viernes 09 de diciembre de 2022
POLITICA caminata política

Macri volvió a recorrer la Provincia con Ritondo y expresó que “todos tienen que competir” en JxC

El expresidente retomó sus actividades políticas en San Nicolás y en Campana, dos distritos gobernador por Juntos por el Cambio. Allí pidió “cuidar” a los intendentes y ensayó la posibilidad de que vayan en una boleta con distintos candidatos a presidente. Además se mostró con el jefe del bloque del PRO, uno de los precandidatos a gobernador del frente. El regalo de un vecino y el restaurante italiano donde almorzó con dirigentes opositores y el intendente.

15-10-2022 06:00

“Todos tienen que competir”. Mauricio Macri volvió ayer a recorrer dos municipios de la Provincia de Buenos Aires junto al precandidato a gobernador, y titular de bloque del PRO, Cristian Ritondo.

“Que compitan todos para fortalecer al que sea elegido”, dejó, entre otras frases, el ex jefe de estado en una doble recorrida, primero por San Nicolás y luego por Campana, ambos distritos controlados por intendentes de Juntos por el Cambio.

El expresidente sigue sin definir si volverá a ser candidato a la Casa Rosada pero sigue más activo que nunca con caminatas y fotos políticas. En este caso, aprovechó el viernes para viajar a San Nicolás, distrito gobernado por el peronista de Juntos por el Cambio, Manuel Passaglia. Allí se sumó el diputado provincial, Alex Campbell, quien viene caminando el territorio bonaerense con Ritondo.

Relajado, Macri estuvo en el casco histórico de la ciudad, visitó la zona comercial y recorrió algunas obras que tiene en marcha el municipio. Luego se quedó charlando en la sede municipal. Allí Passaglia, junto a su hermano Santiago (diputado provincial) le contó, con detalles, cómo había sido la lucha contra los Moyano, quienes amenazaron con generar un caos en la ciudad y el gremio de Camioneros terminó con sindicalistas presos y procesados por extorsión.

En la recorrida le regalaron una camiseta de Boca Juniors, que se llevó en su hombro, y un vecino le pidió que participe de una videollamada con un pariente suyo. Otros le pidieron “que vuelva” a ser presidente. El expresidente estaba de buen humor.

En términos políticos, dejó en claro que él promueve la competencia interna de JxC aunque advirtió que, es clave, que las condiciones sean limpias ya que, quien resulte ganador de una primaria, tendrá que ser “fortalecido” para derrotar al kirchnerismo en las elecciones generales.

Por otro lado, también Macri pidió “cuidar los lugares donde hay intendentes propios” del frente opositor. Incluso deslizó que puedan ir con varias listas para asegurar su territorio. La famosa “Y” donde los intendentes pueden tener varios candidatos a presidente. Una panacea para muchos de JxC que, a priori, están más cerca de Horacio Rodríguez Larreta, en el caso de los del PRO, y de Facundo Manes, en el caso de los radicales del interior bonaerense.

“Yo estoy en la cancha. Voy a ayudarlos, no me olvido de ustedes”, dijo el al diario local El Norte. “El país está a la deriva porque no tenemos ni plan ni rumbo, lamentablemente”, agregó sobre el gobierno.

Luego, junto a Darío Nieto, legislador porteño y quien fuera su secretario privado en la Presidencia, viajó a Campana. Allí fue a almorzar a un clásico restaurante italiano de pastas, llamado “Italpast”, donde, además del intendente Sebastián Abella (del PRO) se sumó Marcelo Matzkin, concejal de JxC en Zárate, y futuro candidato a intendente con serias chances de ganarle al eterno kirchnerista Osvaldo Cáffaro.

Allí Macri soltó la idea de que Matzkin sea el candidato de unidad del frente opositor (ganó en 2021 en el distrito) y elogió a Abella por su gestión.

Esta semana el creador del PRO reiteró que su mujer, Juliana Awada, está en contra de que vaya por la Presidencia otra vez. Su hija Antonia también.

En esta Nota