de forma profesional pero también personal.

Luego vino una larga charla política. Para ello estaba el flamante diputado nacional Diego Santilli, quien solo se quedó ese día y luego se fue para la sesión del Congreso para tratar el Presupuesto 2022.

Allí también intervino el debutante: el ministro de Gobierno porteño, Jorge Macri, quien estuvo muy activo en todo y dio su visión. 

En ese marco, el Colorado repitió la idea de “ampliar” Juntos por el Cambio y la construcción de una mayoría que represente no solo el 41%. 

El jefe de Gobierno dejó en ese marco otra de sus frases de cabecera. Tras acordar con la idea de “ampliar”, apuntó: “Lo que nos trajo hasta acá no nos lleva hacia allá”. Ese “allá” se refería a la Casa Rosada. 

También hubo tiempo para que Larreta le bajara línea a su gabinete. “Tienen que estar incómodos. Tienen que sumar gente que sea mejor que ustedes”, les expresó a sus ministros, que escuchaban atentamente. 

Además, por supuesto, hubo un buen lugar para los planes de gestión, una obsesión histórica del larretismo. 

El encargado del tema fue Facundo Carrillo, quien trabaja con el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, en el área de Planificación.

La gestión será durante 2022 uno de los principales motores de la campaña presidencial de Larreta. La decisión, tras las elecciones, anticipada por PERFIL el domingo pasado, es que el jefe comunal volverá a “municipalizarse” y solo en contadas ocasiones se subirá a los grandes debates nacionales. 

El propio jefe comunal lo puso de manifiesto ante su gabinete: “La capacidad de gestión es lo que más valora la gente”. 

Por la noche hubo asado para amenizar el retiro. Allí algunas diferencias evidentes dentro del elenco ministerial prácticamente no se notaron. 

El jueves en la primera mañana había libertad: actividad física, yoga o lo que cada uno quisiera estaba permitido.

Luego llegó el turno de trabajar con la idea de los “propósitos” de cada uno, vinculadas al “yo” y a los objetivos  del conjunto. A la entusiasta funcionaria Paula Uhalde, quien eligió la casona en Luján, suelen entusiasmarla estos juegos psicológicos.

También hubo un tramo del retiro donde se habló de los pedidos para que no se “filtren” tanto las charlas entre ministros como las acciones políticas. 

El encuentro terminó en la tarde del jueves. Muchos tenían compromisos de gestión y otros decidieron volver con sus familias. 

En este contexto, el lugar elegido fue un comentario generalizado. Era la La Casa de María (ver recuadro), en Luján, la casona espiritual reservada para los ministros. “Es un lugar de encuentro. Con nosotros mismos, con los demás, con la naturaleza y con el Creador”, plantea en la web oficial Inés Ordóñez de Lanús, una de las fundadoras de la comunidad SEA, dedicada a la espiritualidad y quien maneja el lugar. 

Maestra, catequista y profesora de Ciencias Sagradas, además de coaching, abrió este lugar para “la formación en la fe”. 

Por su lado, satisfecho con el encuentro, Larreta volvió ayer a sus actividades y encabezó una reunión de vecinos en Almagro. Hoy tendrá otra en Balvanera. Tras la baja de casos de coronavirus, el jefe de Gobierno retomó hasta tres encuentros con vecinos. En especial, los sábados a la mañana. Un clásico larretista desde que era jefe de Gabinete de Mauricio Macri.  

En el primer semestre de 2022 sus recorridas con vecinos y los temas de la Ciudad serán una marca que regresará tras un 2021 donde se lo vio recorriendo el interior y de campaña con todos los candidatos nacionales de Juntos por el Cambio.

 

La casona de la “armonía”

La Casa de María fue el lugar elegido para el retiro. Se trata de diez hectáreas de parque, dos capillas, tres pabellones (treinta cuartos individuales y veinte cuartos dobles), dos salones de conferencias que fueron acondicionados para el gabinete porteño.

En su presentación oficial se puede leer: “Todo en Casa de María invita al silencio y a la contemplación. Su belleza es provocativa... el colorido de sus árboles y de sus plantas y la armonía de sus instalaciones que fueron construidas con materiales nobles, respetando la proporción divina y la luz”.

Además, quienes organizan las estadías allí agregan: “La belleza y la simplicidad del lugar se conjugan para manifestar valores eternos que se dejan contemplar y se entregan generosamente. Quienes los buscan los encuentran en su propio interior y pueden reconocerlos también en los otros”.

En esta Nota