26th de February de 2021
POLITICA reunión reservada con garavano
07-02-2021 03:51

Macri afina su defensa judicial y acusa a los K por las denuncias

07-02-2021 03:51

Mauricio Macri se mantiene activo. En especial, tras las nuevas denuncias del Frente de Todos, en este caso contra su ex secretario General de la Presidencia, y mano derecha en la flamante fundación macrista. Se trata de Fernando de Andreis, quien fue denunciado por el diputado nacional Rodolfo Tailhade por enriquecimiento ilícito.

Ante esto, el ex presidente se reunió con quien fuera su ministro de Justicia, Germán Garavano. El ex funcionario, quien mudó sus oficinas al norte de la Ciudad, es uno de los interlocutores más cercanos en materia judicial que tiene Macri. El encuentro se dio el jueves, de manera reservada, en las oficinas de la avenida Libertador, que ahora ofician como epicentro de la fundación.

Allí estuvieron dialogando sobre las últimas denuncias del oficialismo: la de Andreis junto a una colaboradora, Fátima Micheo (quien coordinaba la agenda del presidente en Casa Rosada) y también contra el diputado nacional Fernando Iglesias, de Juntos por el Cambio.

“En estos meses va a haber una arremetida feroz”, le dijo Garavano a Macri en la reunión, según pudo reconstruir PERFIL. En particular, el ex ministro estuvo muy cerca de la causa Correo Argentino –por la cual el ex presidente teme que sea involucrada su familia– y la investigación por espionaje ilegal que tuvo a maltraer a Darío Nieto, secretario privado del ex jefe de Estado.

Garavano suele darle un pantallazo general y también realiza un repaso de las últimas sentencias y medidas judiciales. No son pocos los que se cruzaron con el ex presidente en estos meses y se sorprendieron de la información que tenía, por ejemplo, de los nombramientos que tiene en carpeta el Consejo de la Magistratura o las causas que debe resolver la Corte Suprema.

De todas maneras, ante su entorno más íntimo, Macri no tiene dudas: asegura que hay “un ataque político-judicial por una orden de la vicepresidenta, Cristina Kirchner”. Incluso, dice, tiene que ver con el año político y con el hecho, según manifiesta, de que él no esté con procesamientos o juicios orales en curso.

“En estos meses
va a haber una
arremetida feroz”,
le dijo Garavano al
ex presidente

También, el ex jefe de Estado hace una diferenciación: sostiene que la orden de ir por los ex funcionarios más cercanos a él, como Nieto o ahora De Andreis, responde directamente a CFK y no lo observa al presidente Alberto Fernández involucrado en esa movida.

El abogado que está al frente de la defensa de Macri es Pablo Lanusse, el ex fiscal de la causa de la mafia del oro y querellante en la causa por el encubrimiento del atentado a la AMIA. Además de Garavano, el ex presidente está en contacto con su amigo, el auditor porteño y ex secretario Legal y Técnico, Pablo Clusellas, y Alejandro Pérez Chada, el penalista que también lo defiende. En los últimos meses Pérez Chada estuvo abocado a la defensa de Gustavo Arribas, el ex titular de la AFI.

De todas formas, para Macri es vital, en materia política, sostener la unidad de Juntos por el Cambio. Se lo dice a cada uno de los dirigentes con los que habla, desde el radical Alfredo Cornejo, a quien destaca especialmente, pasando por Horacio Rodríguez Larreta o los intendentes con los que dialoga. Ese objetivo, piensa, también será el blindaje político ante lo que considera son ataques sistemáticos que se profundizarán con el avance de la campaña electoral de parte del Frente de Todos.

El viernes se fue a Qatar para presenciar el Mundial de Clubes y mantener reuniones como titular de la Fundación FIFA, la otra actividad a la que le dedica buena parte de su tiempo. Allí estará, al menos, una semana.

En esta Nota