lunes 21 de junio de 2021
POLITICA reacción de comerciantes
22-05-2021 03:12

Los gastronómicos piden asistencia y dicen que el sector afronta una tragedia

Es la actividad más golpeada por la pandemia. En 2020 perdió 150 mil puestos de trabajo y cerraron 10 mil locales. “No sabemos cómo pagaremos los sueldos”, dicen los empresarios.

22-05-2021 03:12

“Es una tragedia para el sector”. La cuarentena por nueve días decidida esta semana por el presidente Alberto Fernández, en coordinación con gobernadores y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, fue el último de una serie de mazazos para la gastronomía. Marcelo Böer, empresario gastronómico, aserveró en diálogo con PERFIL que muchos bares y restaurantes cerrarán y que no saben cómo pagarán los sueldos, al tiempo que reclamó una medida fuerte de compensación del Gobierno para evitar más quiebras y pérdidas de fuentes de trabajo.

A la cuarentena del año pasado, que se extendió por 155 días, se sumó en abril la prohibición de trabajar por las noches y, ahora, una nueva restricción a la circulación que durará, en principio, hasta el próximo 30 de mayo.

Ante la incertidumbre de lo que vendrá y la magnitud de la crisis actual, los empresarios y el gremio que nuclea a los trabajadores gastronómicos piden más asistencia del Estado. El presidente de la Cámara de Bares y Cafés de la Ciudad de Buenos Aires, Francisco Miranda, sostuvo ayer que están “decepcionados”. “Para nosotros es la muerte directamente”, sostuvo en declaraciones radiales.

La actividad del rubro cayó en 2020 49,2%, y en marzo mostró una baja de 22,3% interanual. Solo el año pasado se perdieron 150 mil puestos de trabajo, y cerraron 10 mil establecimientos en la Argentina.

La emergencia es también denunciada por el secretario general de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la Argentina, Dante Camaño, que calificó como “un disparate colosal” la nueva restricción a la circulación. “Estas medidas no van a ayudar, van a perjudicar la situación”, estimó el dirigente sindical.

Pérdidas. Böer, socio de los restaurantes La Mar, Mudra, Tanta y Hell’s Pizza, donde emplea a 250 personas, explica que la facturación caerá en el sector entre un 70 y un 80%. Y asegura que las ayudas anunciadas no llegan a todos: “Solo el 30% de la gastronomía cobró hasta el momento el Repro. No son medidas reales porque no todo el mundo tiene acceso. La realidad es que de verdad hace falta una medida compensatoria contundente para que el sector pueda atravesar esta crisis”.

Medidas. De acuerdo con lo dispuesto por el Gobierno porteño, desde hoy y hasta el 30 de mayo los comercios esenciales seguirán abiertos con los protocolos vigentes, mientras que los no esenciales. entre ellos los restaurantes y bares, podrán trabajar solo con delivery.

Agustín, dueño de bares y pubs en Palermo, asegura que hasta el momento trabajaron “a pérdida”. A su vez, reprochó que “no se están dando cuenta de que la gastronomía es sostén de tejido social, el Indec da que el 47% de la población de entre 16 y 30 años es pobre, y este rubro emplea a casi el 30% de jóvenes de esa edad”.

Cada vez peor. En abril, cuando el Gobierno redactaba el Decreto para prohibir la circulación en las noches, Böer encabezó un cacerolazo de empresarios del sector.

Hoy, en cambio, está abocado, junto a sus colegas, a readaptarse a la nueva situación. “Estamos viendo cómo no cerramos. Hay que acomodar al personal, ajustar el delivery. No sabemos cómo pagaremos los sueldos el 5 del próximo mes. Y menos aún el aguinaldo”, concluye, desnudando la crisis del sector más golpeado por la pandemia.

En esta Nota