jueves 08 de diciembre de 2022
POLITICA OPININ

Lo bueno del adelanto electoral: Néstor encontró trabajo formal y Lilita y Michetti tendrán que competir por ideas

La jugada del K consiguió sacudir de la modorra a la oposición porteña, a su vez reafirmó al ex Presidente en la carrera electoral.

19-03-2009 15:36

Una de las cosas buenas de la propuesta oficial para adelantar las elecciones legislativas es que Néstor Kirchner encontró un trabajo formal, a la luz del día: ya salió a hacer campaña y todo indica que encabezará la lista de candidatos en la provincia de Buenos Aires. Otra consecuencia positiva es el posible duelo entre Gabriela Michetti y Elisa Carrió si se parte del principio de que la competencia es buena porque ayuda a seleccionar a los mejores.

Hasta ahora, desde que se alejó de la Presidencia, Néstor se dedicaba a operar en las sombras sobre las principales cuestiones del gobierno de su esposa, Cristina, primero desde Puerto Madero y luego desde Olivos, en un rol inédito que Nelson Castro calificó como "ex presidente en ejercicio".

Es que, realmente, Néstor pareció seguir al frene del gobierno, mientras reservaba a su esposa el rol de comunicadora de sus jugadas políticas para desmedro de la figura presidencial, quien, para colmo, nunca consiguió llegar bien a la gente, con un mensaje cálido, positivo, consensual, como demuestra el acelerado deterioro de su imagen pública.

Ahora, eso cambio, Néstor podrá dedicarse a una de las cosas que más le gusta, es decir ser candidato y dividir el tablero en amigos y enemigos. "Está totalmente inmune a la realidad", dice uno de los laderos que lo acompañó el martes a La Plata, al describir el entusiasmo del ex presidente con su nuevo papel.

Por el otro lado, la jugada del kirchnerismo sacudió la modorra en la oposición porteña. Carrió volvió a dejar en claro que no quiere enfrentar a su amiga Gabriela Michetti, lo cual es llamativo porque nadie le pide que se pelee con ella sino que sólo encarnen un debate de ideas y propuestas para que los votantes de la Capital puedan elegir a quién consideren la mejor.

Es probable que, al final, tendrán que competir ya que si Lilita quiere volver a ser candidata presidencial en 2011, debería, ahora, revalidar sus títulos. Y Michetti ha vuelto a sentir la presión de su jefe político, Mauricio Macri, para que sacrifique sus deseos originales y encabece la boleta de diputados nacionales en beneficio del espacio político al que ambos, y otros muchos, pertenecen.

*Editor jefe del diario PERFIL.

En esta Nota