POLITICA
pretenden sesionar el martes en diputados

Ley ómnibus: el oficialismo cree que se sancionará con cambios

En un clima de mayor certidumbre tras haber eliminado el paquete fiscal del megaproyecto, en La Libertad Avanza piensan que esta semana podría darse media sanción. Aunque admiten que la iniciativa original, que tuvo dictamen con 55 firmas, pero con disidencias, podría sufrir más nodificaciones, además del tema económico. El malestar de Javier Milei.

20230128_martin_menem_congreso_cedoc_g
Debate. El recinto podría transformarse esta semana en el centro de un largo debate político. | cedoc

La ley ómnibus que impulsa el oficialismo y que se quedó sin su capítulo fiscal a partir del viernes por la noche, anuncio del ministro Luis “Toto” Caputo mediante, tiene al menos una hoja de ruta allanada: el próximo martes, en la sesión de la Cámara de Diputados, se realizarán las modificaciones pertinentes.

En este marco, en la Casa Rosada, ayer se festejó el movimiento anunciado por Caputo. Y ayer mismo por la tarde el jefe del bloque del PRO, Cristian Ritondo, dijo que su bancada estaba lista para sesionar el martes.

No obstante, en el oficialismo existe desconcierto porque se manejan dos alternativas para el recorrido de la iniciativa. Una, como reconoce una fuente gubernamental ante PERFIL, es que la normativa sufra cambios directamente en el recinto, en la sesión de la Cámara de Diputados del próximo martes, la que todavía no fue convocada oficialmente.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

“Las modificaciones se van a hacer en el recinto porque el dictamen ya está firmado y la orden del día está lista. Así que en la sesión se van a aceptar los cambios que comunicó el titular de Hacienda”, precisaron.

Pero en el bloque de legisladores en la Libertad Avanza todavía no tienen claro el panorama.

De hecho, como le consta a este medio, hay integrantes del bloque violeta que esperan una comunicación desde Balcarce 50 sobre qué sucederá a partir de ahora: “Nos falta saber si se retira el capítulo en cuestión solo o si hay que presentar un nuevo expediente con los cambios. El lunes vamos a tener más precisiones”, indicó una de las espadas parlamentarias del espacio.

Claro está, si se presenta un nuevo expediente, deberán tratarlo en reuniones de comisiones parlamentarias, lo que demorará todavía más el tratamiento de un proyecto que para el Gobierno es clave y que tuvo enormes dificultades desde el minuto uno.

Para los dirigentes de la oposición más dialoguista, y que estuvieron en las charlas de negociación, lo que sucederá finalmente es que los cambios se produzcan en el recinto directamente, este martes. En Unión por la Patria coinciden con ese escenario y aseguran que cualquier conversión se observará en la jornada parlamentaria.

En torno al proyecto, más allá de los pocos consensos que tuvo con los bloques dialoguistas y los gobernadores, el dictamen entró en tela de juicio porque integrantes de la oposición indicaron que hubo dos: uno oficial, y otro “blue”, que se terminó de redactar fuera de Diputados.

El primero que alertó la situación fue Óscar Agost Carreño, de Hacemos Coalición Federal, el espacio de Pichetto, quien además dijo que fue citado a una reunión a revisar el texto en un departamento donde estuvo Federico Sturzenegger, uno de los asesores del Gobierno y padre de las reformas del Estado que pretende encarar el Milei.

Ante la consulta de este medio, el economista decidió no responder las inquietudes de PERFIL. La izquierda, por caso, le reclamó a las autoridades de la Cámara que se declare la nulidad de todo el proceso legislativo en torno a la ley.

Para Santiago Santurio, diputado nacional de LLA, las denuncias están alejadas de la realidad. “Se trabajaron modificaciones que quedaron en el dictamen en el plenario. Está emitida la orden del día. Así que no tiene sentido el planteo que hace la izquierda, por ejemplo”, expresó.

En el medio de las idas y vueltas por el dictamen, Óscar Zago, el presidente del bloque libertario, se negó a último momento a firmar el dictamen y finalmente estampó su rúbrica a regañadientes. Una señal de los problemas que existieron en torno al proyecto.

Puertas adentro, en el Gobierno sienten que la jugada fue positiva porque así como quedó la ley “Bases”, la Argentina estaba rumbo a un colapso fiscal. Así lo piensa el jefe de Estado. Y hay fuertes críticas a aquellos empresarios, que Milei ya tiene identificados, y que están vinculados a las economías regionales.